Géneros

18 marzo, 2019

Gustavo Cordera pide dar cursos contra la violencia de género

Este lunes por la mañana se llevó a cabo la audiencia solicitada por el ex cantante de Bersuit Vergarabat para evitar el juicio a prueba que el músico debía enfrentar por incitación a la violencia colectiva.

Este lunes por la mañana se llevó a cabo la audiencia solicitada por el ex cantante de Bersuit Vergarabat, Gustavo Cordera, para evitar el juicio a prueba que el músico debía enfrentar por incitación a la violencia colectiva. El proceso comenzó el año pasado, ahora el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 7, a cargo del juez Germán Castelli deberá definir si otorga la probation, o eleva la causa a juicio.

«Es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la con… caliente quiera cog… con vos, no te la puedas cog… Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente», dijo Cordera en una charla frente a estudiantes de periodismo de TEA en el año 2016.

Sus dichos fueron condenados por buena parte de la sociedad y desembocó en una causa penal por “incitación a la violencia colectiva” en su contra. Además, había dicho que había «mujeres que necesitan, porque son histéricas, ser violadas, porque psicológicamente lo necesitan y porque tienen culpa y no quieren tener sexo libremente”.

El inicio del juicio estaba previsto para el lunes 11 de marzo, sin embargo, el Tribunal Oral Federal N° 7 lo suspendió y dispuso que el 18 de marzo se realice una audiencia para tratar su pedido de suspensión de juicio a prueba y se le otorgue una probation, esto es, la suspensión del proceso judicial y la implementación de ciertas pautas de conducta.

Intervenciones en la audiencia

Durante su alocución, Cordera dijo: “Me he interiorizado mucho y mis hijas me han enseñado a deconstruir una cultura que traigo como hombre. Este episodio me dio la posibilidad de escucharlas. Cometí un error y necesito repararlo”. En ese sentido, la defensa a cargo de Fernando Burlando solicitó que Cordera dicte cursos sobre violencia de género en el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y en TEA, y propuso la realización de dos recitales  a beneficio de organizaciones que luchen contra la violencia de género.

En tanto, desde el Ministerio Público Fiscal consideraron que  los dichos de Cordera no afectaron a una mujer en particular, sino que fueron “sólo expresiones que afectaron a un colectivo”, por lo que estaban a favor de que se apruebe la probation solicitada por el músico.

Por otro lado, Sara Berni, presidenta de Red Viva, una de las querellas, exigió una condena para que “el violento reconozca la participación que tuvo y las consecuencias que tiene sus palabras”, y que «una probation lo único que hace es permitirle al violento reponerse de cara a la sociedad. Eso es minúsculo comparado al daño. Tiene que sentarse un precedente porque no puede ser que suelten ante un micrófono todo lo que les pasa por la cabeza, menos si se tienen en cuenta sus privilegios como hombre y como artista”, expresó.

Berni fue apoyada por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), quienes consideraron que no tenía sentido que Cordera diera charlas para contar su experiencia, aunque “sí es imprescindible que tome cursos para que termine de deconstruir el machismo que él mismo señaló”. “Debe aprender, más que enseñar”, concluyeron. Las querellas rechazaron que Cordera realice los recitales que propuso.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas