Géneros

31 julio, 2019

Alertan sobre el uso del Big data por parte del activismo anti aborto

La red anti abortista Heartbeat (latido) International, con sede en EE.UU. y con filiales en 60 países, está promoviendo que sus 32 socios presentes en Argentina “les permitan acceder a sus bases de datos y usar esa big data para fortalecer su cruzada antiderechos en el mundo”, detalló la periodista Mariana Carbajal este domingo en Página/12.

La red anti abortista Heartbeat (latido) International, con sede en EE.UU. y con filiales en 60 países, está promoviendo que sus 32 socios presentes en Argentina “les permitan acceder a sus bases de datos y usar esa big data para fortalecer su cruzada antiderechos en el mundo”, detalló la periodista Mariana Carbajal este domingo en Página/12.

Según un informe acerca del uso de los datos por el activismo anti aborto -difundido recientemente por Privacy International (PI), una ONG de origen británico- “se están desarrollando y promulgando en todo el mundo software intrusivo de recopilación de datos y sistemas de marketing digital por parte de organizaciones antiaborto basadas en EE.UU., poderosas y políticamente conectadas”.

Uno de los casos usados como ejemplo en el informe es el de Heartbeat International que es presentado como “un jugador importante en la escena global contra el aborto” cuyo objetivo es manipular datos digitales para evitar que las mujeres quieren abortar.

En este sentido, el modus operandi de esta red internacional es atraer a quienes buscan información para abortar a sus sitios webs para luego persuadirlas de que no interrumpan su embarazo.

Con ese objetivo es que apuntan a acceder a las bases de datos de sus filiales en el mundo para conocer más acerca de los perfiles de aquellas que realizan consultas y así poder construir estrategias efectivas para manipularlas en sus decisiones.

“A medida que las organizaciones en contra del aborto se vuelven conscientes de la utilidad de los datos personales para personalizar y orientar los mensajes en línea, se están desarrollando específicamente herramientas y tecnologías de uso intensivo de datos para los centros de crisis de embarazos, que a veces se disfrazan de instalaciones médicas autorizadas y que han sido criticados por proporcionar a aquellos que buscan ayuda médica, información falsa y engañosa”, sostiene el informe de PI.

En nuestro país, Heartbeat tiene 32 centros asociados en distintas provincias, la mayoría son Centros de Ayuda a la Mujer (CAM) situados en la ciudad de Buenos Aires, diferentes localidades del conurbano (Lomas de Zamora, San Isidro, Quilmes, San Martín, Avellaneda, Garín, San Miguel y Pilar), y ciudades bonaerenses (como Mar del Plata, Tandil, Luján, Junín), y también en Mendoza, Jujuy, Paraná, Córdoba y Concordia.

A los CAM se le suman tres centros de la asociación católica pro vida Grávida ubicados en Florida, San Pedro y Martínez, provincia de Buenos Aires, y cuyos directivos Viviana Endelman Zapata, directora Ejecutiva, y Federico Esteban Mutti, vicedirector, expusieron en la octava audiencia pública de la Cámara de Diputados en contra del proyecto por la despenalización y legalización del aborto.

“La falta casi total de transparencia sobre cómo usan y comparten los datos las redes anti aborto como Heartbeat International es preocupante”, concluye el informe.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas