Nacionales

2 abril, 2019

Malvinas: el dolor transformado en lucha

Como cada 2 de abril, la Plaza Malvinas Argentinas de la ciudad de La Plata es el lugar de encuentro donde se rinde homenaje a los veteranos y caídos en la guerra de 1982. Ex combatientes, familiares, funcionarios políticos y vecinos colmaron el espacio en el 37° aniversario del conflicto bélico por las islas del Atlántico Sur.

Como cada 2 de abril, la Plaza Malvinas Argentinas de la ciudad de La Plata es el lugar de encuentro donde se rinde homenaje a los veteranos y caídos en la guerra de 1982. Ex combatientes, familiares, funcionarios políticos y vecinos colmaron el espacio en el 37° aniversario del conflicto bélico por las islas del Atlántico Sur.

El emotivo acto que rememora a los que ya no están y a los que sobrevivieron a la guerra contó con la presencia del juez federal, Alejo Ramos Padilla -pieza clave para la restitución de las identidades de los soldados sepultados en Darwin-, el premio nobel y presidente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Adolfo Pérez Esquivel, y la ex embajadora ante el Reino Unido, Alicia Castro, entre otros.

El acto comenzó con el habitual repertorio de Miguel Anderfuhrn, ex combatiente, acompañado por un bandoneón sobre el monumento compuesto por tres cilindros de acero con las leyendas Memoria, Justicia y Soberanía. Al ritmo de melodías litoraleñas, la multitud copó los alrededores del escenario a la espera de la interpretación del himno y los discursos de los oradores.

WhatsApp Image 2019-04-02 at 6.42.12 PM
Homenaje a los caídos. Plaza Malvinas, La Plata.

Los fuelles del “Ruso” Anderfuhrn dieron inicio a las estrofas del himno nacional y la plaza completa enmudeció. Una extensa bandera argentina sobre el monumento hipnotizaba a los presentes, quienes al término de la canción patria sostuvieron aplausos en honor a los caídos en la guerra y post guerra.

Los integrantes del Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas (CECIM) La Plata subieron al escenario una vez más, como lo hacen desde hace 37 años, para reclamar los derechos soberanos de Argentina sobre las Malvinas. La plaza -y ellos-, en el año 1982, se veían muy distintos. En aquel entonces, allí funcionaba el Regimiento de Infantería Mecanizada N° 7 “Coronel Conde”, lugar en donde los “colimbas” cumplían el servicio militar obligatorio.

Desde aquel lugar los ex combatientes del Regimiento 7 partieron hacia las islas. No todos volvieron, la batalla del Monte Longdon, sucedida entre los días 11 y 12 de junio, les arrebató la vida a varios de ellos, jóvenes, con sueños por cumplir, víctimas de la dictadura cívico-militar. Ahora están ellos, los sobrevivientes, que los recuerdan una y otra vez y que desde hace unos años luchan por identificar a sus compañeros en el Cementerio de Darwin.

No descansan, Malvinas atravesó sus vidas y hoy son el legado, la historia viva, al igual que los caídos, que a la distancia custodian la soberanía argentina en las islas.

La memoria y la pedagogía de la paz

“Tenemos que recuperar la ética jurídica, los valores de la Patria Grande. Muchos chicos fueron a la guerra, hoy no están físicamente, pero están presentes aquí, ahora y siempre”, remarcó Adolfo Pérez Esquivel, ovacionado en la plaza.

El nobel y presidente de la CPM también sostuvo: “La paz no se regala, la paz se construye y nosotros somos responsables de construir la paz a través de la verdad, de la justicia, de la memoria y de la reparación del daño hecho en nuestro pueblo”.

En el discurso, destacó la presencia de Alicia Castro en el acto, por su compromiso con la causa Malvinas, y remarcó que las islas eran un problema continental, una muestra de colonialismo como lo es el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la actualidad, que repercute sobre la vida del pueblo argentino.

Sobre el final, Esquivel subrayó que “la paz no es la ausencia del conflicto, es una dinámica permanente de relaciones entre las personas y los pueblos”, e insistió sobre la idea de la lucha por la soberanía, por la identidad, y por construir “un nuevo amanecer para la patria”.

Hugo Robert, presidente del CECIM La Plata, fue el orador central del acto. En su discurso tocó cuestiones referidas a la identidad de los cuerpos que aún faltan reconocer en el cementerio de Darwin, la militarización exacerbada en Malvinas, el intercambio tecnológico y pesquero que benefician sólo los intereses británicos, el caso de Luis Escobedo (futbolista de Los Andes que tuvo que ir a la guerra) y la ausencia de políticas de Estado hacia Malvinas, Atlántico Sur y la Antártida.

WhatsApp Image 2019-04-02 at 6.42.11 PM“Hoy tenemos 112 razones de orgullo, 112 compañeros han recuperado su nombre y apellido en sus lápidas finales. 112 familias pueden ponerle una flor a sus seres queridos en una tumba nominada, dejando atrás esa horrenda y mentirosa frase inventada por comisiones nefastas que rezaba ‘Soldado argentino sólo conocido por Dios’”, celebró Robert.

A su vez, señaló: “Para nosotros el dolor se transformó en lucha, nuestro mayor y mejor homenaje a quienes dieron lo más preciado de un ser humano, su vida, sin reclamar nada a cambio”, indicó quién combatió en Monte Longdon en 1982.

Robert interpeló a Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación, debido a la falta de identidades que restan por conocerse. “Siguen habiendo NN en el Cementerio de Darwin, falta que diez compañeros recuperen su identidad. Sus familias merecen mayor atención y cobijo por parte del Estado”, señaló.

En el año 1982 la disputa se circunscribía a 15 mil km2. La usurpación fue creciendo convirtiéndose hoy en una disputa de aproximadamente 3 millones de km2.

“Los isleños pasaron de ser una población pobre y miserable como la conocimos nosotros allá por el año 1982, a ser el tercer PBI del mundo, con ingresos superiores a los 100.000 dólares per cápita, ¿de donde piensan que obtienen semejantes dividendos? ¿Del ansiado déficit 0 o explotando los recursos y bienes que son nuestros y explotan ellos? ¿Cómo puede ser que pensemos que los británicos vienen a favorecer los intereses argentinos?”, cuestionó Robert las políticas de Estado actuales.

Por último, subrayó la importancia del archipiélago y el mar, consideradas piezas claves y estratégicas de cara al futuro. “El mar no está parcelado, es todo nuestro. Está lleno de riquezas que si no las explotamos nosotros, van a venir por ellas. Nos están saqueando el Atlántico Sur y nos quieren convencer de que los estamos seduciendo, no compartiremos nunca ese tipo de seducción que propone nuestro canciller”, concluyó Robert en relación al ministro de Relaciones Exteriores del gobierno, Jorge Faurie.

Tomás Ferrando – @tomas_ferrando1

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas