Economía

8 junio, 2018

Agustín Rossi: «Es una vergüenza y un bochorno volver al FMI»

El jefe del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara de Diputados, habló sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de su posible revisión legislativa en diálogo con FM La Patriada.

Agustín Rossi, jefe del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara de Diputados, habló sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de su posible revisión legislativa en diálogo con FM La Patriada.

– ¿Este acuerdo con el FMI y el préstamo de 50 mil millónes de dólares tiene que pasar por el Congreso?

– Entendemos que sí. Corresponde porque no es un empréstito que toma el gobierno con algún organismo de crédito multilateral, sino que es un acuerdo que exige condicionalidades que afectan al conjunto de los argentinos. No estamos ni queriendo discutir el monto, que parece exageradísimo, ni el tiempo, ni la tasa de interés. Lo que fundamentalmente nos preocupa son las condicionalidades, porque si terminan siendo las que todos suponemos o las que están trascendiendo, el costo social de este acuerdo es enorme: congelamiento de jubilaciones, congelamiento de salarios, disminución de transferencias a las provincias, eliminación del plan de obra pública, disminución de servicios del Estado como salud, educación, inclusión social.

Creo que estos señores que nos ofrecían el futuro nos metieron en un túnel del tiempo y nos llevaron a un lugar del que pensamos que habíamos salido definitivamente. Imagínense que Ucrania era, hasta el día de ayer, el país que más le debía al fondo con 6700 millones de dólares, nosotros les vamos a pasar a deber 50 mil millones de dólares, es obsceno lo que se está generando.

Con respecto al tratamiento en el Congreso, cuando Néstor Kirchner pagó en 2005 el 100% de la deuda que teníamos con el FMI, buscó aval parlamentario y se debatió en el Congreso de la Nación. Es cierto que en esa oportunidad Mauricio Macri era diputado y le pareció que no era importante estar en la sesión en la que se trataba el desendeudamiento y faltó. Pero parece que es más que suficiente para que este acuerdo se debata en el Congreso de la Nación, si para desendeudarse se necesitó aval parlamentario, como no se va a necesitar para endeudarse.

– El acuerdo es a tres años por 50 mil millones de dólares con un gobierno que, en teoría, tiene las posibilidades de perder el año que viene en 2019. Sería una pesada herencia.

– Sí, esta claro que compromete futuras gestiones y el ritmo de la economía argentina a futuro. El próximo presidente va a llegar con un nivel de condicionamiento enorme ante este acuerdo. Porque con este monto de endeudamiento, el objetivo de la política económica de aquí en adelante va a ser uno solo, pagar la deuda. Entonces este año van a mandar un presupuesto que va a tener como objetivo el pago de los servicios de la deuda, no va a tener como objetivo una mejora en las condiciones de vida de los argentinos.

El ajuste necesario para esto va a ser una recesión brutal dolorosísima para el conjunto de los argentinos, ya la estamos notando con cierres de empresas y pérdidas de puestos de trabajo y, lamentablemente lo digo con mucho dolor, va a ser lo que va a pasar de aquí en adelante sobre todo en el próximo año y medio sin ninguna duda. Hay que ver lo que pasó en Grecia, 14 veces bajaron las jubilaciones en estos cinco años que llevan de acuerdo con el FMI.

– ¿Cómo va a hacer el Gobierno Nacional para poder disputar un proceso electoral en medio de este ajuste que usted marca?

– No lo sé, tampoco me preocupa demasiado. Lo que me preocupa es como van a hacer los argentinos para sobrevivir a este acuerdo con el Fondo. Lo que haga Macri y lo que haga el Gobierno me tiene sin cuidado, en términos generales. Supongo que contarán con el apoyo de los medios hegemónicos y tratarán de construir un relato, que es lo que han hecho durante todo este tiempo y puede verse como celebran este acuerdo de los dirigentes.

La verdad que es una vergüenza y un bochorno en la historia económica de nuestro país volver al FMI con un acuerdo de 50 mil millones de dólares. Al Fondo van los países cuyos gobiernos han hecho tales desastres con la economía que no pueden conseguir financiamiento en ningún lado, es el prestamista de última instancia. Solamente 30 países en el mundo tienen deudas con el FMI, y los países con stand-by son Kenia, Irak y Jamaica, ojalá nos hubiera tocado ese grupo para el mundial. A ese lugar nos han llevado y nos quieren mostrar qué bien estamos porque somos razonables y por eso el Fondo nos presta.

– Recientemente comentaste que tenías ciertas aspiraciones a ser el próximo presidente, por el Peronismo, de todos los argentinos. Si te tocara asumir en un año con este acuerdo, ¿qué hacés?

– Lo que se hace tiene que tener como objetivo no provocar más crisis aún. Entonces lo primero que hay que decir es que un gobierno que asuma en diciembre de 2019 tiene que terminar con una política de ajuste que lleve a la recesión económica. Para esto hay que empezar a pensar en políticas que recuperen el poder adquisitivo del salario, de las jubilaciones y pensiones, derogar esta perversa reforma previsional que aprobaron en diciembre del año pasado, fijar un límite de aumento a las tarifas que no puedan ser superiores a los aumentos del salario.

Hay que tener una política de comercio exterior destinada a favorecer a aquellos que producen y tengan su principal mercado en la Argentina, terminar con esta importación indiscriminada de productos que destruyen el trabajo argentino. Tenemos que dejar de pagarle el salario a trabajadores de donde se hizo el producto y cuidar lo nuestro, a nuestros productores, trabajadores, industriales, pequeños y medianos empresarios.

Después el mecanismo de relojería perverso que nos dejaron tenemos que trabajarlo. Portugal es un ejemplo, tiene políticas de condicionamiento heredadas pero también tiene políticas de crecimiento económico. El problema es que tenemos, no solamente el condicionamiento del FMI, sino un grupo de funcionarios que están enfermos de ideologismo y creen que estas políticas son beneficiosas para los argentinos. Y no van a serlas porque nunca las fueron, ningún país que tuvo un acuerdo con el FMI. Basta ver lo que ha pasado en Jordania estos últimos días.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas