Nacionales

20 diciembre, 2017

CELS: «Venimos alertando sobre una limitación al derecho a la protesta»

Luego de los hechos represivos del jueves 14 y el lunes 18 de diciembre frente al Cognreso Nacional, el programa «Maldita Suerte» de FM La Patriada entrevistó a Manuel Tufró, coordinador del equipo de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para analizar la dinámica que han adoptado las fuerzas de seguridad en relación a la protesta social.

Luego de los hechos represivos del jueves 14 y el lunes 18 de diciembre frente al Cognreso Nacional, el programa «Maldita Suerte» de FM La Patriada entrevistó a Manuel Tufró, coordinador del equipo de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para analizar la dinámica que han adoptado las fuerzas de seguridad en relación a la protesta social.

– ¿Cómo analizás la manera en que el gobierno viene encarando la protesta social en el último tiempo, puntualmente en los hechos del lunes y el jueves pasado?

– Nosotros venimos analizando que hay una regresión importante en todo 2017. En 2016 ya se habían visto algunas señales, pero que habían dado la impresión de ser más retóricas.

Este año vivimos una escalada represiva que además incorporó a la Policía de la Ciudad. El año pasado no había participado de hechos represivos, habían sido fuerzas federales y las de algunas provincias.

Actualmente lo que vemos es que se repiten una serie de prácticas policiales y judiciales muy preocupantes. Por eso ya veníamos alertando sobre una limitación del derecho a la protesta. En los episodios de la semana pasada y el lunes esto quedó claro y hasta se ha exacerbado.

– ¿Cuáles son esos aspectos que a ustedes los ponen en alerta en relación al abordaje de la protesta social?

– Publicamos un informe la semana pasada donde sistematizamos algunas cosas que observamos en la Policía de la Ciudad pero que se vieron en las últimas represiones en el Congreso donde participaron fuerzas federales.

Tiene que ver por un lado con el uso indiscriminado e irracional de la fuerza. Es decir, el uso de armas denominadas menos letales pero que son utilizadas de una manera que las vuelve muy peligrosas porque no se cumple con ninguno de los estándares. Esto sucede, por ejemplo, con las balas de goma.

Se las viene utilizando como si fuera un arma ofensiva, para disolver manifestaciones, para perseguir manifestantes. Pero en realidad es un arma defensiva que debería usarse solo en última instancia para resguardar la integridad física de un efectivo policial en caso de que se vea amenazado.

Por otra parte la presencia de policías sin identificación. Eso es algo muy preocupante que se vio a lo largo de todo el año y no solamente en protestas. Hubo denuncias de policías no identificados deteniendo gente en la calle. Además esto está expresamente prohibido para la Policía de la Ciudad en la ley que se aprobó el año pasado.

Después también la práctica de las cacerías. Esto de que se espera a disolver la manifestación, a que se esté desmovilizando, para empezar a perseguir a algunos manifestantes. Y después queda claro en la mayoría de los casos que no existían pruebas para hacer esas detenciones. Las imputaciones no se sostienen porque la policía agarra al boleo a cualquier persona.

Otro punto muy preocupante es el ensañamiento con los trabajadores de prensa en particular.

– ¿Creén que hay algo predeterminado o dirigido puntualmente contra los trabajadores de prensa?

– El otro día hubo más de 30 trabajadores de prensa heridos de los cuales, por lo menos 21 tenemos registrado que sufrieron heridas por parte de la policía. No sabría decir si hay una orden explícita o es un reflejo de los efectivos policiales en un contexto en el cual no están siendo controlados por nadie.

Si uno mira más allá de la situación de protesta, es un ensañamiento con los trabajadores de prensa en particular pero también con cualquiera que quiera registrar lo que están haciendo en la calle. Hay personas con celulares que estaban filmando y se les han armado causas por resistencia a la autoridad.

Lo que hay es una voluntad de mostrar que nadie puede controlar lo que hace la policía. Y si bien no se si hay una orden, tampoco hay una contraorden cuando de hecho cualquiera puede sacarle fotos o filmar lo que hacen.

– Hubo dos hechos en relación a la última represión del lunes que dan cuenta de la posición que adopta el gobierno. Por un lado el pedido de juicio político a la jueza Patricia López Vergara por ordenar que no se utilizaran armas letales; por el otro la visita del presidente Mauricio Macri a un policía herido en el hospital, ¿qué opinás al respecto?

– En cuanto a lo primero es una locura. La jueza lo único que hizo fue recordar estándares básicos que la policía tiene que cumplir. No pidió nada raro con lo cual eso es una interferencia de un poder sobre otro.

Respecto a lo segundo, es verdad que hubo muchos policías heridos y no me parece mal que el presidente los haya visitado. Pero también es cierto que es un mensaje político porque además podría haber ido a ver a las varias personas que perdieron un ojo por balazos de goma.

En ese sentido es preocupante y nos retrotrae a Patricia Bullrich yendo a visitar a los gendarmes que habían baleado una murga en el Bajo Flores.

– Vos señalabas esta escalada represiva con la utilización de métodos muy preocupantes, sin embargo por el momento no parece que estén logrando el objetivo de frenar la protesta social porque la gente sigue saliendo a la calle a manifestarse.

– Por un lado es verdad que quieren dar mensajes intimidatorios y por eso han logrado que volvamos a hablar de cómo hay que ir a una protesta, cómo cuidarse, como desmovilizar. Si uno habla con los militantes, los más jóvenes ni siquiera tenían en mente estas prácticas.

Pero sí es verdad que, por ahora por lo menos, no se ve una desmovilización causada por el miedo.

Foto: Bárbara Leiva

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas