Economía

7 junio, 2018

«Las políticas neoliberales generan violencias que impactan en nuestros cuerpos»

María Julia Elliosoff, economista e integrante de la Sociedad de Economía Crítica, reflexionó en «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 sobre las demandas económicas durante la jornada por #NiUnaMenos el lunes 4 de junio.

María Julia Elliosoff, economista e integrante de la Sociedad de Economía Crítica, reflexionó en «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 sobre las demandas económicas durante la jornada por #NiUnaMenos el lunes 4 de junio.

– En el discurso del 4J se hizo mucho hincapié en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el ajuste que está llevando adelante el gobierno de Cambiemos, ¿cómo podemos relacionar #NiUnaMenos con el FMI?

– Las exigencias desde lo económico aparecen fuertemente en el documento como una manera de visibilizar la violencia económica. Es un tipo de violencia que está contemplada en la Ley 26.485, y que al revisar los documentos de #NiUnaMenos desde 2015 hasta la fecha, ha tomado cada vez más visibilidad y en este año en particular.

Cuando se habla de violencia económica pensamos que tiene que ver con una situación familiar en la que el varón del hogar no le destina ingresos a la mujer que se ocupa de tareas no remuneradas o que, incluso trabajando, no puede manejar su propio dinero. Esta es un tipo de violencia económica, pero hay otras cuestiones bien descriptas en el documento de este año en el cual una de las consignas era Vivas, Libres y Desendeudadas.

Uno de los ejes fue la violencia en los cuerpos de las mujeres, travas, trans, lesbianas y migrantes. Son reflejos de la violencia del Estado y los gobiernos sobre los pueblos. En este sentido, todo lo que tenga que ver con las violencias que generan las políticas económicas neoliberales impacta en nuestros cuerpos. Por ejemplo, el retiro de políticas públicas y sociales a la población generan una presión sobre los cuerpos de las mujeres al interior de los hogares, empiezan a hacerse cargo de una mayor cantidad de tareas que antes las podían resolver dentro del ámbito estatal. Lo mismo todo lo que tenga que ver con los despidos y el desempleo, en el documento se mencionan todos los despidos en el ámbito estatal como también las brechas salariales, que las mujeres ganen en promedio un 27% menos que los varones en el sector formal mientras que en los sectores informales la diferencia llega al 40%. Y por último, los trabajos más feminizados como la salud, la educación, el empleo doméstico, son sectores que tienen salarios más bajos que en otros donde se insertan los varones.

– ¿Qué otros puntos se destacaron del documento?

– Otro punto interesante es la forma de producción extractivista en un contexto de globalización económica. Un sector favorecido por la quita de retenciones es la minería y la agricultura basada en agrotóxicos y transgénicos, un tipo de economía que genera muchas consecuencias para las poblaciones cercanas, entre las que se encuentran las consecuencias económicas no consideradas en el costo-beneficio. En esta problemática es donde las mujeres toman el mando y llevan a cabo las resistencias. Las personas que se opusieron y resistieron poniendo el cuerpo en Malvinas Argentinas, en Famatina, a las fumigaciones y contaminación fueron las madres de los niños y niñas.

– El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer surge por el reclamo de las mujeres obreras rusas en lo que fue el comienzo de la Revolución de Febrero y sus demandas se inscribían en el ámbito económico y laboral.

– Exactamente, el 8 de marzo, en especial los últimos años en los que el movimiento de mujeres se empoderó, tiene una carga mucho más fuerte con respecto al trabajo. Discutir el concepto de trabajo en general, la remuneración y las condiciones en que es llevado a cabo. Hay toda una discusión en el que uno de los aportes más importantes de la Economía Feminista para el movimiento de mujeres es discutir el concepto de trabajo. No solo del salario que nos dan, sino otro montón de actividades que hacemos las mujeres en el interior de los hogares donde nadie se entera qué pasa. Un trabajo que además desaparece, por ejemplo, una prepara la comida y enseguida no hay nada, es intangible.

– ¿Cómo se ve esto en los sindicatos donde la mayoría de los dirigentes son varones?

– Tal cual, sectores de empleo donde capaz el 90% son mujeres pero los puestos jerárquicos son de varones. En otros sectores, por ejemplo en la construcción, las mujeres solo están en puestos administrativos, ni como obreras ni como jerárquicas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas