Nacionales

28 febrero, 2018

Eduardo Duhalde: «Yo vengo de 2001 y la situación es muy parecida»

El ex gobernador bonaerense y ex presidente Eduardo Duhalde dialogó con FM La Patriada sobre su mirada respecto a distintos temas de actualidad y qué piensa hacer en el futuro dentro del peronismo.

El ex gobernador bonaerense y ex presidente Eduardo Duhalde dialogó con FM La Patriada sobre su mirada respecto a distintos temas de actualidad y qué piensa hacer en el futuro dentro del peronismo.

– ¿Qué opinión tiene sobre el tratamiento de una ley de despenalización del aborto en el Congreso?

– Es un tema que divide a la sociedad. Yo siempre he tenido una idea distinta que es que aquellas mujeres que quieren abortar puedan ser ayudadas por alguna familia que quiera tener un hijo y no pueda.

Las mujeres tienen derechos obviamente, pero también la persona por nacer. Como es algo muy espinoso creo que habría que buscar una salida como la que mencioné.

Creo que las nuevas generaciones, las que no opinan todavía, han cambiado mucho. Hay una defensa absoluta de la vida, inclusive de los animales, por lo tanto creo que hay que llevar la discusión despacito y buscar alternativas.

– Si bien su posición es en contra de la despenalización del aborto, ¿qué creé respecto a que se habilite el debate en el Congreso?

– Creo que está bien. Es un tema que han solicitado las mujeres mediante movilizaciones. Que ahora opinen los que tienen que opinar.

– ¿Qué pensás que puede pasar si el proyecto se presenta?

– No se. Esto no se trata de partidos, sino de temas de conciencia, de convicciones, así que va a estar muy dividida tanto la oposición como el oficialismo.

Mi idea es que hay que esperar. Considero que las nuevas generaciones que no son tenidas en cuenta, los más chicos están cambiando todo. En cambio las generaciones adultas o no tan jóvenes ya están repartidos en esa idea.

– ¿Cómo ves los movimientos en el sindicalismo y puntualmente en relación al acto del 21 de febrero en la 9 de julio?

– El acto fue una mezcla de protesta de los trabajadores y apoyo a Hugo Moyano. Hay mucha gente que quiere movilizarse y es absolutamente lícito en una democracia.

– ¿No creés que, como dijo el gobierno, se trata de una protesta desestabilizadora?

– No, para nada. No creo en ninguna posibilidad de desestabilización, este gobierno va a terminar su mandato.

Todas estas cosas que pasan son resultado de una Argentina que no termina de convencerse que no hay que pelearse más.

– En el acto los distintos oradores hablaron de una persecución del gobierno hacia el sector sindical, ¿te parece que esto es así?

– No una persecución del gobierno. Lo que es llamativo es que la Justicia en los últimos meses haya ido sobre muchos sindicatos.

Igual me hacen estas preguntas y yo las contesto, pero no me parece que estos sean los temas importantes. Lo importante es dejarnos de pelear, darnos cuenta que así no vamos a salir.

No creo en los gobiernos de partido, lo dije el día que asumí como gobernador. Una de las tareas de la gobernanza, para quien es elegido, es administrar. Pero hay otra función importantísima que es controlar y debe asumirla la oposición toda junta.

Uno administra y otros controlan y así se aleja el tema que preocupa a la gente que es la corrupción. Yo tuve 27 ministros entre provincia y Nación y no van a encontrar ninguno con casos de corrupción.

– En relación a la corrupción, ¿creés que es correcto que se le haya aplicado la prisión preventiva a los ex funcionarios que hoy están detenidos?

– La prisión preventiva se da en la Justicia argentina no solo en estos casos. Hay personas comunes que están hace tres o cuatro años sin sentencia. Es uno de los temas que hay que modificar.

Tenemos que ponernos serios y saber que necesitamos más cárceles ya que el delito ha aumentado de forma exponencial. Las últimas cárceles que se construyeron las hice yo.

Necesitamos cárceles modernas donde se pueda rehabilitar a quienes han cometido un delito.

– ¿No considerás entonces que las prisiones preventivas tengan que ver con algún tipo de revanchismo?

– No. La Justicia es un tema que hay que tratar pero no creo que sea revanchismo.

– Días atrás se llevó a cabo una reunión de dirigentes peronistas en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) ¿Qué opinás de ese encuentro? ¿El peronismo se tiene que renovar y unir?

– El problema del Justicialismo es la provincia de Buenos Aires, en las otras hay menos problemas.

Buenos Aires hace muchos años que es gobernada por el presidente. Es una provincia que no logró su independencia. La única etapa en que tuvo autonomía plena fue cuando estuve yo porque podía enfrentar al gobierno nacional exigiéndole lo que correspondía.

El peronismo de la provincia tiene que recuperarse y yo voy a trabajar para eso. Hay muchos jóvenes que me gustan, con posibilidades de futuro, pero también mucha inexperiencia. No se resuelve juntandonos todos.

Hay que desarrollar una política distinta que la voy a exponer antes del 15 de marzo.

– ¿Desde qué lugar pensás intervenir en el debate?

– Me siento un cobarde de no participar estando tan difícil la situación del país. Mi idea siempre ha sido la misma: quiero juntar a los argentinos, no pelearnos. A mí me han hecho mil cosas y jamás he insultado a nadie porque no se gana con eso.

El pasado lo resuelven los historiadores y la Justicia. Toda la energía la tenemos que poner en el presente y en tener futuro. Pero no pasa eso.

Hay que poner los ojos ahí e incorporar a los jóvenes a la política. Los partidos políticos se han vuelto viejos, de viejos y para viejos. Ningún joven de 18 años va a ir a un comité, un local del PRO o una Unidad Básica a buscar fichas. Esa metodología es muy vieja.

El partido dominante hoy en Italia tiene todo organizado por internet. Eso es lo que tenemos que hacer si queremos que los jóvenes participen.

Los partidos cuando envejecen mueren. Así que yo voy a tratar de imponer en mi partido estas ideas que son las que nos pueden sacar adelante.

– ¿Estás pensando en postularte para algún cargo en 2019?

– No, tengo ganas de participar pero no para ocupar un cargo. Sino para tratar de que esta democracia se ponga de pie.

El otro día me preguntaban si sabía lo que había que hacer y sí, yo vengo de 2001 y la situación es muy parecida. Hay que hacer lo mismo.

No podemos seguir con la idea solo de las redes sociales, hay que sumar las redes humanas. En las barriadas la gente quiere participar.

– Para pensar la unidad que vos planteás, también es necesario pensar en nombres propios. Hoy se destacan en el peronismo Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo, ¿pensás que se tienen que juntar?

– No. Hay muchísimos dirigentes muy valiosos que claro, no están visibles porque el partido no da participación. No hay elecciones internas, se elige a dedo y así se le da la espalda a los afiliados y a la sociedad y después la sociedad le da la espalda al partido.

Así esto no sigue. Están muy viejos los partidos y los nuevos, como el que está gobernando, lo hace con ideas viejas.

– ¿Qué rol juega Cristina Kirchner considerando que sacó casi cuatro millones de votos en la provincia de Buenos Aires?

– Ese es un error. Cuando ganó Francisco De Narvaez creyó que los votos eran de él, lo mismo le pasó a Massa. No son de ellos. El Justicialismo tiene un piso de votos en la provincia que la gente lo pone cuando le gusta más uno u otro.

Por eso esos no son votos de Cristina que a nivel nacional tiene 18%, un poco menos que lo que tenía Carlos Menem después de cuatro años de dejar la presidencia.

– ¿Te juntarías igual con Cristina en pos de esta unidad que estás planteando?

– Yo no me junto con nombres. Esa es la política que hacen hoy los muchachos que se creen que sacándose una foto o yendo a la televisión está todo dicho. Pero tienen que ir a las barriadas, a sus distritos para resolver los problemas de la gente.

– Vos mencionábas que la situación en el país está complicada y que es parecida a 2001…

– Es muy parecida pero hay una diferencia. En ese momento había en la oposición un Raúl Alfonsín que estaba convencido de que teníamos que salir adelante.

Lo que hicimos fue un co-gobierno como yo había hecho en la provincia durante los ocho años que estuve al frente.

– ¿Te preocupa la situación actual del gobierno?

– Sí, me preocupa. No creo en su mala fe, pero considero que no tienen que seguir agrediendo. Me hacen acordar al gobierno anterior.

Voy a tratar de convencer porque yo me llevo bien con todos. Parte de razón tienen todos, entonces hay que juntarse, bajar un cambio y no agredirnos más.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas