Nacionales

21 diciembre, 2017

El retrógrado Abel Albino firmó un acuerdo con el Ministerio de Educación

La cuestionada Fundación Cooperativa para la Nutrición Infantil (Conin), dirigida por Abel Albino, suscribió este miércoles un convenio con la cartera educativa nacional, a cargo de Alejandro Finocchiaro para «mejorar las condiciones de educabilidad de alumnos de nivel inicial entre 3 y 5 años».

La cuestionada Fundación Cooperativa para la Nutrición Infantil (Conin), dirigida por Abel Albino, suscribió este miércoles un convenio con la cartera educativa nacional, a cargo de Alejandro Finocchiaro para «mejorar las condiciones de educabilidad de alumnos de nivel inicial entre 3 y 5 años».

El propio ministro de Educación fue el responsable de difundir el acuerdo, aunque aún no se saben más detalles acerca de su contenido o qué recursos serán desviados de las arcas estatales para el trabajo de esta fundación.

La Fundación Conin y su titular, Albino, ya habían estado en el centro de la polémica en noviembre de 2015, antes del ballotage que llevó a Mauricio Macri a la Casa Rosada, cuando trascendió que Cambiemos, en caso de imponerse, crearía un órgano autárquico con independencia presupuestaria dentro del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación orientado a combatir la desnutrición infantil. De la mano de Carrió, el miembro del Opus Dei era quien lo iba a dirigir.

El médico pediatra en cuestión es un férreo opositor a los derechos sexuales y reproductivos. De hecho hace unos años publicó mediante la Editorial Logos un libro llamado Gobernar es poblar: ¿paternidad responsable o fornicación asistida?, un material total y completamente alineado con las posiciones más retrógradas en materia de sexualidad, familia y maternidad  y plagado de afirmaciones falsas desde el punto de vista científico.

Como bien explicó María Paula García en un artículo publicado en su momento, para Albino existe un nexo entre desnutrición infantil y educación sexual simple y llanamente porque considera que la desnutrición remite a que las familias pobres no desean a sus hijos y por eso los descuidan. Familia entendida como la tradicional, la del varón y la mujer que encima “deben tener ilusión por mantener la virginidad física y moral hasta el momento de la celebración del matrimonio”.

“El sexo no es para divertirse”, “La masturbación constituye una tiranía en la persona, es una adicción”, “la homosexualidad es un problema por el que se consulta más de una vez”, fueron otras de las retrógradas frases que el titular de la Fundación que ahora trabajará para «mejorar su desempeño en trayectorias escolares» con niños y niñas de entre 3 y 5 años.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas