Nacionales

2 marzo, 2018

Vidal abrió el año legislativo: “No vengo a decirles que todo está bien”

El pasado jueves la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dio inicio al año legislativo con un discurso que duró menos de cuarenta minutos, de los cuáles veinte fueron dedicados a las docentes bonaerenses que se encuentran en alerta luego de la frustrada negociación paritaria.

El pasado jueves la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dio inicio al año legislativo con un discurso que duró menos de cuarenta minutos, de los cuáles veinte fueron dedicados a las docentes bonaerenses que se encuentran en alerta luego de la frustrada negociación paritaria.

El discurso mostró en escena a una eufórica María Eugenia Vidal, completamente a la ofensiva, con capacidad administrativa, y un tanto “molesta” con quienes no están conformes con su gestión, cuyo objetivo parecería ser ponerle fin a la inoperancia de la gestión anterior. “Mariú” habló a la cámara y casi ni miró a los legisladores. Le habló a la gente.

Su discurso operó sobre los valores tradicionales asentados en el imaginario de un gran sector de la ciudadanía bonaerense, con la comodidad de una provincia blindada mediáticamente, que arrastraba serios problemas de la gestión anterior, y una funcionaria pública que goza de la mejor imagen, muy por encima de los demás dirigentes políticos.

En principio agradeció al presidente Macri por la recuperación del Fondo del Conurbano, que “hace posible sacar a la provincia de la quiebra en la que la encontramos”, remarcó Vidal, y acto siguiente agradeció a los intendentes que “sin importar los colores políticos”, realizaron obras en sus municipios con fondos provinciales.

La culpa de todo la tiene la maestra

La peor parte se la llevaron las docentes bonaerenses, a quienes la gobernadora Vidal dedicó la mitad de su discurso. “Tenemos que dialogar y ponernos de acuerdo, pero con una prioridad obvia: el centro del debate son nuestros alumnos”, disparó Vidal para marcar la cancha.

Con los resultados del polémico Operativo Aprender sobre la mesa, Vidal mencionó el deterioro de la educación pública, la deserción, las dificultades de la transición de la escuela secundaria a la universidad, y la baja calidad educativa. “Desde hace años cada vez más familias eligen la escuela privada, y la escuela pública queda como única opción para chicos de familias vulnerables”, apuntó la gobernadora.

La respuesta a estos déficits educativos fue marcada por la discusión paritaria y la incertidumbre sobre el comienzo de las clases. “Estos problemas no se resuelven solamente con paritarias y aumento de salario, ni con abrir escuelas nuevas, ni con decir que el aplazo estigmatiza”, explicó al recinto la gobernadora cuya gestión ordenó cerrar 39 escuelas en rurales y 11 del Delta, con lo tuvo que dar marcha atrás debido al rechazo de diversos sectores de la sociedad.

Vidal se refirió a las “docentes, profesionales, y miembros de la comunidad educativa” que se disponían a dar lo mejor el primer día de clases. “Sé que merecen ganar mucho mejor, pero también sé que mientras todo de lo mismo, eso no va a pasar”, sentenció la gobernadora bonaerense y agregó: “Vinimos a hacer lo que hay que hacer por más que haya costos, como los 17 días de paro del año pasado”.

Volvió a negar la cláusula gatillo exigida por las docentes para asegurar un aumento automático en caso de que la inflación le gané al salario.  “Vamos a encontrar mecanismos, como hicimos en años anteriores, para equiparar el poder adquisitivo del salario a la inflación”, aseguró Vidal con notable solidez discursiva pero que en los hechos no se saben cuáles serían esos mecanismos.

La provincia de los imposibles

“Imposible que una mujer ganara la elección y que gobernara. Imposible darle la pelea a las mafias. Imposible empezar y terminar obras y hacerlo con transparencia”, rememoró Vidal y acomodó los cañones: “En la provincia del Pata Medina y Balcedo, hoy las causas judiciales avanzan”.

Agradeció por ello a la Corte Suprema de la Provincia, y agregó que “volvieron a hacer funcionar los jurys de enjuiciamiento” para jueces y fiscales que ubicó cercanos a las mafias. Por el contrario, no hizo mención al jury de enjuiciamiento dispuesto contra el juez Luis Federico Arias, magistrado que presentó múltiples amparos para frenar el tarifazo y la conciliación obligatoria dictada para perjudicar a los gremios docentes, entre otras medidas.

“En la provincia de los hospitales con riesgo de demolición, hoy tenemos 30 guardias terminadas”, anunció Vidal.  Aunque no se sabe dónde están esas guardias, además de que serían 30 en una provincia de 135 municipios, en la capital bonaerense el Hospital Interzonal San Martín se cae a pedazos, padece de cortes de luz y los médicos de la provincia denuncian déficit sanitario.

Marcos Lede Mendoza, desde La Plata – @pichulede1

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas