Nacionales

27 agosto, 2019

Octubre entre Dolores y Comodoro Py

El fiscal federal Carlos Stornelli ganó poco más de dos semanas de tiempo en la batalla librada contra el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en la causa que lo investiga por presuntamente formar parte de una banda dedicada al espionaje ilegal y extorsión de empresarios junto a Marcelo D’Alessio.

Carla Martilotta

@CarlaMartilotta

COMPARTIR AHORA

Con las elecciones generales a la vuelta de la esquina, la causa que se inició a principios de este año y que puso en jaque los acuerdos de poder entre la política, jueces, fiscales y periodistas, sobrevivió a las primarias sin sobresaltos para ninguno de los implicados, pero septiembre llega con promesas de avance y octubre asoma.

El jueves pasado se venció el plazo de 60 días hábiles que el procurador interino de la Nación, Eduardo Casal, le había dado al consejo evaluador del Ministerio Público Fiscal (MPF) para que se expida sobre la situación del fiscal Carlos Stornelli, declarado en rebeldía en mayo de este año por no presentarse a declarar en el juzgado de Dolores.

En concreto, los jueces Irma Netto, Julio Piaggio, Alejandro Alagia, Guillermo Pérez de la Fuente y Oscar Ciruzzi deberán confirmar o desestimar el estado de rebeldía del fiscal impuesto por el magistrado Alejo Ramos Padilla y ratificado por la Cámara de Casación de Mar del Plata.  Sin embargo, desde el MPF decidieron no computar la feria judicial por lo que el dictamen saldrá recién durante la primera semana del mes entrante.

Las alternativas son tres: la que espera Stornelli, que es que se desestime el informe y las pruebas para así continuar por fuera del marco legal que lo obliga a presentarse ante Ramos Padilla; reconocer el desacato del fiscal e iniciar un juicio político; o la avenida del centro es una quita momentánea de los fueros que lo protegen de ir a Dolores en la parte de atrás de un patrullero. Quizás, la imagen menos deseada por Stornelli y el gobierno de Cambiemos.

Es que ver al fiscal de la causa de «los cuadernos» (en realidad fotocopias) de las coimas esposado y obligado a declarar por asociación ilícita, espionaje y extorsión hace tambalear la estructura judicial que tiene como blanco principal a la ex presidenta y candidata a vice, Cristina Fernández.

En torno a las dos causas gira la institucionalidad de la Argentina. Si Ramos Padilla avanza con la investigación y se prueba que los testigos de las causa de los cuadernos declararon bajo amenaza, las posibilidades de encarcelar a la actual senadora pasan a ser casi nulas, no solo por lo irregular de la investigación, sino por la poca credibilidad con la que contará la dupla Stornelli y el juez Claudio Bonadío, ya bastante cascoteada.

En tanto, el fiscal federal podría correr con la misma suerte que Marcelo D’Alessio (actualmente detenido), y en la misma situación se encuentra buena parte del arco político oficialista. Podría decirse que se da vuelta la tortilla.

Sin embargo, si se tienen en cuenta la cantidad de pruebas sustanciales con las que cuenta Ramos Padilla y las maniobras dilatorias y trabas que el propio gobierno puso a la investigación, si alguien termina tras las rejas no será por falta de mérito.

Pedro Etchebest, el empresario que realizó la primera denuncia contra Stornelli y que inició la investigación del magistrado de Dolores, puso sobre la mesa el video del encuentro con el fiscal. Declaró ser víctima de extorsión bajo un régimen ya conocido: declarar en contra del gobierno anterior  y pagar una suma considerable, o ir preso. 

En ese marco, cabe recordar que el jueves el fiscal obtuvo un revés judicial de la Cámara II de Casación Penal que rechazó un recurso extraordinario con el que buscaba llegar a la Corte Suprema de Justicia para revertir la declaración en rebeldía.

Si el fiscal pierde respaldo, si se prueba que los testigos arrepentidos fueron amenazados, si las pruebas siguen aflorando, si Macri pierde las elecciones, todo el panorama será más negro.

Correo Argentino, Panamá Papers, blanqueo de capitales, irregularidades de explotación del espacio aéreo, Odebrecht, contrataciones irregulares y otras acusaciones engrosan la lista de causas contra Macri y compañía. Para todas hay pruebas y testigos, lo que no hubo durante estos tres años y contando es voluntad judicial de investigación

De ahí que el presidente haya mandado al ministro de Justicia, Germán Garavano, a pelear la destitución del magistrado de Dolores y que la propia Elisa Carrió -también imputada- haya querido, sin éxito, cargarse al juez. El oficialismo quiere la causa en Comodoro Py donde tiene más amigos, y eso se le está complicando desde el principio.

Pero en los tribunales de Capital Federal se acordaron de las causas que pesan contra el presidente de la Nación y su gabinete, y los medios tradicionales empezaron a darle manija. Perder las PASO por casi 20 puntos ya tiene su correlato judicial.

Correo Argentino, Panamá Papers, blanqueo de capitales, irregularidades de explotación del espacio aéreo, Odebrecht, contrataciones irregulares y otras acusaciones engrosan la lista de causas contra Macri y compañía. Para todas hay pruebas y testigos, lo que no hubo durante estos tres años y contando es voluntad judicial de investigación.

Lo que tampoco hubo durante el gobierno de Cambiemos fue lugar en los medios hegemónicos para las causas que sobre él pesan, y mucho menos para la difusión de las pruebas con que cuenta Ramos Padilla. Hubo, en cambio, una sobreprotección para los acusados y palos para el juez de Dolores.

Primarias mediante, ahora los medios de comunicación más leídos, vistos y escuchados acusan a la justicia de “jugar según el clima electoral”, como si ellos hubiesen bailado el compás real. Como si el caso del periodista Daniel Santoro no hubiese demostrado que ellos también tiene mucho que perder.

Así las cosas, el dictamen de Casación será fundamental para el desarrollo de los expedientes que se tramitan en Comodoro Py y en Dolores. El enfrentamiento judicial está desatado y, con él, el futuro de muchos y muchas protagonistas de la escena política y mediática actual.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas