El Mundo

30 julio, 2019

No te olvides de Shengal: declaran el Día Mundial contra el Femicidio

La Federación de Asambleas de Mujeres Yazidí en Alemania declaró el 3 de agosto como el «Día de Acción Mundial contra el Femicidio», en conmemoración de las mujeres víctimas del genocidio de Shengal (kurdistán iraquí), perpetrado por Estado Islámico en 2014.

La Federación de Asambleas de Mujeres Yazidi en Alemania declaró el 3 de agosto como el «Día de Acción Mundial contra el Femicidio», en conmemoración de las mujeres víctimas del genocidio de Shengal, perpetrado por Estado Islámico (EI). Desde la Federación llamaron a realizar acciones en todo el mundo que comenzarán con un minuto de silencio, a las 11 am (hora alemana), en memoria de todas las mujeres secuestradas y asesinadas.

El 3 de agosto de 2014 se produjo el mayor ataque de la organización islamista en Medio Oriente. Fue en Shengal, en el kurdistán iraquí, y se lo conoce como la “masacre Yazidi” donde miles fueron asesinados, torturados y esclavizados, junto a sus mujeres, hijos e hijas.

A cinco años de los hechos, miles de mujeres todavía sufren en el cuerpo y en la psiquis la violencia ejercida por las milicias de EI. Es que una vez llevada a cabo la masacre, estas fueron esclavizadas y sometidas a reiteradas violaciones grupales, vendidas como esclavas a los soldados y alejadas de sus familias.

Muchas mujeres que lograron sobrevivir terminaron por suicidarse, y las que no tienen alguna amiga o familiar que pasó por esa suerte. Según un informe de Amnistía Internacional, “el estigma asociado a las vivencias de las supervivientes durante su cautividad y el miedo a las actitudes sociales negativas y al impacto en sus perspectivas de matrimonio agravan aún más los obstáculos que encuentran las supervivientes que dependen totalmente de sus familiares para conseguir ayuda”.

En ese sentido, las que pudieron sobreponerse de alguna manera, hoy son violentadas por la sociedad que las rodea. Desde la caída del califato en 2017 a muchas se les permitió volver a sus comunidades de origen, pero no así a los hijos que tuvieron en cautiverio producto de las violaciones, ya que son considerados musulmanes.

Premio Nobel de la Paz

Nadia Murad tiene 25 años y en 2018 recibió el premio Nóbel de la Paz por sus «esfuerzos para acabar con el uso de la violencia sexual como un arma de guerra». Es activista de los derechos humanos yazidí y una víctima sobreviviente de la explotación sexual de la comunidad en manos del EI.

A partir de su experiencia se convirtió en una vocera de las mujeres y sus niños y niñas que pasaron por esa situación. En 2015 relató las torturas ante un comité de las Naciones Unidas. Allí contó que en 2014 fue esclavizada, vendida y casada por la fuerza con un líder yihadista que la obligó a cambiar de religión. Contó que fue golpeada, torturada y violada en grupo en reiteradas oportunidades hasta que pudo escapar. “El Estado Islámico convirtió a las mujeres yazidíes en carne para la trata», dijo.

Tras ser galardonada con el premio Nobel de la Paz, Nadia fue recibida por el presidente de EE.UU, Donald Trump, quien la destrató frente a todo el mundo a pesar del pedido de ayuda que le hizo la joven.

Después de que ella le contara su vida, la pérdida de su familia y las lucha que la llevó a estar parada frente a las cámaras, el magnate inmobiliario la cuestionó por el premio y le dijo que era “increíble” que ella lo ganara. «¿Por qué razon te lo dieron, lo podés explicar?», indagó Trump, a lo que la Murad respondió: «Porque después de todo lo que me pasó no me rendí”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas