Mundo Gremial

30 mayo, 2018

Conflicto en el subte: «No nos van a doblegar»

El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, se manifestó en contra de la intimación presentada por la empresa Metrovías para frenar las medidas de fuerza que lleva adelante su sindicato en rechazo a la paritaria del 15% firmada el pasado 12 de abril con la Unión del Transporte Argentino (UTA), gremio minoritario.

El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, se manifestó en contra de la intimación presentada por la empresa Metrovías ante el Ministerio de Trabajo para frenar las medidas de fuerza que lleva adelante su sindicato en rechazo a la paritaria del 15% firmada el pasado 12 de abril con la Unión del Transporte Argentino (UTA), gremio minoritario.

En diálogo con Notas, Pianelli sostuvo que la levantada de molinetes generaba simpatía entre los usuarios del medio de transporte. «Por eso (el gobierno) nos quiere llevar a que tomemos una medida de mayor envergadura”, afirmó el dirigente gremial.

Metrovías había anunciado en un comunicado oficial que notificó tres despidos con causa contra un delegado gremial y dos miembros de la Comisión Directiva de la AGTSyP. Sin embargo, esa medida no se efectivizó, según confirmó Pianelli durante la mañana de este miércoles.

Los telegramas de suspensión hasta el momento ascienden a 171, de los cuales 131 son delegados gremiales que contaban con tutela sindical, según confirmó la empresa. Al respecto, el gremialista dijo: “Mandar suspensiones o despidos por abrir molinetes es desproporcionado, una provocación”.

Además, agregó que “el gobierno quiere bajar los salarios, entonces una medida de protesta que la gente de siente identificada no le gusta” con lo cual “está intentando disciplinar a los trabajadores para que acepten la baja salarial». «Nosotros estamos convencidos de que no nos van a doblegar”, subrayó.

Le empresa intenta rearmar su jugada con el apoyo de la cartera que dirige Jorge Triaca y solicitó a la Comisión de Garantías de dicho ministerio que intervenga en el conflicto “para que se califique al servicio de subterráneos como esencial”, lo que limitaría legalmente las medidas de fuerzas que tomen los trabajadores.

Por su parte, el secretario adjunto de la AGTSyP, Néstor Segovia, dijo que “el gobierno quiere poner en caja a este cuerpo de delegados, a este sindicato, para hacer un efecto cascada en todos los sindicatos”. A su vez, pidió disculpas a la comunidad por las medidas de fuerza resueltas por el gremio, pero aclaró: “Si nosotros perdemos, todos ustedes también van a perder. Si el gobierno no tiene vocación de diálogo, es su responsabilidad”.

Paritarias a la baja y peligro de cáncer

Sumado al conflicto salarial, en una conferencia de prensa brindada el pasado lunes, con el acompañamiento de dirigentes sindicales como Roberto Baradel, Pablo Moyano, Daniel Catalano, María Reigada y Hugo Yasky, la AGTSyP denunció a Metrovías, a la Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) y al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta por entorpecer la investigación por la compra de los vagones de la línea B que, se sospecha, contienen asbesto.

«En vez de tratar de demonizarnos por televisión, sería más productivo que intenten sacar este material cancerígeno de nuestro subterráneo para que nosotros, nuestros compañeros y nuestros compañeros jubilados no se mueran apenas tengan la jubilación. Estamos muy indignados por la actitud que están teniendo las autoridades», denunció Pianelli.

Este jueves los trabajadores del subte realizarán una reunión de delegados para definir cómo continuarán con el conflicto, mientras que ya definieron abrir los molinetes de la línea B.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas