Derechos Humanos

20 septiembre, 2018

Pastor de la CTEP: «Me molieron a palos frente a la comisaría y adentro fue peor»

El secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Marcelo D’Alessandro, defendió el accionar policial del pasado martes contra vendedores senegaleses, jóvenes militantes barriales y la dirigencia de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Sin embargo, el abuso policial otra vez dejó heridos, como Diego Mendieta, uno de los detenidos, quien dijo que recibió 40 trompadas en la cara.

El secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Marcelo D’Alessandro, defendió el accionar policial del pasado martes contra vendedores senegaleses, jóvenes militantes barriales y la dirigencia de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Sin embargo, el abuso policial otra vez dejó heridos, como Diego Mendieta, uno de los detenidos, quien dijo que recibió 40 trompadas en la cara.

“Nuestro límite es la violencia y, en ese sentido, actuamos”, señaló el funcionario porteño y acusó al dirigente Juan Grabois de haber iniciado una “refriega” con la Policía de la Ciudad frente a la comisaría N° 18.

A contramano de su testimonio, Mendieta, quien es pastor evangelista y militante de la CTEP, manifestó que “dos o tres policías jóvenes estaban provocando, en una actitud violenta”. En concreto, sostuvo: “Me molieron a palos frente a la comisaría, me volvieron a pegar en la vereda y adentro fue peor”.

Enumeró que un policía le pisaba las manos, otro los pies, y un tercero se le tiró encima y le dijo: “este es el mano a mano que vos querías”, y le dio cerca de 40 golpes en la cara hasta dejarsela hinchada.

Como justificativo, D’Alessandro explicó: “Tenemos un agente con un dedo roto y una mujer policía con un golpe en la cara”, y que se había pedido asistencia policial porque “lamentablemente en este tipo de operativos a veces terminan siendo agredidos brutalmente los inspectores”.

El funcionario defendió el accionar de la policía bajo el argumento de que se intentó “recuperar un carril” de la avenida San Juan, que los manifestantes habían cortado en reclamo de la liberación de sus compañeros.

Pero no todo fue como dicta el argumento oficial. En su cuenta de facebook, una de las militantes presentes, contó su versión de los hechos: “Empezamos a ver cómo se bajaban cientos de efectivos, se enfilaban, y en cuestión de segundos los teníamos encima a golpes, gas pimienta y balas de goma”.

Silvana Broggi, del Movimiento Popular Patria Grande, recordó que cuando los uniformados cortaron la calle Entre Ríos y detuvieron el paso de los autos, sospechó que el objetivo de la policía era “dejarnos aislados para hacer lo que quieran”. Dicho y hecho.

Así y todo D’Alessandro insistió con su versión: “Bajo ningún punto se pretende criminalizar la protesta o hacer de ellas un tema de seguridad”, y alentó el discurso del gobierno sobre que “pudo haber existido una politización del tema”.

Violencia de género

Como se informó en este portal el miércoles pasado, la dirigente de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (FACyR), Jaquelina Flores, sufrió acoso policial desde el momento de su detención y posteriormente en la comisaría.

Al respecto, contó que un policía -quien se retiró la identificación del uniforme- le dijo que era una “negra de mierda y que no tenía por qué responderme, que yo para lo único que servía era para chuparle la pija”.

También agregó que uno de sus compañeros fue agredido cuando intentó grabar con su celular la saña policial. “Le dan un cachetazo atroz y le tiran el celular, le dicen que no hay nada que filmar, que no querían más negros usurpándoles la comisaría, y ahí siento yo que me arrastran de las piernas y me tiran al suelo, lo tiran a Juan [Grabois]. Fue una situación extrema”, relató.

Unidad

Grabois, horas después de su liberación, agradeció el respaldo de diversos representantes de la política y el sindicalismo en las puertas de la comisaría: “Ojalá el enorme marco de unidad que se congregó bajo la lluvia para defender a un puñado de laburantes y luchadores sociales de un gobierno autoritario, se conserve para defender al pueblo argentino del saqueo y la miseria planificada”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas