Nacionales

18 marzo, 2019

Murió Osvaldo Raffo: prestigio y pasado oscuro

A los 88 años de edad, Osvaldo Hugo Raffo fue hallado sin vida por su cuidadora en la bañera de su casa, en el partido de San Martín. Fue uno de los médicos legistas más prestigiosos del último tiempo y participó como perito en los casos con más impacto de la historia criminal argentina. Además, trabajó para la Bonaerense en plena dictadura militar.

A los 88 años de edad, Osvaldo Hugo Raffo fue hallado sin vida por su cuidadora en la bañera de su casa, en el partido de San Martín. El perito dejó una nota firmada y dirigida a un juez en la que declaraba: “No soporto más los dolores que me aquejan. No se culpe a nadie de mi muerte. Dios me perdone”. El cuerpo tenía un disparo en la cabeza, el cual había sido efectuado por un revólver calibre 38 que sostenía con una de sus manos.

En la cocina de su hogar, además, se encontró otra nota dirigida a Silvia Jakibiec, su cuidadora: “Silvia, no te asustes. No subas sola. Dios te guarde”, sellada y firmada, al igual que la anterior, y fechada el 17 de marzo a las 8:35 am.

WhatsApp Image 2019-03-18 at 6.43.51 PM

Raffo, uno de los médicos legistas más prestigiosos del último tiempo y con 50 años de trayectoria profesional, realizó cerca de 20 mil autopsias y participó como perito oficial o de parte en los casos con más impacto de la historia criminal argentina, tales como el caso del soldado Omar Carrasco, José Luis Cabezas, Nora Dalmasso, María Marta García Belsunce, Ángeles Rawson, Candela Rodríguez, la tragedia de Cromañon, y la causa más reciente del fiscal Alberto Nisman.

Su manual La muerte violenta: lugar del hecho, examen del cadáver, autopsia médico legal, homicidios, suicidios, accidentes, huellas e indicios, aspectos jurídicos, fue y sigue siendo material de consulta imprescindible por médicos legistas y criminólogos. “El lugar del hecho es un recinto sagrado. La simple movilización de un objeto de su lugar primitivo basta para llevar al investigador por el camino errado”, manifiesta un fragmento de su obra.

Apodado “maestro” por sus colegas y amigos, nació en Parque Patricios el 31 de octubre de 1930 y se recibió de médico en la UBA en el año 1957, tiempo después especializándose como médico legista. Tiempo atrás confesó su interés por la tanatología, dado que su padre era un matarife y de muy chico acostumbraba ver infinidad de vacas muertas.

Raffo se retiró como comisario inspector, jubilado de la Caja de Retiros de la Policía Bonaerense. Los últimos años de su vida se movilizó acompañado por un bastón, ya que sufría de dolores en su cadera y no podía caminar con facilidad. La investigación de su muerte se encuentra a cargo de la UFI N°2.

Raffo y la dictadura militar

Antes de trabajar de manera privada, Osvaldo Raffo se desempeñó como miembro de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, siendo oficial principal cuando el represor Ramón Camps estaba a cargo de la fuerza. De investigaciones y testimonios posteriores se estableció que Raffo fue el encargado de revisar al periodista Jacobo Timerman, cuando fue secuestrado el 15 de abril de 1977, bajo la orden de Miguel Etchecolatz.

En 1984, Raffo reveló ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que el fundador de Primera Plana y el diario La Opinión, había sido “tratado correctamente” en el marco de un interrogatorio policial y que “no presentaba signos de violencia externa”. Asimismo, sostuvo que “no se somete a tortura a los detenidos en la policía de la Provincia de Buenos Aires”.

Siendo jefe del Cuerpo Médico de la Unidad Regional San Martín, admitió ver cadáveres de detenidos en las cárceles del pueblo “por guerrilleros que estaban torturados a golpes y con corriente eléctrica”. Raffo, en este sentido, declaró que veía ese tipo de lesiones pero no se hacían informes médicos, ya que se trataba “como si fueran de combate”.

Otro testimonio que compromete a Raffo y su desempeño dentro de la Policía de la Provincia de Buenos Aires es el del periodista Osvaldo Papaleo, hermano de la querellante en la causa por la apropiación ilegal de Papel Prensa S.A, Lidia Papaleo. En el marco de la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman, el perito elaboró un informe -pedido por la jueza Sandra Arroyo Salgado- que indicó que Nisman fue asesinado, a lo que Papaleo respondió que Raffo “puede firmar cualquier cosa”, y agregó que el perito “vio cómo torturaban a Timerman”.

Hace cuatro años en la señal de cable CN23, Papaleo declaraba: “Yo vi cómo lo torturaban a Timerman, a todos nos torturaban en el campo de concentración, pero a Timerman más por ser judío. A Timerman le habían hecho una cucha, no vivía en una celda”.

Tomás Ferrando – @tomas_ferrando1

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas