Derechos Humanos

15 agosto, 2017

Se cumplió el plazo de la CIDH y Milagro Sala sigue presa

El viernes 15 terminó el plazo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había establecido para que la dirigente social Milagro Sala fuera trasladada a su hogar. Sus abogados dicen que el gobierno no quiso liberarla antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para no tener «una derrota» e insisten en que se haga efectiva su liberación.

El viernes 15 terminó el plazo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había establecido para que la dirigente social Milagro Sala fuera trasladada a su hogar. Sus abogados dicen que el gobierno no quiso liberarla antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para no tener «una derrota» e insisten en que se haga efectiva su liberación.

Después del 28 de julio con la notificación de la medida cautelar de la CIDH había un plazo de 15 días para que el gobierno nacional cumpliera en tomar alguna medida para sacarla de la cárcel. Ese plazo terminó el viernes y, desde entonces, el gobierno se encuentra incumpliendo lo resuelto por el organismo internacional. Vale recordar que la medida cautelar planteaba, «en concordancia con el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU decía que debía quedar en libertad, o tener algún tipo de libertad fiscalizada o domiciliaria», como remarcó Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de Milagro Sala en Radio Nacional este martes.

Desde el fallo de la CIDH, todo lo que el equipo de la defensa de Sala supo fue a través de los medios de comunicación. «Sabemos que Cancillería le envió la resolución de la cautelar al gobernador Gerardo Morales y al Tribunal Superior de Justicia. Y que ambos lo remitieron a los dos jueces que tienen dictadas prisiones preventivas», dijo Gómez Alcorta.

Los jueces a cargo de las causas con detención, Gastón Mercau y Pablo Pullen Llermanos, después pidieron que se notifiquen los domicilios en los que podría vivir Milagro ante una eventual prisión domiciliaria y solicitaron al ministro de Seguridad provincial, Ekel Meyer, que consulte a las fuerzas federales, en particular a Gendarmería, si podrían cumplir la función de custodia. Recién este martes al mediodía Gendarmería elevó, luego de inspeccionar ambos domicilios, un informe a los juzgados intervinientes.

«Es la primera vez que sucede que se inspecciona un domicilio para ver si se puede cumplir una prisión domiciliaria», criticó la abogada y explicó que no existe «ningún requisito» que este deba cumplir. Recordó, al mismo tiempo, que «nunca jamás» sucedió esto en los alrededor de 700 imputados o condenados con prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad.

El viernes pasado se notificó a la CIDH el incumplimiento del gobierno nacional. «De mínima le tienen que dar prisión domiciliaria porque el fallo de la CIDH es vinculante, lo reconoció hasta Morales que es el enemigo de Milagro Sala». Y concluyó: «Nosotros estamos expectantes porque ya no falta nada» de lo que los jueces mismos se pusieron como condición.

«Es una derrota que no quisieron jugar una semana antes de las PASO», declaró Gómez Alcorta a Página/12. En el mismo sentido se expresó otro de los abogados, Gastón Aldazábal, consultado por La García, al afirmar que existían «especulaciones relativas a que Milagro no quede liberada antes de las PASO». Ambos dicen que es «cuestión de horas nomás» y esperan que como mucho este miércoles Milagro salga de la prisión de Alto Comedero, Jujuy donde se encuentra detenida desde enero de 2016.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas