Economía

15 junio, 2018

Un súper jueves de dólar, FMI y cambios en el equipo económico

El gobierno dio a conocer este jueves la carta de intención con las propuestas de política económica para obtener el préstamo del FMI. Mientras el ajuste toma forma concreta en proyectos y medidas, el dólar continúa subiendo. Al caer la tarde se conoció la renuncia de Federico Sturzenegger.

El gobierno dio a conocer este jueves la carta de intención con las propuestas de política económica para obtener el préstamo del FMI. Mientras el ajuste toma forma concreta en proyectos y medidas, el dólar continúa subiendo. Al caer la tarde se conoció la renuncia de Federico Sturzenegger.

Cuando en la mañana del jueves la votación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo obtenía media sanción en la Cámara de Diputados, otra ola verde comenzaba a levantarse.

En una nueva jornada que desde temprano mostró un carácter ascendente, el dólar cerró en el mercado mayorista en los $27,70, con una suba del 6,5%, y un bajo volumen negociado de 366 millones de dólares.

Las pizarras del Banco Nación anotaron al cierre de la rueda un valor de $28,20 para el tramo minorista, mientras los contratos de dólar futuro para diciembre de este año terminaron por pactarse a $33. La suba en el año llega al 52%.

Durante el día jueves los bancos oficiales no salieron a vender dólares, aunque el Central sí lo había hecho dos ruedas atrás, el martes principalmente con cerca de 900 millones de dólares, para bajarlo en aquella ocasión 35 centavos, y el miércoles, con 99 millones. Esta vez nada de eso ocurrió y tampoco apareció la oferta por el lado de los privados.

En el resto del mundo la tendencia fue similar, con el dólar fortaleciéndose a partir de la suba de tasas de la Reserva Federal (FED) estadounidense, aunque de manera mucho menos pronunciada. Tras ubicar la tasa de referencia en el 2%, la FED comentó que a partir del monitoreo realizado a la economía norteamericana podrían restar aun dos subas más para este año, contra una sola que se esperaba.

El aumento de la tasa provoca lo que en finanzas se denomina flight-to-quality, una salida de dólares de países emergentes hacia EE.UU., provocando tensiones cambiarias.

Esta suba en la cotización de la divisa también se da en un contexto interno donde prima la incertidumbre ante la actitud del Banco Central, que pasa de una flotación administrada poniéndole techo al dólar, a dejarlo correr sin ninguna intervención. Es en este punto que se piensa si la estrategia de la autoridad monetaria no es licuar el stock de Lebacs, nominadas en pesos, y absorber parte de dicho stock con los dólares que ingresarán del acuerdo con el FMI.

En este marco se anunció que la mitad del primer tramo del crédito otorgado por el FMI, 7500 millones de dólares, serán utilizados para intentar frenar futuras corridas. Según el comunicado oficial difundido, “el Ministerio de Finanzas comunica que próximamente anunciará un programa de venta de hasta 7500 millones de dólares provenientes del acuerdo con el FMI para apoyo presupuestario”. Estas ventas serán preanunciadas y se ejecutarán a través de subastas realizadas por el Central a partir de una petición del Tesoro.

En medio de estas tensiones cambiarias, durante la noche del jueves se conoció la renuncia del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger y su reemplazo por el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

Durante la apertura del mercado del viernes, el impacto de la noticia llevó a que la cotización de la divisa norteamericana abriera en $27,10 en las pizarras del Banco Nación.

Los cambios en el equipo económico también llevaron a que Nicolás Dujovne absorba la cartera que deja Caputo, volviendo Finanzas a ser una Secretaría de Estado.

La letra chica del acuerdo con el Fondo

Si bien la semana pasada se había dado a conocer el acuerdo al cual habían llegado el gobierno nacional y el FMI, ahora se difundió la carta de intención que el gobierno se compromete a cumplir ante el organismo.

En materia de política fiscal se ratifica el compromiso de un déficit primario de 2,7% para 2018 y de 1,3% para 2019. Esto implicará una mayor reducción de subsidios, la racionalización del empleo público, la reducción en compras de bienes y servicios por parte del Estado y posponer la obra pública no esencial. También buscarán avanzar con modificaciones en el régimen jubilatorio y el sistema laboral.

El documento agrega que “si las circunstancias cambiaran y los resultados económicos fueran peores a los anticipados, estamos preparados para identificar medidas adicionales que nos permitan alcanzar nuestros objetivos de déficit primario para 2018 y 2019”, aunque no aclaran cuáles serían específicamente.

En términos de política monetaria, a las decisiones ya conocidas sobre autonomía del Central y el financiamiento de este al Tesoro, se agregan nuevas metas de inflación, coincidentes este año con la perspectiva del Relevamiento de Expectativas del Mercado (27%), y para junio de 2019 en 22% interanual.

Quedan limitadas también las intervenciones del Central en el mercado cambiario, apostando por un tipo de cambio flexible, con ventas limitadas a “períodos en que haya una clara disfunción del mercado”. En caso de que la intervención esté por encima de lo considerado consistente, se iniciará una consulta al propio Fondo para trazar una nueva política.

Sin contar el desembolso actual que el FMI realizará el próximo 20 de junio, los próximos desembolsos serán trimestrales, sujetos a evaluación y revisión del cumplimiento de la carta de intención, y con montos fijos de 2000 millones de dólares.

Resta ver cuánto se alejan o acercan los datos consignados en la carta con lo que suceda en la realidad. En este sentido, todas las previsiones informan números peores que los estimados por el Ejecutivo, en particular lo referido al crecimiento del producto para 2018. Pese a insistir con un aumento del PBI del 1,4%, otras estimaciones comienzan a ubicarlo cercano al -0,5%.

El precio del dólar será la otra variable a controlar. Sin techo ni piso a la vista, el valor de la divisa norteamericana viene profundizando el aumento de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de quienes tienen ingresos fijos.

Leandro Navarro – @navarro_lean

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas