Mundo Gremial

28 febrero, 2019

Pedidos Ya: «Empezaron a despedir para contratar monotributistas»

Mariano Binderman, trabajador despedido de Pedidos Ya, en comunicación con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3, contó que las trabajadoras y trabajadores resolvieron continuar con la retención de tareas y el bloqueo a diferentes locales luego de que la empresa echara a 450 personas.

Mariano Binderman, trabajador despedido de Pedidos Ya, en comunicación con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3, contó que las trabajadoras y trabajadores resolvieron continuar con la retención de tareas y el bloqueo a diferentes locales luego de que la empresa echara a 450 personas.

– Los y las trabajadoras decidieron continuar con la retención de tareas y continuar con las protestas en los locales ¿Cómo se están organizando?

– Nosotros día a día nos encontramos y por las redes sociales establecimos ciertas asambleas y a partir de ahí votamos medidas de fuerza.

– Sabemos que hay otras empresas como Rappi o Glovo pero a diferencia de estas los trabajadores de Pedidos Ya están en relación de dependencia.

– Esta empresa es muy diferente a esas. Glovo y Rappi son empresas relativamente nuevas, Pedidos Ya está desde 2008 y el contrato que siempre tuvo fue de relación de dependencia. Lo que pasa es que al surgir estas empresas, donde el Estado parece ausente, destruyen el contrato de trabajo y hacen una competencia desleal y lo que ve Pedidos Ya es que no tienen que pagar nada, sino que los propios trabajadores pagan para poder trabajar y quiere tener esa modalidad. Empezaron a despedir para contratar monotributistas.

– ¿Ustedes cómo se enteraron que estaban despedidos?

– Se dieron de diferentes maneras. Yo estaba laburando y cuando me llegó el telegrama hacía dos días que me habían despedido. Dos días estuve trabajando gratis para la empresa. A otras personas las llamaron de la base central y otras se enteraron porque nosotros trabajamos con una aplicación en la cual nos logueamos y estas personas no pudieron acceder.

– ¿Ustedes tienen relación con sus jefes? ¿Tienen oficinas, o personas a las cuáles referirse una vez que reciben el telegrama o les bloquean la aplicación?

– Nuestra relación siempre fue con coordinadores, nunca fue con supervisores. No teníamos contacto constante con recursos humanos y eran personas que coordinaban las actividades del día a día. A la hora de exigir nuestras reivindicaciones los coordinadores decian que son simples empleados y no tenían respuesta para darnos. Nunca apareció un jefe o supervisor. Esta es una empresa uruguaya que si bien es internacional porque es socia de Delivery Hero, la base central está en Uruguay.

– ¿Cómo es ser trabajador de Pedidos Ya?

– Yo trabajo en moto. En un principio estaba bueno el trabajo, teníamos un buen salario, más o menos rondaba en mil dólares para los que son full time. Teníamos un celular y una cantidad de plata y nos daban todo el equipamiento, nos llegaba el pedido y nosotros íbamos al restaurante y del restaurante lo llevábamos a un cliente. En ese sentido en un principio estábamos bien, teníamos zona fija y horarios fijos.

A medida que fue pasando el tiempo la empresa fue flexibilizando el trabajo, empezó a hacer horarios y zonas rotativas y distancias desmedidas. Sobre todo para los compañeros de bicis pero para los de moto también. Ahora nos encontramos con que no solamente nos querían flexibilizar sino que quieren empleados monotributistas para no tener que pagar nada.

– ¿El Estado en algún momento se hizo presente para mediar entre ustedes y la empresa?

– No, el Estado está totalmente ausente. Nosotros tuvimos unas paritarias que ahora rondan un 40% pero el Ministerio de Trabajo no homologó ninguna. El tiempo para firmarlas ya pasó y después de ese tiempo tienen que promulgar las paritarias, cosa que no hizo. Tenemos salarios que son del año pasado, y hubo un 50% de inflación que nos comió el sueldo y con toda esta flexibilización nos destruyó.

– ¿Qué acciones además de la retención de tareas están pensando llevar adelante?

– Todas estas decisiones se toman en asamblea, la postura es seguir con esto y después ir a diferentes locales e impedir que salgan pedidos para obligar a la empresa a que nos escuche y lograr una conciliación obligatoria para la reincorporación de todos los compañeros y para que respeten el convenio colectivo de trabajo que está siendo totalmente destruido.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas