Mundo Gremial

4 julio, 2019

El Hotel Bauen nuevamente bajo amenaza de desalojo

Este jueves vence el plazo que la jueza María Paula Hualde otorgó a la cooperativa que administra y ha mantenido el inmueble desde 2003, para que llegue a un acuerdo con la empresa que reclama la propiedad.

Este jueves vence el plazo que la jueza María Paula Hualde otorgó a la cooperativa que administra y ha mantenido el inmueble desde 2003, para que llegue a un acuerdo con la empresa que reclama la propiedad.

La sociedad anónima Mercoteles figura formalmente desde 2001 como propietaria del edificio ubicado sobre la avenida Callao, casi esquina Corrientes, en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, tras la quiebra del hotel en el marco de la crisis económica, los accionistas desaparecieron y fueron los trabajadores quienes garantizaron el funcionamiento del lugar mediante la conformación de una cooperativa de trabajo.

A su vez, a lo largo de todos estos años abrieron las puertas del Bauen a distintas iniciativas políticas, sociales, culturales y comunicacionales.

En 2016 el Congreso Nacional aprobó una ley de expropiación a favor de la cooperativa, sin embargo en diciembre de ese mismo año Mauricio Macri la vetó. El presidente argumentó que la normativa favorecía “exclusivamente a un grupo particularizado, sin traducirse en un beneficio para la comunidad en general».

Este argumento resulta cuestionable ya que los dueños privados originales nunca pagaron ni una cuota del crédito que el Estado le dio para construir, en 1978. Con lo cual, al entregarlo nuevamente a manos privadas se estaría avalando ese incumplimiento.

El veto derivó en que, nuevamente, el destino del hotel quedara en manos del Poder Judicial. Es así como se llega a la situación actual.

“Este nuevo embate judicial es la continuación de los anteriores”, declaró Federico Tonarelli, uno de los referentes de la cooperativa, a Notas. El trabajador explicó que la jueza Hualde amenaza ahora con el desalojo porque se agotaron las instancias judiciales. “Recurrimos a la Cámara de Apelaciones y a la Corte Suprema de Justicia y en ambas instancias se confirmó la sentencia de desalojo”, apuntó el entrevistado.

Es por eso “una vez regresado el expediente al juzgado de primera instancia, se vuelve a intentar llevar a cabo el desalojo”, completó.

La orden judicial de llegar a un acuerdo es apenas una formalidad ya que Mercoteles pretende quedarse con el inmueble que hoy genera cientos de puestos de trabajo, sin garantizar su continuidad.

“A esta altura y transcurrida una buena parte del plazo que nos otorgó el juzgado, es poco probable que lleguemos a un acuerdo con la empresa Mercoteles”, reconoció Tonarelli, pero aclaró que “de ninguna manera” esperan que el desalojo se efectúe en los próximos días.

Una vez que se comunique al juzgado que no hubo acuerdo, allí se verá en qué momento la magistrada establece una fecha límite para que sea abandonado el edificio.

Cabe destacar que, hoy por hoy, el Bauen no es simplemente un hotel. “En la actualidad funciona aquí un verdadero Espacio Cooperativo BAUEN que contiene a cinco cooperativas”, señaló Tonarelli. Además de la original funcionan allí el colectivo teatral El Descubridor, la Revista Cítrica, La Garganta Poderosa y el Movimiento Popular La Dignidad.

“Esta Catedral del Cooperativismo fue la cuna de La Poderosa”, recordó Nacho Levy, referente de esa organización, en diálogo con Tiempo Argentino. “Hace 14 años, cuando no teníamos ningún punto de encuentro, la puerta de esta casa apareció abierta. Desde que nació la gestión de los trabajadores, estuvo abierta para los organismos de Derechos Humanos y del campo popular”, agregó.

La cooperativa BAUEN está federada junto a otras 50 cooperativas de trabajo en la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA). A su vez esa federación está adherida a la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) y a la CTA de los Trabajadores.

Entre las posibles soluciones al conflicto está una intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Los abogados del Bauen hicieron una petición a ese organismo, basados en que el veto de Macri cercena el derecho al trabajo.

La otra alternativa es que avance en el Congreso el nuevo proyecto de ley de expropiación, presentado por el diputado Agustín Rossi (PJ). Sin embargo es poco probable que el mismo sea abordado en pleno año electoral.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas