América Latina

14 agosto, 2018

Un «cerco popular» en Brasilia para que Lula sea candidato

Entre el 10 y 15 de agosto el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST), organiza la Marcha Nacional Lula Livre. Una movilización que expresa un camino recorrido y la lucha contra el golpe instaurado en 2016 que busca dar la estocada final en las elecciones de octubre.

Alrededor de cinco mil campesinos y campesinas, militantes del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil se organizaron alrededor de la la Marcha Nacional Lula Livre, una movilización de cinco días que conectará tres columnas en la capital, Brasilia, el 15 de agosto cuando se presente la candidatura a presidente de Lula da Silva ante el Supremo Tribunal Electoral (STE).

Las concentraciones comenzaron el 10 de agosto cuando se dio inicio desde tres puntos distintos del país. En Formosa, Goias, la Columna ‘’Ligas Campesinas’’ reunió unas dos mil personas listas para los 50 km hasta Brasilia. En Luziania y Engenho das Lages se reunieron las columnas ‘’Prestes’’ y ‘’Tereza de Benguela’’ respectivamente en torno de las místicas que conmemoraban el ‘’Día de Basta’’ en todo el país.

El 11 arrancó la marcha de hecho, con el objetivo de alcanzar Brasilia este 14, y al día siguiente realizar una gran acto para acompañar la inscripción de Lula como candidato a la presidencia de la nación.

La Marcha Nacional Lula Livre, es una expresión del pueblo brasilero que reclama la posibilidad de Lula ser candidato pero también se plantea como una denuncia de la crisis económica, social y política que el país atraviesa: el desmonte del Estado, de la soberanía sobre los recursos naturales, la reforma jubilatoria y laboral; así como la amenaza de la vuelta del hambre como mal estructural.

“La marcha tiene como objetivos inscribir la candidatura de Lula y exigir al Supremo Tribunal Federal (STF) la liberación del ex presidente, ya que está preso de forma injusta», explicó Gilmar Mauro, miembro de la dirección del MST, a Brasil de Fato. Además señaló: «También va a denunciar toda la estructura del golpe, corrupta, autoritaria, contra nuestra democracia, orquestada por el Poder Judicial, por los medios».

Finalmente Mauro apuntó que «la idea es dialogar con la población, que ya está apoyando a Lula de forma masiva y, por tanto, demostrar que hay condiciones para ganar las elecciones en primera vuelta. Por esta razón, es fundamental que Lula pueda participar”.

La Marcha Nacional Lula Livre, es parte de una serie de acciones que los movimientos populares de Brasil han organizado para exigir la liberación de su mayor líder político. En Brasilia, siete militantes de movimientos articulados en La Vía Campesina, llevan adelante una huelga de hambre que ya superó los 13 días con el objetivo de sensibilizar a las autoridades del STF a revisar la condena sin pruebas que mantiene a Lula preso en Curitiba.

No es la primera movilización, pero no deja de representar un reto. Después de la marcha histórica de 1997, Gilmar Mauro refuerza: “El objetivo es hacer un cerco popular a Brasilia, y es muy importante que toda la militancia del movimiento sindical, militancia partidaria, militancia que no está en ningún tipo de organización pueda sumarse a este proceso de movilización. Nuestra evaluación es que la única forma en que podemos garantizar elecciones limpias, libres y con la participación del ex presidente Lula es si conseguimos hacer grandes movilizaciones populares».

Gerardo Gamarra, desde San Pablo – @ideasGraves

Foto: Brasil de Fato

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas