Nacionales

4 junio, 2018

«Hay que ponerse de acuerdo en un solo día para el paro y que sea contundente»

Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), dialogó con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 y analizó lo que dejó la Marcha Federal de la semana pasada y habló de futuras medidas de protesta junto a otros sectores.

Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), dialogó con «Insurgentes» por Radio Sur 88.3 y analizó lo que dejó la Marcha Federal de la semana pasada y habló de futuras medidas de protesta junto a otros sectores.

– ¿Qué balance pueden hacer desde la CTEP con respecto a la Marcha Federal que finalizó el viernes pasado y qué esperan del posible paro anunciado por la Confederación General del Trabajo (CGT)?

– Cuando empezamos a pensar una movilización, en este caso la Marcha Federal, siempre lo hacemos con alguna expectativa pero el reclamo sectorial cedió a la coyuntura política porque empezamos planteando la Ley de Emergencia Alimentaria, que haya una dieta diversa de verduras y frutas para los sectores populares, alimentos a los que no acceden los pobres. Y en el medio apareció la fuga de capitales, el aumento del dólar, los precios se fueron a las nubes y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Así que ahora tenemos pibes que no tienen para comer, padres que no saben qué hacer, compañeras armando ollas populares con lo que tienen. Entonces la coyuntura política pasó hacia una movilización contra el Fondo y la política del gobierno y así la expresión del paro aparece en el escenario. También se movilizó la CGT, estuve un rato con Juan Carlos Schmid y Héctor Daer y nos plantearon que el Concejo Directivo se reunía este martes o miércoles y definía un paro. Y después la CTA, la Corriente Federal y Camioneros también están tanteando un paro para el día 8. O sea que lo que tendría que pasar es ponerse de acuerdo en un solo día para el paro y que sea contundente.

– Con respecto a que mencionás a la CTA, la CGT, etc. ¿Qué importancia le das a la unidad que se manifestó en la Marcha Federal?

– Por un lado la solidaridad de los sectores de todo lo que comprende al movimiento de trabajadores, formales e informales, adhiriendo a esta marcha. A mí me tocó venir desde La Quiaca pasando por San Salvador, Salta, Tucumán, Santiago, Córdoba, Rosario y Buenos Aires. Pero después hablé con [Juan Carlos] Alderete de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) que estuvo en Posadas, Chaco, otros compañeros de La Rioja, del sur, Bariloche, Comodoro Rivadavia, todos los que se han movilizado han visto la adhesión de todos los sectores del trabajo, incluidas las pequeñas y medianas empresas como también pequeños y medianos productores agrícolas.

Además con el acuerdo con el FMI y el veto a la ley antitarifazos hubo una adhesión mucho mayor a la de una movilización que ya era grande de por sí. Los sectores medios salían a la calle a aplaudir.

– ¿Creés que a través de la Economía Popular surgió un nuevo sujeto político, estos sectores que no estaban contemplados y hoy le marcan la cancha al gobierno y a las centrales obreras?

– No sé si plantearlo en términos de «marcar la cancha», me parece que a partir de la movilización del 7 de agosto de 2016 y, como dice Francisco siendo «artesanos de la unidad«, tuvimos reuniones con todo el mundo para que se entienda que la única posibilidad es que el sector que queda fuera del registro del trabajo en un modelo capitalista como el que vivimos, sobre la base del incremento del capital financiero, tenga los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Por ejemplo con los cartoneros, que ahora quieren ir hacia la incineración de la basura para destruir su organización. Ellos empezaron recolectando cartones en Capital y terminaron construyendo una especie de gremio del sector. Y así cada trabajo que somos capaces de crear tiene que tener más derechos.

A partir de esto hubo organizaciones gremiales que lo tomaron bien, otras que no lo están interpretando, pero no es «marcar la cancha» sino pelear por reivindicaciones por las cuales otros se solidarizan. Esa posición hay que combatirla con ideas que integren socialmente a todos los sectores, estas ideas son las leyes que presentamos. Ahora lo que después te dice el gobierno es que no tiene de donde sacar la plata.

– Es un punto interesante porque uno de los argumentos que esgrime el presidente y el gabinete es que no hay presupuesto.

– Ellos gobiernan y pretenden que nosotros les digamos de dónde sale la plata. Si quieren que les digamos de donde sacar la plata les podríamos plantear que todos los exportadores paguen el 35% de retenciones y no trasladarlo a los productores, porque lo único que hacen es ser pasamanos. Los grandes exportadores tienen que poner la guita, son los que están llevándosela toda. Después todas las transacciones financieras, sobre todo las especulativas, tienen que pagar.

De esto sacás plata para producir, para la economía popular, para apoyar las economías regionales. Sino va a haber un proceso de desintegración que va a generar una violencia que va a hacer imposible vivir aún a aquellos que andan en helicópteros y viven en countries.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas