Economía

29 julio, 2019

Trabajo registrado privado: la mitad de los salarios no cubre la canasta básica

De acuerdo a información oficial del Ministerio de Producción y Trabajo, alrededor de tres millones de personas que trabajan en el sector privado ganan menos de 27.717 pesos. Incluyendo asignación familiar por hijos e hijas, quedan por debajo de la canasta de pobreza de una familia tipo (cuatro personas) que en mayo alcanzó los 30.337,84.

De acuerdo a información oficial del Ministerio de Producción y Trabajo, alrededor de tres millones de personas que trabajan en el sector privado ganan menos de 27.717 pesos. Incluyendo asignación familiar por hijos e hijas, quedan por debajo de la canasta de pobreza de una familia tipo (cuatro personas) que en mayo alcanzó los 30.337,84.

Esto abarca a la mitad de los 6.082.400 trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del sector privado. Es decir que el 50% de quienes mejores trabajos tienen en el país necesitan si o si otro ingreso para poder sostener una familia.

Cabe destacar que, además, el empleo registrado en general viene en descenso y el privado en particular se redujo un 2,7% interanual. En concreto implica 168.700 empleos menos, de los cuales 36 mil se perdieron en mayo último.

La industria es el rubro más golpeado con una caída del 5,7%, seguido del comercio con un 4,3%. Entre ambos sectores, que emplean al 36,7% del total de trabajadores y trabajadoras, se destruyeron 117.100 puestos de trabajo.

Asimismo el Gran Buenos Aires es la zona del país donde el retroceso fue mayor: 3,2% interanual.

Finalmente, según el documento elaborado por el Gobierno «en términos reales, teniendo en cuenta el efecto variación del nivel de precios, en mayo la remuneración real mediana cayó el 10,4%», en relación al mismo mes del año anterior.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas