Nacionales

12 diciembre, 2017

«Hay compañeros que confunden gobernabilidad con co-gobernar»

Marcelo Fuentes, senador nacional por la provincia de Neuquén, fue designado como presidente del bloque PJ – Frente para la Victoria que integrará la ex presidenta Cristina Fernández. En diálogo con «Maldita Suerte» por FM La Patriada, analizó el rol que cumplirá este espacio en la Cámara Alta.

Marcelo Fuentes, senador nacional por la provincia de Neuquén, fue designado como presidente del bloque PJ – Frente para la Victoria que integrará la ex presidenta Cristina Fernández. En diálogo con «Maldita Suerte» (FM La Patriada), analizó el rol que cumplirá este espacio en la Cámara Alta.

– ¿Cómo se llegó al acuerdo de formar este bloque en el Senado y que vos seas el presidente?

– Yo me enteré el mismo lunes cuando me trajeron para firmar la nota comunicando la conformación del bloque y quién era el presidente. Las compañeras se habían reunido y decidieron que fuera yo quien tuviera el honor de presidir el bloque.

– Ser el titular de la bancada es un cargo importante. Se trata de quien participa de las reuniones de labor parlamentaria donde se definen los temas a tratar en las sesiones. ¿Se esperaba esta definición?

– Acá lo más importante es que el bloque gira alrededor de la ex presidenta. Ella es la ordenadora hacia adentro del peronismo y referencia de la oposición.

Eso nos parece a aquellos compañeros que entendemos que el mandato legislativo que hemos recibido es el de generar una oposición a las políticas de entrega y ajuste que se están llevando adelante. A diferencia de otros compañeros que confunden gobernabilidad con co-gobernar.

Ha sido evidente que todo este tiempo esas líneas coexistieron y la situación se agrava cuando el gobierno busca y logra fragmentar el bloque con senadores que van a responder a los gobernadores.

Se repite así dos años más tarde lo que pasó en Diputados con la actuación de Diego Bossio.

– ¿Qué relación van a tener con ese bloque? Nos referimos puntualmente al que encabeza Miguel Ángel Pichetto.

– Tenemos un indicio de cómo va a funcionar. Una cosa es la discusión en abstracto y otra cuando en el desarrollo de la política están los actores movilizados.

El otro día cuando se discutió la reforma previsional hubo una plaza llena no sólo -como se suele intentar descalificar- de kirchneristas, sino de organizaciones sindicales y sociales que excedían la pertenencia a esa denominación.

Ahí hubo 24 senadores que votaron en contra del proyecto del gobierno y nosotros somos ocho. Quiere decir que miembros de ese otro bloque, ante el tema concreto de avasallamiento de derechos populares, se manifestaron en oposición.

Ese es el escenario con el que vamos a trabajar: tema por tema. Desde el bloque vamos a ejercer una férrea oposición a esta política de ajuste que lleva adelante el gobierno. Y por otro lado vamos a generar interacción con esos compañeros a los efectos de aunar criterios en el rechazo a esas políticas.

No se puede precarizar el empleo, el régimen previsional, tener una caída del consumo popular y un incremento salvaje de tarifas sino se monta un aparato represivo por parte del Estado como estamos viendo.

Eso no es solamente los elementos militares que hemos visto con las comunidades originarias sino fundamentalmente la persecución judicial a la cual estamos asistiendo todos los días con arbitrariedades que vulneran el Estado de Derecho.

– Antes de fin de año se van a tratar temas importantes en el Congreso. Entre ellos resta definir si se va a tratar o no el pedido de desafuero a Cristina Fernández por parte del juez Claudio Bonadío, ¿eso ya ingresó al Senado?

– El pedido de desafuero tuvo un ingreso en el Senado. Desde el punto de vista formal hay que conformar la Comisión de Asuntos Constitucionales y creo que eso va a quedar para el año que viene.

Pero acá hay dos cuestiones que están mezcladas. Una es el pedido de desafuero que desde el punto de vista de la doctrina del Senado no corresponde hasta tanto no haya una sentencia definitiva. Y otra es la barbaridad jurídica de Bonadío en torno a la causa de traición a la patria.

El mote de traición a la patria era el argumento por el cual se perseguía a los opositores políticos y se los fusilaba en los orígenes de nuestra institucionalidad. Los constituyentes reglaron esa figura en la Constitución.

No puede un magistrado por analogía trasladar la figura constitucional que habla de tomar las armas en contra de la patria a otra situación. Es un absurdo. Además ¿por qué no nos procesó a nosotros? Senadores y diputados votamos el acuerdo con Irán y no estamos procesados.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas