América Latina

3 septiembre, 2018

Brasil: «Estamos viviendo un proceso de democracia herida»

Julia Giménez, doctora en Ciencia Política y comunicadora popular, conversó desde San Pablo con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 sobre la situación política en Brasil a partir de la proscripción de Lula da Silva como candidato a presidente.

Julia Giménez, doctora en Ciencia Política y comunicadora popular, conversó desde San Pablo con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 sobre la situación política en Brasil a partir de la proscripción de Lula da Silva como candidato a presidente.

– ¿Cómo vivieron el anuncio de la proscripción de Lula este fin de semana?

– No fue sorpresa porque sabemos que esto es parte de un proceso, de un golpe, justamente la votación se hace cuando se cumplen los dos años del impeachment que derrocó a la presidenta Dilma Rousseff. No va a ser fácil la candidatura de Lula, pero al mismo tiempo se sigue reafirmando aquello de que sin Lula las elecciones son un fraude.

El proceso del viernes por la noche para el sábado fue atropellado, mostró como están intentando acelerar los tiempos para impedir, mediante este armado mediático, parlamentario y judicial, que Lula pueda aparecer en los medios de comunicación sabiendo todo lo que arrastra en caudal de votos. Esto fue una marca más del proceso que estamos viviendo en Brasil, de esta democracia herida, y que está delante de un proceso electoral que está siendo completamente fraudulento.

Lo que más sorprende es el hacer caso omiso a un pedido que viene de una Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Están negando la importancia que tiene el derecho internacional para los procesos al interior del país, ya ni van a respetar los derechos políticos de Lula como candidato.

El día de la votación, los ministros manifestaron que no tenían que hacer caso necesariamente a aquellos fallos, a pesar de los pactos internacionales firmados en los ’90 que estructuran los procesos de democratización en América Latina.

– Dicen que hay dos caminos para poder seguir este tema, uno es rechazar el veredicto y seguir la carrera hacia las urnas, con el riesgo de que se anulen esos votos. Y otra opción es aceptar la sentencia y delegar la candidatura en Fernando Haddad.

– Por un lado hay una posición pragmática que sostiene que, de que seguir hasta el final, está la posibilidad de que sean anulados los votos de millones de brasileros y brasileras. Delante de esta posibilidad sugieren «agachar la cabeza», y después hay otra posición más política que sostiene que sin Lula es fraude, qué hacer ante esto, ¿aceptamos estos fallos inconstitucionales que hieren las garantías de derechos humanos y políticos?

Entonces esta línea más pragmática sostiene presentar a Fernando Haddad como presidente y a Manuela D’Ávila como vice. Pero al mismo tiempo acepta todo el proceso que deja en el barro todo el derecho constitucional en Brasil. Y está todo muy polarizado porque en este momento es derecha o izquierda, cómo las izquierdas pueden unirse delante de un Jair Bolsonaro, que es lo que está viniendo del sector que apoyó el golpe. A pesar de que algunas investigaciones sobre comportamiento electoral demuestran que no todos los votos de Lula se irían para Haddad. Pero por eso justamente, porque en tanto el sistema judicial hace todas estas correrías y se van adelantando los tiempos, O’Globo no está respetando los tiempos que Lula debería tener en los medios de comunicación. Es importantísimo tener un lugar en los medios de comunicación y llegar a la casa de la mayoría de brasileros y brasileras, es parte de un juego.

Entonces es difícil plantear sin Lula es fraude o vamos con Ferando y Manuela y dejamos de lado todo este proceso, que es la evidencia de lo dañada que está la democracia en Brasil y lo que se generó en los últimos dos años.

– ¿Qué nos podés contar del incendio del Museo Nacional de Brasil?

– Va en paralelo pero es parte de lo mismo, es parte de los recortes que se están llevando a cabo. El museo dependía de la Universidad Federal de Río de Janeiro y en los últimos tres años ha bajado el presupuesto universitario. Se han perdido un montón de elementos que hablan de la historia brasilera y de América Latina, y también era un espacio de conocimiento. Es parte del deterioro que estamos viviendo hoy, ni que hablar de la cantidad de muertes en las favelas y el incremento de la violencia policial.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas