Nacionales

26 septiembre, 2018

Discípulos del Momo Venegas: ¿Qué gremios no adhirieron a la huelga de la CGT?

El paro general ejecutado por la Confederación General del Trabajo (CGT) tuvo adhesión total de sus sindicatos confederados, sumado al gremialismo de las CTA y el carácter combativo que le adjuntaron los movimientos sociales y el denominado “clasismo” compuesto por la izquierda. La gran ausencia vino de parte de cinco organizaciones que responden al oficialismo y que han boicoteado todos los paros de la era Macri.

El paro general ejecutado por la Confederación General del Trabajo (CGT) tuvo adhesión total de sus sindicatos confederados, sumado al gremialismo de las CTA y el carácter combativo que le adjuntaron los movimientos sociales y el denominado “clasismo” compuesto por la izquierda. La gran ausencia vino de parte de cinco organizaciones que responden al oficialismo y que han boicoteado todos los paros de la era Macri.

La Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), cuyo sucesor del finado Gerónimo “Momo” Venegas es Ramón Ayala; la Federación Nacional de Conductores de Taxi, conducida por José Ibarra; el sindicato homónimo pero de remiseros, dirigido por Alejandro Poli; el Sindicato del Gas, de Oscar Mangone; y el gremio de los trabajadores químicos, de Fabián Hermoso; fueron las entidades que no adhirieron a la huelga general y sostuvieron que no era el camino para “superar esta compleja coyuntura nacional”.

Dichos sindicatos forman parte de una de las tres versiones de las 62 Organizaciones Peronistas, y en la previa al paro lanzaron un comunicado en el que invitaron a “seguir por la vía del diálogo con el gobierno nacional” debido a que no había condiciones para “avalar una medida de fuerza de tal magnitud”. A su turno, admitieron “la compleja “situación de los trabajadores”, pero contradijeron a la CGT en el “camino elegido” para solucionar la grave crisis que atraviesa el país.

El pionero del “sindicalismo macrista” fue sin dudas Venegas, quien se apoderó de las 62 Organizaciones Peronistas desde 1990 hasta su muerte en junio del año pasado. No fue sino hasta este año cuando el gastronómico Luis Barrionuevo vio luz verde para impulsar una nueva versión que finalmente reunió a la mayoría de la mesa chica que conduce la CGT y puso como secretario general a Hugo Benítez, titular de la Asociación Obrera Textil (AOT).

El presidente Macri con el titular de la UATRE, Ramón Ayala.
El presidente Macri con el titular de la UATRE, Ramón Ayala.

 

El sucesor de Venegas, Ramón Ayala, no adhirió a ninguna de las huelgas convocadas por la CGT en la era Macri. Aportante a la campaña de Cambiemos durante 2017, colocó 25 mil pesos según datos de la Cámara Nacional Electoral (CNE), y en agosto pasado participó de un encuentro en el Congreso de la Nación junto al secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere; al de Trabajo, Jorge Triaca; y a su par de la Federación Nacional de Conductores de Taxi, José Ibarra.

Este último fue parte de la comitiva de 12 dirigentes que viajaron en marzo pasado con Triaca a Europa, ratificando así el rol de “brazo sindical” de Cambiemos. Como si fuera poco, hizo campaña por la alianza gobernante en Salta, su provincia natal, y despotrica contra el gobernador Juan Manuel Urtubey.

El titular de la Federación de Taxis junto al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.
El titular de gremio de taxistas junto al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

 

Otro aliado de Cambiemos dentro de los sindicatos es Alejandro Poli, quien lidera la Federación Nacional de Conductores de Remises. El Poder Ejecutivo lo designó para administrar la obra social del otro gremio de remiseros con quien Poli se disputa los afiliados.

Por último, el titular del sindicato del Gas, Oscar Magnone, y el dirigente de los trabajadores químicos, Fabián Hermoso, son cercanos a Triaca. El primero con el fin de disputar poder al otro gremio del sector, Rubén Salas, mientras que el segundo tuvo como abogado de su sindicato a Ernesto Leguizamón, quien actualmente se desempeña como jefe de Gabinete de Triaca.

Por todos estos motivos, y aún siendo un grupo minúsculo que no adhirió a la huelga general, estas entidades volvieron a reafirmar su posición aliancista con la administración de Mauricio Macri: “Esperamos que en nuestra Argentina prime la cordura y solidaridad como parte de una solución y no seguir siendo promotores de nuestros propios conflictos, aumentando la grieta y enfrentamientos estériles”, expresó el comunicado de la versión oficialista de las 62 Organizaciones Peronistas.

Marcos Lede Mendoza – @ledemendoza_m

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas