Mundo Gremial

20 agosto, 2019

Crece el conflicto gremial en Vaca Muerta y peligra la actividad

Mientras los trabajadores petroleros se mantienen en pie de guerra en rechazo al decreto oficial de congelamiento del precio de los combustibles por temor a los despidos, una interna de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) también podría paralizar el yacimiento.

La semana pasada, tras conocerse la medida de congelamiento de los cómbustibles que finalmente el gobierno decretó sin acuerdo con las empresas, desde el Sindicato de Petróleo y Gas Privado mostraron su preocupación por temor a que baje la actividad y haya despidos.

Desde las cámaras patronales ya anticiparon que esta semana comenzarán a paralizar equipos en Vaca Muerta y a despedir personal. Frente a esta situación, Guillermo Pereyra, dirigente del gremio petrolero de Río Negro, Neuquén y La Pampa y senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino (MPN) anticipó que no permitirán el avance de esta medida que pone en peligro 25 mil puestos de trabajo.

Desde el gobierno convocaron a las firmas a una reunión en la Secretaría de Energía para este martes,  “a fin de analizar los pasos a seguir para la normalización de precios”. Sin embargo, las empresas afectadas adelantaron que harán una presentación en la justicia para poner freno a la medida antes del encuentro con las autoridades.

Las compañías que más resisten el proyecto son Vista Oil & Gas, Shell, ExxonMobil, Chevron, Equinor y Tecpetrol (Techint) que aseguran que, si bien el decreto firmado por Mauricio Macri evitó la hablar de la Ley de Abastecimiento (aprobada durante el gobierno de Cristina Fernández), la aplicación de esta está latente.

A la par de este conflicto, se le suma la pelea interna de un grupo disidente de la UOCRA neuquina que amenaza con parar Vaca Muerta si no es removido el titular del gremio, Víctor Carcar, y parte de la conducción.

En ese sentido, Juan Ángel «Rancho» Godoy, dirigente de los disidentes, lanzó en las últimas horas una convocatoria para bloquear 16 yacimientos de la Cuenca Neuquina. Acusan a la conducción de no representar a los trabajadores, amenazar y atacar a los propios afiliados.

Los conflictos internos en el gremio vienen de hace tiempo entre los dirigentes y las bases opositoras. El pasado mes de junio hubo un pico de violencia en el yacimiento de Sierras Blancas que opera la empresa Shell en San Patricio del Chañar que terminó en una balacera con siete heridos.

Esta modalidad de parar la actividad petrolera para pelear por sus reclamos parece estar ganando terreno entre los gremios neuquinos. La última semana trabajadores de una empresa de servicios de seguridad que exigían el pago de las indemnizaciones de más de 700 operarios amenazaron a la empresa con paralizar todos los yacimientos donde se encuentran brindando servicios.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas