Derechos Humanos

4 diciembre, 2017

Juicio por supresión de identidad durante la dictadura

Con preocupación por parte de la querella y sin certeza de fecha de inicio, en el mediodía de este lunes se realizará en el Tribunal Oral N°1 de La Plata la audiencia anticipada donde declararán los hermanos Carlos Alberto, María Ester y Alejandro Mariano Ramírez por los hechos de los cuales fueron víctimas desde 1976 a 1983, en el hogar de menores “Casa de Belén”.

Con preocupación por parte de la querella y sin certeza de fecha de inicio, en el mediodía de este lunes se realizará en el Tribunal Oral N°1 de La Plata la audiencia anticipada donde declararán los hermanos Carlos Alberto, María Ester y Alejandro Mariano Ramírez por los hechos de los cuales fueron víctimas desde 1976 a 1983, en el hogar de menores “Casa de Belén”.

Carátula-RamírezLa ‘Casa Belén’ era una institución dependiente del obispado de Lomas de Zamora, administrada por el matrimonio compuesto por Dominga Vera y Manuel Maciel. En el presente juicio se encuentran imputados Dominga Vera, viuda de Maciel y corresponsable de la “Casa de Belén”; el ex integrante de la Comisión Directiva del Hogar,  Juan Carlos Milone; Nora Susana Pellicer, quien fuera la Secretaria del Tribunal de Menores N° 1 de Lomas de Zamora; y María Teresa Gómez, perito psicóloga del mismo Tribunal.

La internación en hogares de menores de niños NN a través de órdenes judiciales fue uno de los procedimientos que la dictadura instrumento para concretar su plan exterminio, negando y suprimiendo la identidad de las hijas e hijos de los militantes políticos perseguidos.

Los hermanos Carlos Alberto, María Ester y Alejandro Mariano Ramírez son hijos de Julio Ramírez Domínguez y Vicenta Orrego Meza. Desde 1974 su papá, Julio, estaba preso en la Unidad 9 de la ciudad de La Plata a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, mientras que Vicenta, su mamá, fue asesinada en julio del 77 en su casa del barrio San José, en Almirante Brown.

Luego del operativo, los niños quedaron a cargo del Tribunal de Menores  de Lomas de Zamora a cargo de la Jueza M.L. Pons quien ordenó alojarlos primero en el hogar Leopoldo Pereyra y luego en la Casa de Belén. Desde su ingreso en 1977 y hasta 1983, los hermanos Ramírez fueron sometidos en forma reiterada a malos tratos, golpes y abusos sexuales de distinto tipo, así como también fueron bautizados e inscriptos bajo el apellido ‘Maciel’. Durante el tiempo de permanencia, una tía paterna los buscó y ese contacto fue impedido por las autoridades.

En el año 2012 en el juicio por el plan sistemático de robo de bebés -donde Jorge Rafael Videla recibió la pena histórica de 50 años de prisión- María Felicitas Elías, la asistente social que trabajó en el juzgado de la jueza M.L Pons durante la dictadura, declaró que los hermanos Ramírez en el Hogar Belén fueron internados porque eran hijos de “un montonero que traicionó la Constitución argentina”. La jueza, que con los años se convertiría en ícono de la complicidad del Poder Judicial con el plan sistemático de robo de bebés, se jubiló en 1984 y murió en 1994 impune.

Hoy los ayer niños, claman justicia.

Victoria Silber – @vicsilber

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas