Fútbol

26 junio, 2018

Fernando Signorini: «Hay victorias que atrasan mucho más que algunas derrotas»

Fernando Signorini, preparador físico de futbolistas de alta competecia, entre ellos, Diego Maradona y Lionel Messi, dialogó con «Quemar las naves», por Radio Sur 88.3, sobre el rendimiento de la selección nacional de fútbol, las presiones que padecen los jugadores en el marco de la crisis del fútbol argentino y la responsabilidad de la dirigencia.

Fernando Signorini, preparador físico de futbolistas de alta competecia, entre ellos, Diego Maradona y Lionel Messi, dialogó con «Quemar las naves» por Radio Sur 88.3, sobre el rendimiento de la selección en Rusia 2018, las presiones que padecen los jugadores en el marco de la crisis del fútbol argentino y la responsabilidad de la dirigencia.

– Desde tu experiencia, ¿cómo ves a la Selección Argentina?

– Es preocupante, desde el punto de vista estrictamente futbolístico. Se ha hecho de este problema de la selección un caso de emergencia nacional. Forma parte de lo que es la lectura en el fútbol: hay equipos de los que muchas veces se espera mucho y por circunstancias de distinta índole no pueden plasmar el juego, ni todo ese potencial que en este caso Argentina tiene.

Sobre todo en el caso de Messi, que seguramente él mismo estará extrañado porque creo que jugó a niveles que nunca le había pasado en primera división, y menos en partidos de esa relevancia. Pero siempre, como el ave fénix, se puede resurgir de las cenizas y seguir con mejor marcha lo que resta del mundial.

– Muchos no teníamos demasiadas expectativas con la selección por todo el proceso previo: descalabro institucional, el pase de varios técnicos en los últimos tres años, falta de un proyecto ¿Qué reflexión te merece?

– Es lo que ya venía expresando hace mucho tiempo. Todo lo previo no merece siquiera que Argentina hubiera clasificado al Mundial, que era lo que yo tiraba como idea, porque hay victorias que atrasan mucho más que algunas derrotas.

Lo que pasa hoy es la punta de un iceberg devastado por la incapacidad, irresponsabilidad, negligencia y la corrupción. Hay casos marcados en todo el fútbol mundial, muchos han pagado con la cárcel, otros han salido por la puerta de atrás sin dar demasiadas explicaciones.

Sin embargo, siguen en los lugares de decisión del fútbol argentino personas que no tienen un currículum que los avale, máxime cuando pueden ser comparadas con otras que hace mucho tiempo vienen dando muestras de honestidad y de capacidad, como pueden ser Marcelo Bielsa, César Menotti, Jorge Valdano, Ángel Cappa.

Todo eso sumado a que en las divisiones inferiores todo el mundo tiene prisa por ganar y se cortan los caminos del aprendizaje y de maduración del chico, a quien nadie educa, porque cuanto más educado sea más pensante va a ser, y el día que el jugador piense se acaba todo. Comparado a eso, todo lo mal que le pueda ir a Argentina es nada, y todo lo bueno que se consiga va a ser gracias a los jugadores y al cuerpo técnico, porque son los principales interesados de que a la selección le vaya bien.

– Desde tu experiencia de trabajar en el alto rendimiento, ¿cómo se puede actuar ante las presiones que afectan a Messi?

– Al jugador de fútbol le tiran toda esta pasión descontrolada, toda esta irrespetuosidad de los medios que realmente asquea. La violencia simbólica que se ejerce sobre ellos, el poner sobre los hombros la obligación de que cada partido haya que ganarlo, cuando en realidad es una posibilidad, hace que estos chicos se vayan cargando con cosas que los angustian. Hay mucha gente a la que le faltan cosas y que terminan tomando decisiones irreversibles, como así también hay futbolistas que se han quitado la vida. Es demasiado complejo.

– ¿Cómo ves la realidad de la AFA más allá de la selección mayor a futuro?

– A mí el fútbol de alta competencia me interesa relativamente. A mí lo que me importa es que el fútbol vuelva, a través de los órganos oficiales, a ser lo que fue alguna vez, y recuperar la esencia por la cual fue creado: una fantástica arma para formar a los chicos de la mejor manera. Que todo aquel chico que llega al fútbol pueda educarse. Yo quiero el fútbol de esa manera.

– ¿Qué reflexión te merece el existimo reinante? ¿Cómo se está educando sobre la victoria y la derrota?

– Se está deformando. Estos miserables que están en los medios no son muy distintos a los que echaron de Rusia por hacerle decir cosas obscenas a una chica. Hay una cantidad de impresentables que son verdaderamente ratas, juguetes de sus productores y sus patrones, que le están haciendo un mal brutal a la sociedad a través del fútbol. Estamos asistiendo, en estos últimos años, a una degradación brutal y desgraciadamente estamos siendo víctimas.

– En tu Facebook pusiste que “a cada Niembro hay que responderle con la sonrisa de un pibe en el potrero”, ¿Cómo se la genera a esa sonrisa y cómo se puede romper la dicotomía entre divertirse y ganar?

– Gastar mucho tiempo en educar. Los chicos a esa edad son como un pedazo de madera o unos gramos de arcilla que uno puede ir modelando. Después depende de la forma que se le quiera dar, porque de eso se trata la educación. Así como estos jugadores de altísima gama son artistas que juegan al fútbol, también los formadores que están en las primeras etapas formativas son artistas que enseñan, y los valores de vida que defiendan y transmitan son los que nos van a ayudar a que el chico entienda que al ir a jugar tiene la posibilidad de hacernos felices, de pasarla bien, y respecto al resultado -como dijo Borges-, no darle tanta importancia a esos dos grandes impostores, como son la victoria y la derrota.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas