Nacionales

21 mayo, 2018

Barrios en Red: una experiencia popular por la urbanización

El pasado viernes representantes de los barrios de San Isidro se movilizaron a la Municipalidad exigiendo la urbanización con participación popular, el reconocimiento del Certificado de Vivienda Familiar y la conformación del Consejo Local de Hábitat.

El pasado viernes representantes de los barrios de San Isidro se movilizaron a la Municipalidad exigiendo la urbanización con participación popular, el reconocimiento del Certificado de Vivienda Familiar y la conformación del Consejo Local de Hábitat.

La jornada fue convocada por Barrios en Red, una organización local que lleva trabajando la problemática de la urbanización desde principios del 2017 y agrupa militantes de amplios sectores sociales y políticos, como también vecinos y vecinas autoconvocadas. A fines del año pasado lograron que el Concejo Deliberante adhiriera a la ley provincial 14.449 de Acceso Justo al Hábitat.

San Isidro es uno de los municipios que más recauda a nivel nacional, sin embargo las deudas con los sectores más humildes no dista de ningún punto geográfico de nuestro país: la falta de acceso a los servicios básicos y las inundaciones con las lluvias son moneda corriente. Hace ya varios meses que esta organización está trabajando junto a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) relevando a más de cinco mil familias en el distrito para otorgar el Certificado de Vivienda Familiar expedido por el Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBaP), organismo hoy dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Los negociados del jefe comunal Gustavo Posse y sus aliados en cuanto al manejo de tierras públicas son conocidos y van desde la desastrosa y judicializada implementacion del viejo Plan Federal de Viviendas hasta la venta del (viejo) Hospital Municipal, pasando por el proyecto inmobiliario que se quiso instalar en el “Bosque Alegre” y actualmente con los proyectos privados en las tierras del Puerto de San Isidro o la venta del Golf Municipal de Villa Adelina, extinguiendo los espacios públicos y verdes para la comunidad.

La caravana del viernes 18 comenzó en el barrio La Cava, a 30 cuadras de la Municipalidad, la cual desde temprano esperaba vallada y custodiada por la Policía. La columna contó con el acompañamiento de organizaciones del campo popular sanisidrense como la CTEP, Patria Grande, La Poderosa, Agrupación Pampa, La Cámpora y otras organizaciones sociales locales.

Ya frente al municipio, Norma Arispe, referente de Barrios en Red y vecina del barrio Angelita leyó el documento preparado para la ocasión donde manifestó la necesidad de políticas públicas para la urbanización y el desarrollo en un ambiente sano. Para ello los barrios propusieron la creación de una mesa de participación (contemplada dentro de la ley de hábitat) donde los y las vecinas tengan voz y voto a la hora de diseñar los proyectos y velar por los fondos que se otorgan desde el gobierno nacional y provincial, para que no ocurra lo acontecido en el Plan Federal de Viviendas.

Previamente tomaron la palabra representantes de los diferentes barrios que expresaron las problemáticas que se padecen día a día. Olga Gonzalez, vecina del barrio Binca manifestó: «Hace 40 años que peleamos por la plena urbanización de nuestro barrio, y si bien hemos avanzado en muchos aspectos no nos detendremos hasta no obtener todos nuestros títulos y el acceso a todos los servicios básicos. Nos continuaremos movilizando las veces que haga falta». Asímismo, Victoria Ruarte, integrante de Mala Junta, reclamó por la ampliación de la partida presupuestaria para las cuestiones de género y la aplicación de hecho del cupo laboral trans sancionado a fines del 2017.

La protesta contó también con la participación de Fernanda Miño, concejala por Unidad Ciudadana e integrante de la CTEP y la mesa nacional de Barrios Populares que vela por la aplicación de la ley nacional de expropiación e integración urbana de los más de 4300 barrios relevados por el ReNaBaP. Finalmente el acto concluyó con un número musical de Hernán de Mala Fama, vecino del barrio Sauce de Beccar, quien se solidarizó con la causa.

Marcos Del Pino y Rodrigo Picó

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas