Nacionales

21 febrero, 2018

Cumbre minera en Chubut: represión a manifestantes y fracaso político

Este martes tuvo lugar en la localidad chubutense de Telsen, una “cumbre minera” que reunió a intendentes, cámaras de empresarios y otros sectores pro-mineros con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Buscaban poner nuevamente en agenda el debate sobre la megaminería en la provincia e impulsar el “Proyecto Navidad” que pretende explotar la multinacional canadiense Pan American Silver.

Este martes 20 de febrero tuvo lugar en la localidad chubutense de Telsen, una “cumbre minera” que reunió a intendentes de la provincia, cámaras de empresarios y otros sectores pro-mineros con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. El objetivo de la reunión fue poner nuevamente en agenda el debate sobre la megaminería en la provincia y principalmente impulsar el “Proyecto Navidad” que pretende explotar la multinacional canadiense Pan American Silver (para extraer plata, plomo y uranio, entre otros minerales).

La reunión es una más de las continuas negociaciones con las cuales se buscan atraer inversiones en el sector, como se pude notar en diferentes encuentros como el MiniDavos en 2016. Se trata de un paso más en la intención de modificar la rentabilidad a favor de las empresas mineras, luego de la eliminación de las retenciones, la modificación del Acuerdo Federal Minero y el intento de modificar la Ley de Glaciares.

cumbre-mineraPara llevar a cabo la cumbre, el operativo policial incluyó cerca de 300 efectivos de la Policía Federal, del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP), de la montada e infantería de la policía provincial, que rodearon el gimnasio donde se llevó a cabo el encuentro. La localidad de Telsen, cabecera del departamento rural homónimo, y sede de la reunión, cuenta con poco más de 500 habitantes, por lo que, si bien los organizadores del evento podían anticipar la concurrencia de manifestantes de otras localidades de la provincia, la cifra de agentes resulta desmedida.

Más de un centenar de personas se estaban manifestando pacíficamente en contra de la cumbre, cuando alrededor de las diez de la mañana la policía reprimió dejando dos heridos con balas de goma.

El Padre ‘Tono’ (Antonio Sánchez Lara), cura de Telsen, repudió todo lo que se vivió afuera del gimnasio y la exclusión de asambleístas de la cumbre. Además, las palabras del párroco tras lograr entrar al gimnasio donde se desarrollaba el encuentro fueron elocuentes “la empresa miente, la empresa compra conciencias, no le importa el bien de la gente. Gan Gan (localidad vecina), como pueblo va a ser destruido, va a desaparecer y la gente del lugar no va a tener trabajo”. De esa manera, la única voz disidente pudo ser escuchada en la cumbre.

Romina, que acompañó la caravana de las asambleas ciudadanas, afirmó al portal ADNSur: “Vinimos a expresar el repudio, porque el ministro en lugar de controlar está siendo parte de los proyectos mineros. Estamos en una localidad que tiene sólo cuatro horas de agua por día, pero pretenden impulsar la minería, que consume grandes cantidades de agua dulce y pone en riesgo el río Chubut”.

Por otro lado, Pablo Lada, integrante del Movimiento Antinuclear Chubut y de la Unión de Asambleas Patagonicas (UAP), quién estuvo presente en la manifestación, destacó en diálogo con la radio FM Sudaca 105.3, que «la cumbre fue un fracaso porque no hubo una concurrencia masiva de funcionarios». Muestra de ello es la ausencia del gobernador de la provincia, Mariano Arcioni (Chubut Somos Todos), que afirmó: “No voy a estar formando parte del debate que está previsto en la localidad de Telsen porque creemos que no están dadas las condiciones para un debate esclarecedor».

Además, en Esquel, cuna del movimiento contra la megamineria transnacional, el intendente Sergio Ongarato (Cambiemos) afirmó: “Esquel ya tiene una postura tomada y por lo tanto no tiene ningún sentido que yo participe de este encuentro que se iba a hacer en otro lugar alejado de nuestra provincia”. La población de esa ciudad, se había movilizado el día previo rechazando la megaminería ante la noticia de que el evento patrocinado por Aranguren se adelantaría al martes para que no coincida con la movilización del #21F.

El documento leído en esa marcha culminaba repudiando «la cumbre minera que se llevará a cabo en Telsen, la militarización y persecución dentro de nuestro territorio para pretender impedir la expresión de los ciudadanos que queremos recordarles nuestro mandato no queremos la megaminería en Chubut así como tampoco lo quiere el resto de la patagonia”. Tras la represión en la cumbre se realizaron también masivas marchas de repudio en Rawson, Trelew y Puerto Madryn.

El consenso al que al parecer han llegado los funcionarios provinciales y locales es que, tras quince años de oposición a la megaminería por los vecinos y vecinas de Esquel, este es un lugar en el que no apostarán a desarrollar la explotación de minerales. Sin embargo, no corre la misma suerte la meseta, considerada como “zona de sacrificio”. En ese sentido, funcionarios del oficialismo provincial y nacional apuestan a cambiar la legislación vigente y llevar a cabo una zonificación de la provincia para avanzar en los lugares en donde supuestamente contarían con licencia social.

En Chubut, la ley 5001 prohíbe la minería metalífera a cielo abierto y el uso de cianuro desde 2003 luego que el 81% la población de Esquel rechazara la actividad en una consulta popular. A partir de entonces, los vecinos y vecinas de esa localidad cordillerana marchan todos los 4 de cada mes en rechazo a la megaminería. Tras ese hito histórico un gran número de comunidades de nuestro país y latinoamérica han rechazado la megaminería mediante la movilización popular y bajo la consigna “el agua vale más que el oro”.

Joaquín Brand – @joaco_brand y Fernando Gónzalez – @FerNarso

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas