América Latina

28 febrero, 2018

El gobierno argentino avanza hacia un conflicto con Bolivia

Por Ignacio Diaz. Erigido como posible líder regional de la derecha continental y tras una caída de su aprobación nacional según encuestas, el presidente Mauricio Macri sienta las bases para un posible conflicto bilateral con Bolivia.

Por Ignacio Diaz*. Erigido como posible líder regional de la derecha continental y tras una caída de su aprobación nacional según encuestas, el presidente Mauricio Macri sienta las bases para un posible conflicto bilateral con Bolivia.

Tras un legítimo intento de buscar un acuerdo de reciprocidad entre ambos países en materia de atención sanitaria gratuita, el gobierno argentino y la prensa afín promueven una confrontación directa con La Paz y, de paso, fomentan un nacionalismo con tintes xenófobos.

Desde la Casa Rosada apelan a la vieja táctica de adjudicar problemas estructurales graves, como los que atraviesa el sistema público de salud argentino, a los inmigrantes o a personas que cruzan la frontera para recibir atención médica.

Sin estadísticas ni cifras concretas, el tema fue instalado desde el gobierno de Jujuy, provincia limítrofe con Bolivia, luego que el Ministerio de Salud provincial propusiera cobrar dinero a los extranjeros que se atiendan en los hospitales públicos de esta provincia. “El proyecto de ley es para que el Estado boliviano pague, no el ciudadano”, aclaró el ministro provincial del área, Gustavo Bouhid.

Luego el tema se expandió por la prensa y fue cuidadosamente orientado hacia Bolivia. Este martes la prensa difundió ampliamente que el gobierno de Evo Morales no aceptó firmar un convenio de reciprocidad para garantizar la atención sanitaria gratuita de ciudadanos argentinos en todos los casos.

De inmediato el jefe de Gabinete y principal vocero del presidente Macri, Marcos Peña, anunció que el gobierno argentino “ve con buenos ojos” que el Congreso debata un proyecto para que los hospitales públicos cobren la atención a los extranjeros. El principal obstáculo para el oficialismo es que la Constitución argentina garantiza la atención sanitaria gratuita a todas las personas sin excepción.

Si bien los argentinos no tienen garantizada la atención sanitaria gratuita en otros países limítrofes como Brasil y Chile, y el mismo fenómeno que ocurre en la frontera con Bolivia ocurre con Paraguay, el tema es alevosamente dirigido hacia el gobierno de Evo Morales.

Los presidentes de ambos países tienen fijado un encuentro bilateral desde el año pasado, que se fue postergando por distintos motivos. Uno de ellos es la construcción de la represa hidroeléctrica de Cambarí, ubicado en la cuenca del río Tarija, afluente principal del río Bermejo, obra sobre la que Argentina exigió más estudios de impacto ambiental.

A un año de las elecciones presidenciales de Bolivia y con un clima de conflictividad marcado por la repostulación de Evo Morales, el gobierno de Macri promueve lentamente una confrontación bilateral, mientras los cañones siguen apuntados contra Venezuela.

@IgnacioDM

*Artículo publicado originalmente en Revista América XXI

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas