Economía

26 abril, 2019

La construcción en tiempos de Macri: los precios de los materiales no paran de subir

Por Emiliano Achilli. El INDEC publicó su informe mensual sobre la situación de la construcción en el Gran Buenos Aires. Los precios de los materiales aumentaron un 57,7% con respecto a marzo del 2018, alejando cada vez más el sueño de la casa propia.

Por Emiliano Achilli*. El INDEC publicó su informe mensual sobre la situación de la construcción en el Gran Buenos Aires. Los precios de los materiales aumentaron un 57,7% con respecto a marzo del 2018, alejando cada vez más el sueño de la casa propia.

La construcción en Argentina parece no poder hacer pie desde los años setenta en adelante. Es un sector que, si bien depende del ingreso y del crecimiento del país, responde fuertemente a la especulación, un síntoma claro y efectivo que muestra el desequilibrio que presenta la estructura del país y la ineficiencia en las políticas llevadas a cabo por los distintos modelos económicos de apertura financiera y liberalización comercial.

Los mínimos desarrollos conseguidos, sobre todo en el gobierno anterior, en la integración de proveedores locales capaces de poder competir con los grandes conglomerados internacionales como el plástico y la perfilería, hoy se ven imposibilitados, perjudicados y sin herramientas que puedan utilizar para asentarse en dicho contexto.

La sustitución de insumos básicos en muchos segmentos no pudo terminar de realizarse antes de la liberalización financiera llevada a cabo por la actual gestión. Es por eso que la continua fluctuación del dólar golpea directamente sobre los precios del sector. A su vez, la falta de claridad en el diseño de la política monetaria provoca más volatilidad y todo tipo de distorsiones que impactan directamente en la viabilidad y el desempeño de la construcción.

A este contexto de incertidumbre se le suma la conducta especulativa, que opera a través de los desacoples en la tasa de interés y es capaz de moldear la conducta de los agentes a través de la oferta y demanda de viviendas. Por el lado de la oferta, los empresarios de la construcción buscan una tasa de rentabilidad que pueda rivalizar con las altas tasas de interés que obtendría al colocar su dinero en activos financieros. Por el lado de la demanda, acceder a un crédito en un mercado financiero chico e ineficiente, se vuelve un desafío para un trabajador promedio.

Vivienda para pocos

Este desencuentro entre la oferta y la demanda se ha convertido en un componente inestable que afecta la dinámica del sector y que margina a los más necesitados (y no tanto) del sueño de una vivienda digna. Es conveniente mencionar que el mecanismo de ajuste que utiliza el sector de la construcción para bajar costos es la mano de obra, que muestra una variación del 37% interanual muy por debajo de la variación en los materiales ya mencionados y del nivel general promedio que asciende al 45,3%.

El punto de inflexión de esta suba general de los costos de construcción, se dio en septiembre del 2018, luego de las sucesivas corridas cambiarias que casi duplicaron el precio del dólar, y ajustó al ya mencionado componente de materiales importados con un alza superior al 14% en un mes. Dentro los principales aumentos de abril se encuentran los aparatos de control eléctrico con un 5,3%, electrobombas con 5% y artículos sanitarios de loza con 4,7% mensual.

Fuente: INDEC
Fuente: INDEC

Si bien el 2018 ha sido un año de constante deterioro, la Cámara Argentina de Construcción vaticino que 2019 será un año “duro” y con poca recuperación del sector, un pronóstico que parece convertirse en realidad con el transcurso de los meses.

Esta situación impacta en el empleo, los salarios del sector, y en la planificación urbana, que ya es un problema creciente en el Gran Buenos Aires, por lo que resulta necesaria la intervención estatal para el acceso a la vivienda digna, para trascender la lógica imperante del mercado inmobiliario y garantizar la ejecución de una política con reparo sobre la clase trabajadora, y articular la oferta para eliminar las distorsiones planteadas.

*Integrante del Observatorio de Políticas para la Economía Nacional (OPEN)

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas