Nacionales

4 abril, 2018

Atentado a FM Alas: «La Justicia se tiene que hacer cargo de la situación»

Guido, integrante del colectivo FM Alas de El Bolsón dialogó con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 sobre las amenazas que recibió la emisora los últimos años y el incendio del pasado fin de semana.

Guido, integrante del colectivo FM Alas de El Bolsón dialogó con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 sobre las amenazas que recibió la emisora los últimos años y el incendio del pasado fin de semana.

– ¿Cómo vivieron y cómo estan ahora, luego del incendio que sufrieron los tirantes del piso del nuevo espacio que están construyendo para la radio comunitaria que ya lleva 30 años?

– Esto esta enmarcado en un proceso que lleva más de un año, con el avance de proyectos extractivos turísticos, megamineros, el avance sobre los Pueblos Originarios y demás.

FM Alas tiene 30 años de existencia y hacia 20 que estaba habitando una casa céntrica de El Bolsón, de material. Si alguien quería prenderla fuego era medio complicado porque tenía que romper un postigo y tirar una molotov. Todo esto haciendo hincapié en que uno de los mensajes que nos mandaron o dos, decían que nos iban a prender fuego la radio.

Lamentablemente tuvimos que abandonar el edificio en el que estuvimos 20 años, que alquilábamos, para trasladarnos a un lugar menos céntrico pero que es un terreno propio. El sábado 24 de marzo empezamos la construcción de la nueva radio a partir de jornadas colectivas de trabajo comunitario y pusimos los pilares. El sábado 31 por la tarde se pusieron los tirantes, el primer material inflamable que se coloca en el nuevo edificio. Esa misma noche individuos desconocidos intentaron romper, y rompieron, algunos de los tirantes. Pero al ver que la tarea era medio complicada aparentemente intentaron hacer una fogata, por suerte sin demasiado éxito. Solamente perdimos algunos tirantes que rompieron y otros que se quemaron en algún sector ademas de un nailon que también se quemó.

El daño material no es tan importante pero si el mensaje. Queda muy claro de qué sector viene. Había cosas que se podrían haber robado también pero claramente esa no era la intención. La intención era amedrentar e incluso el fuego que prendieron lo iniciaron con una publicación de la prensa compañera Prensa del Pueblo.

– A partir de esto ¿Cuáles son las acciones que ustedes toman como colectivo? ¿Pueden hacer la denuncia en algún lugar o pudieron hacerlo visible en El Bolsón?

– Si, la visibilidad se dio a partir de un comunicado. Obtuvimos una respuesta inmediata de la población. La denuncia policial la hicimos, fue la policía a peritar el lugar. Pero bueno, nosotros ya habíamos hecho todas las denuncias correspondientes a todas las amenazas que recibimos durante el año 2016 y 2017. Hicimos las denuncias correspondientes también en la Fiscalía, nos presentamos como querellantes para poder presionar y que se lleven adelante medidas. Propusimos un perito particular para que triangule los mensajes de texto que nos habían llegado y de qué teléfono nos habían llegado. La fiscalía de El Bolsón no hizo lugar a nuestros pedidos en ningún momento, no avanzó en la investigación.

Nos parece que este hecho consumado, luego de que las amenazas hayan sido puntualmente de prendernos fuego la radio, es responsabilidad de la fiscalía local como del gobierno ejecutivo provincial que tienen que bregar por nuestra seguridad, como un medio de prensa que necesita tener libertad de expresión y esto lo cercena.

– Esta no es la primera amenaza que reciben ¿A qué crees que responde este ataque en contra de la radio comunitaria?

– Aquí en El Bolsón estamos inmersos en un conflicto que lleva mucho tiempo y que tiene que ver con la instauración del multimillonario Joe Lewis y todo su proyecto de mega loteo en zonas de reservas naturales. Eso creó un conflicto muy grande que creció mucho durante 2016 ya que el nuevo gobierno municipal decidió avanzar con el loteo a pesar de todas las trabas judiciales que tiene y eso generó una gran reacción de la población.

Es a partir de allí que nosotros empezamos a recibir amenazas telefónicas y luego cuando la situación social en la región empeoró en sentido de que empezó a haber represión a los Pueblos Originarios, la situación de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel que nos tocó cubrir de muy cerca, eso generó que la radio tenga más visibilidad y audiencia. Entonces estos personajes que venimos a decir que en otra época, en otro gobierno por ahí no se animaban tanto a dar sus opiniones a través de mensajes intimidatorios o amenazas, ahora sienten más lugar para hacerlo, un poco más de impunidad como queda demostrado. Y a partir de eso, de vernos inmersos en estos conflictos que han tenido impacto a nivel nacional es que nos empiezan a llegar todas estas amenazas con una impunidad total.

– ¿De qué se trata FM Alas y cuál es el trabajo que hacen en El Bolsón?

FM Alas es una Asociación Civil para la comunicación popular. Nuestra radio se caracteriza por lo que nosotros llamamos «radioparticipación». Nos gusta decir que no tenemos ni oyentes ni oyentas sino «radioparticipantes» y el micrófono de FM Alas está abierto todo el tiempo.

Ya sea cualquier programa que esté al aire, «radioparticipante» mata todo y tiene el aire a su disposición. Esa es la premisa de FM Alas que intenta construir un espacio para que la comunidad pueda expresarse y principalmente el sector de la comunidad que no tiene la posibilidad de ver reflejada su situación en los medios hegemónicos o comerciales de la zona.

– Después de haber sufrido una nueva amenaza ¿Cómo van a continuar?

– Este fin de semana lo que recibimos fue un atentado puntual, las amenazas estuvieron sucediendo en momentos anteriores. Ahora puntualmente se consuma el hecho. Seguimos avanzando con las cuestiones que tienen que ver con la Justicia porque nos parece que corresponde. Se tienen que hacer cargo de la situación, avanzar respecto de esto y darnos cierto marco de seguridad en el cual podamos cumplir con nuestro rol comunicativo.

Al mismo tiempo hay un montón de otras cuestiones en el cual las personas que generan esto logran que el Colectivo de FM Alas tenga que sentarse a discutir prácticas de seguridad y ver como cuidarnos colectivamente ante estos suceso que lamentablemente sentimos que puede volver a ocurrir.

En este momento no hay nadie en el terreno donde se construye la radio, es un lugar alejado y que por eso mismo nos planteamos distintas medidas de seguridad en función de proteger el espacio que queda expuesto a la noche.

El momento que está atravesando FM Alas traspasa el lugar, no tenemos aire en este momento y nos viene muy bien tener un espacio para contar lo que viene sucediendo.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas