América Latina

6 abril, 2018

Tensión en las calles de Brasil: Lula anunció que no se entregará

Luis Inácio Lula da Silva debería entregarse antes de las cinco de la tarde de este 6 de abril a la Policía Federal en Curitiba, capital de Paraná, según una orden de prisión dictada por el juez Sergio Moro. Sin embargo el ex presidente se encuentra en el Sindicato de Metalúrgicos de San Bernardo del Campo, mientras militantes y simpatizantes colman las calles de Brasil bajo la consigna “Lula Livre”.

Luis Inácio Lula da Silva debería entregarse antes de las cinco de la tarde de este 6 de abril a la Policía Federal en Curitiba, capital de Paraná, según una orden de prisión dictada por el juez Sergio Moro. Sin embargo el ex presidente se encuentra en el Sindicato de Metalúrgicos de San Bernardo del Campo, mientras militantes y simpatizantes colman las calles de Brasil bajo la consigna “Lula Livre”.

El famoso juez del ‘Lava Jato” solicitó la detención de Lula luego de haber sido rechazado por el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) el recurso de habeas corpus presentado por la defensa del metalúrgico. La decisión sorprendió al dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) y a sus abogados, ya que esperaban la oficialización de su arresto después del 10 de abril.

La defensa del ex presidente había impulsado también apelaciones en el Tribunal Federal Regional de Porto Alegre, que rechazó el pedido bajo el argumento de que se trataba de una “maniobra” para postergar el cumplimiento de la detención.

José Roberto Batochio, uno de los abogados de Lula, dijo que la ansiedad por mandarlo a detener antes de que las presentaciones fuesen examinadas “revela una arbitrariedad sin fin” y anticipó que volverán a elevar un recurso de urgencia.

Mantener a la gente en las calles

Según Página/12, rato antes de que se conociera la orden de Moro, Lula se encontraba reunido con su círculo más cercano y dijo que “será importante mantener a la gente en la calle mientras yo esté preso”.

Ni bien se supo la noticia de que el ex presidente pasaría la noche en el Sindicato de Obreros Metalúrgicos de San Bernardo, simpatizantes y militantes marcharon en columnas hacia el lugar a pedido de la dirección del Partido de los Trabajadores (PT).

Por su parte, la Central Única de Trabajadores (CUT) convocó a movilizaciones en todo el país y analizaba llamar a un paro general si Lula es efectivamente detenido.

Los sindicalistas que lo acompañan plantearon que no se entregue y que la Policía Federal tenga que ingresar al sindicato para arrestarlo. En diálogo con Folha de Sao Paulo el candidato a la presidencia con mayor intención de voto (37% en todo el país) aseguró que no se va a entregar, mientras grandes columnas de manifestantes concentran expectantes en defensa del político más popular de Brasil.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas