Derechos Humanos

7 marzo, 2018

Murió Bignone, último presidente de facto de la dictadura

Este miércoles falleció Reynaldo Bignone en el Hospital Militar. Tenía 90 años y fue el que se vio obligado a convocar a elecciones y encarar la transición democrática, no sin antes promulgar un decreto de autoamnistía. Fue juzgado por distintos delitos de lesa humanidad.

Este miércoles falleció Reynaldo Bignone en el Hospital Militar. Tenía 90 años y fue el que se vio obligado a convocar a elecciones y encarar la transición democrática, no sin antes promulgar un decreto de autoamnistía. Fue juzgado por distintos delitos de lesa humanidad.

La última ocasión en que Bignone apareció en público fue el año pasado, en el juicio en el que junto a Santiago Omar Riveros y otros cinco acusados fueron condenados por delitos de lesa humanidad cometidos en el Colegio Militar contra conscriptos que hacían el servicio militar obligatorio. Allí recibió la pena de prisión perpetua.

Además, en juicios anteriores había sido condenado también a perpetua por allanamientos ilegales, secuestros, torturas y homicidios, además de saqueo de las pertenencias de sus víctimas. Las principales causas por las que se lo juzgó fueron Campo de Mayo II, III y IV, Hospital Posadas, Plan Sistemático de Apropiación de Menores, Automotores Orletti y Plan Cóndor.

Asumió como presidente de facto el 1 de julio de 1982, en la recta final de la dictadura cívico-militar, y tomó el mando de Leopoldo Galtieri, cuya salida se aceleró luego de la derrota en la Guerra de Malvinas.

El 10 de diciembre de 1983 entregó la banda presidencial a Raúl Alfonsín, electo en las urnas el 30 de octubre de ese año. Antes de dejar el sillón de Rivadavia, dictó un Acta Institucional que declaraba muertos a los desaparecidos y consideraba a la represión y delitos violatorios de los derechos humanos cometidos por integrantes de las fuerzas armadas, «actos de servicio». Además, dictó el decreto ley de autoamnistía, luego derogado por el gobierno radical.

Juzgado en el Juicio a las Juntas de 1985, fue uno de los beneficiados por los indultos que dictó el presidente Carlos Menem.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas