Nacionales

5 septiembre, 2017

Liberaron a cinco militantes de la Tupac detenidos en Mendoza desde abril

Este lunes la Cámara 8va del Crimen de Mendoza dictó la liberación de la referente de la Tupac Amaru en esa provincia, Nélida Rojas, de su marido Ramón Martínez, sus hijas Carla y Leonela Martínez y Fanny Villegas. El fallo determinó que se trató de una detención arbitraria y que no había evidencia de ninguno de los delitos por los que se los acusa.

Este lunes la Cámara 8va del Crimen de Mendoza dictó la liberación de la referente de la Tupac Amaru en esa provincia, Nélida Rojas, de su marido Ramón Martínez, sus hijas Carla y Leonela Martínez y Fanny Villegas. Se encontraban detenidos desde abril por orden de la fiscal Gabriela Chaves, acusados por los delitos de extorsión, estafa en concurso ideal y asociación ilícita.

Alfredo Guevara, abogado de las y los militantes, dijo que quedó demostrado que todas las causas estaban armadas en el marco de una persecución política aunque diferenció el caso de la situación de Milagro Sala en Jujuy. “El correligionario de [Gerardo] Morales, Alfredo Cornejo, no ha podido subordinar a la totalidad del Poder Judicial sino que solo pudo manipular la actuación del Ministerio Publico Fiscal”. Respecto a Federico Torrengo, Gabriela Medina y Lourdes Oviedo, que fueron detenidos la semana pasada, los abogados indicaron que pedirán su libertad este martes por la mañana.

“El fallo de la Cámara fue muy duro. Calificó la actuación del Ministerio Público Fiscal como arbitraria, discrecional, violatoria del principio de objetividad y de diversos derechos de raigambre constitucional», explicó Guevara en un comunicado.

De acuerdo a la resolución judicial, se manipularon «figuras penales como la asociación ilícita, sobre la cual no hay un solo elemento de prueba sobre el cual se pudiera haber formulado esa imputación, así como otras imputaciones de coacción agravada que calificó como manipuladas por la fiscalía». Además, se estableció que «en los delitos por los cuales están acusados nuestros defendidos de extorsión, coacción y estafa no se verifica ningún elemento que pueda acreditar su existencia, sino todo lo contrario». El fallo también se pronunció «sobre la tipicidad de todas estas imputaciones”, señaló Guevara.

Para este abogado, “se ha establecido que la causa ha sido armada en función de la persecución contra un grupo previamente estigmatizado y demonizado a nivel nacional y provincial en lo que constituye claramente una persecución política, por fuera de los limites que establecen la Constitución, las leyes y el Código Penal para evitar este tipo de actuaciones del poder político tal como se ha ejercido en nuestra provincia”.

Y agregó que en la causa había 43 imputados por asociación ilícita, integrantes de la Tupac Amaru, de las cooperativas, «perseguidos en forma sistemática desde el mes de abril. Este fallo, opinó Guevara, «debería haberse dictado apenas producida la detención» pero «precisamente por el carácter de persecución política (…) tuvimos que sortear diversos obstáculos para poder llegar a que un tribunal imparcial pudiera evaluar lo actuado por la procuración».

Por su parte, Horacio Báez, otro de los abogados, también celebró la liberación de los integrantes de la Tupac Amaru. “Logramos la libertad de cinco personas que no deberían haber estado detenidas ni un día», aseguró. «Esto no solamente no es un error judicial gravísimo sino que hay que pensar en la consecuencia que ha tenido que es la privación de la libertad de cinco personas, pero también se ha destruido el funcionamiento inmediato de la organización Tupac Amaru. Se ha desmantelado el sistema de trabajo de la organización barrial y social y las cooperativas de trabajo”, añadió.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas