Derechos Humanos

26 julio, 2019

Marcha contra la violencia y la represión en La Matanza

Diversas organizaciones realizaron una movilización contra el gatillo fácil y el aumento del narcotráfico en el distrito. Familiares y amigos de Ernesto Guchea acercaron el pedido de justicia por el asesinato del joven albañil.

Diversas organizaciones realizaron una movilización contra el gatillo fácil y el aumento del narcotráfico en el distrito. Familiares y amigos de Ernesto Guchea acercaron el pedido de justicia por el asesinato del joven albañil.

La “Marcha contra la violencia y la represión institucional en nuestros barrios” se llevó a cabo este jueves en San Justo, ciudad cabecera del partido de La Matanza.

“Nos encontramos hoy marchando por todxs las pibas y pibes que la yuta para, hostiga, amenaza y mata día a día como pasó en Monte y acá en nuestros barrios matanceros, como son el caso de Matías Alderete y Ariel y tantos otros que nos llenan el corazón de angustia y los ojos de lágrimas”, comenzaba el documento al cual adhirieron más de 30 organizaciones y que fue leído al finalizar la movilización en la plaza central de la localidad.

La Matanza 2Durante los últimos meses La Matanza fue escenario de diversos casos de gatillo fácil. Como el de Matías Alderete, joven de 15 años muerto por la espalda en un hecho que implica a un efectivo de la Policía Federal, pasando por el de Ariel, un joven de 23 años que se encuentra en grave estado tras ser baleado por Gabriel Gerber, efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), tras una discusión por un accidente de tránsito.

En este marco las organizaciones denuncian el aumento de la violencia policial en los territorios y el entramado entre las bandas narcos y las fuerzas de seguridad, elementos que vienen siendo recurrentes en los barrios y que implican un serio peligro para los más jóvenes.

Familiares y amigos de Ernesto Guchea, aprovecharon la oportunidad de acercar a la movilización su pedido de justicia. El joven del barrio Los Ceibos (González Catán) se encontraba desaparecido hace 10 días y fue hallado muerto el miércoles a pocas cuadras del lugar donde vivía.

El cuerpo tenía claros signos de asesinato mafioso, ya que se encontraba desnudo y maniatado. Sus familiares denuncian que las autoridades prácticamente no les dierno respuesta. No hicieron rastrillajes intensivos ni búsquedas significativas.

Si bien desde la fiscalía se sostiene como hipótesis central un ajuste de cuentas, sus allegados rechazan esta idea ya que Ernesto no contaba con antecedentes y era considerado un “joven tranquilo”. Por el contrario apuntan contra las bandas narco que operan en las zona y la complicidad de la policía.

Juan Manuel Erazo – @JuanchiVasco

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas