Nacionales

29 mayo, 2019

Paro de la CGT: la dirigencia gremial destacó la contundencia de la medida de fuerza

El paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), su quinto en la era Cambiemos, fue total en más del 90 por ciento de la actividad económica nacional. Todos los sindicatos confederados acataron la medida, a la que se sumaron las dos CTA y los movimientos sociales.

El paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), su quinto en la era Cambiemos, fue total en más del 90 por ciento de la actividad económica nacional. Todos los sindicatos confederados acataron la medida, a la que se sumaron las dos CTA y los movimientos sociales.

A las 15 horas, la plana mayor de la CGT brindó una conferencia en la sede de la calle Azopardo, donde el binomio compuesto por Héctor Daer y Carlos Acuña celebraron la contundencia de la medida de fuerza.

“Podemos decir que la sumatoria de los trabajadores, más un sector mayoritario del pueblo argentino, se sumó a la convocatoria para reclamar medidas urgentes de rectificación de las políticas económicas que se llevan adelante”, señaló Daer en su alocución.

Asimismo, pidió a las autoridades nacionales “que tomen acciones inmediatas para frenar, de alguna manera, esta decadencia social, política y económica que estamos teniendo en nuestro país”.

Por su parte, Acuña reconoció que “la gente estaba pidiendo una acción donde le pueda mandar un mensaje a este gobierno”, y reiteró que la CGT “tuvo la prudencia necesaria para el diálogo” pero que “nunca hemos encontrado una respuesta a las inquietudes para mejorar el destino de los argentinos”.

Luego, Daer volvió a tomar la palabra y expresó que “el gobierno dibuja un diagnóstico diferente a la realidad que nos pasa, creen que hay recuperación del empleo, y nosotros vemos como día a día la caída del empleo es cada vez peor”.

El discurso de los disidentes

En la CGT conviven varios sectores, pero en particular dos que en la actualidad se disputan la conducción. Por un lado, los que componen el Consejo Directivo (llamados “Gordos”, de los grandes sindicatos de servicios; e “Independientes” de buen diálogo con el gobierno); y por el otro los que pegaron el portazo y conformaron el Frente Sindical para el Modelo Nacional, debido a la parálisis que atraviesa la central obrera.

Este último sector es encabezado por el camionero Hugo Moyano, quien en una conferencia que brindó desde su sede gremial, entrado el mediodía, evaluó que “el paro ha sido muy efectivo, con mucha adhesión, lo hablamos con todas las provincias del país y una vez más queda demostrado el rechazo a la política económica”.

Además, agregó que con la huelga se demostró “el mal momento que se está pasando” en el país, y que la “desocupación y la pérdida de poder adquisitivo” eran consecuencias directas de las políticas de ajuste.

A su turno, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, remarcó que Argentina tenía “más del 50% de inflación, dos dígitos de desempleo, y un endeudamiento que va a condicionar al gobierno que viene”, por lo que instó al gobierno a ocuparse a esos temas y cuestionó los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que organizó un operativo de seguridad y criticó los cortes de calle.

“Hay millones de calles que pueden ser utilizadas, en vez de las siete cortadas. Le sugerimos a la ministra que resuelva los problemas de los argentinos y no los problemas de tránsito”, agregó el bancario.

En la conferencia también estuvo presente el titular de ATE Capital, Daniel Catalano, que reemplazó a Hugo Yasky en nombre de la CTA de los Trabajadores, y enumeró los gremios de su central que adhirieron a la medida de fuerza, como docentes, metrodelegados, telefónicos, aeronáuticos, estatales, trabajadores de la salud, taxistas y del cuero.

“Es necesario que haya una reestructuración de la economía, inyectar plata, resolver la inflación”, señaló el “Tano”, quien agregó que había que tener “expectativas” de que Mauricio Macri “escuche a los argentinos y no a los mercados”.

Finalmente, se refirió a la pelea de su gremio: “Tenemos municipios en el interior en los que los trabajadores están cobrando entre 8 mil y 10 mil pesos, nadie puede ordenar su vida con ese salario”.

Acto aparte y críticas a la “burocracia sindical”

El llamado “sindicalismo clasista”, cuyos principales referentes son Rubén Darío Sobrero, delegado de la Unión Ferroviaria en el tren Sarmiento; y Alejandro Crespo, titular del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA); realizó su acto central en el Obelisco, luego de varios cortes y marchas por los accesos a la Capital Federal.

“Quiero felicitar a toda nuestra militancia porque esos 60 cortes han mostrado la fuerza que tienen las nuevas conducciones que salen a pelearle a la burocracia que no quería salir a la calle”, destacó Sobrero desde el palco principal.

En tanto, expresó que “los trabajadores estamos hartos de este modelo económico”, y que “mientras haya hambre y desocupación no hay tregua”. Finalmente, llamó a un paro de 36 horas.

Por su parte, Liliana Cheloto, titular de la Coordinadora Sindical Clasista, dijo que el paro estuvo “en las antípodas del Cordobazo”, que este miércoles se cumple un nuevo aniversario, y que la CGT y las demás centrales estaban “anestesiando la lucha de los trabajadores”, debido a que no hubo otras movilizaciones.

En las primeras horas de la mañana, este sector del sindicalismo se concentró en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires, a fines de avanzar hacia el microcentro porteño, pero la Prefectura Naval Argentina desató una feroz represión que dejó varios heridos.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas