Derechos Humanos

22 junio, 2017

Casación confirmó la sentencia contra Milagro Sala: un fallo «vergonzoso y arbitrario»

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó este jueves la sentencia a Milagro Sala por la causa del «escrache» a Gerardo Morales de 2009, a pesar de que la dirigente jujeña no estuvo en el lugar y no pudieron probar su vinculación con los hechos. La defensa asegura que se trata de una decisión «injusta e ilegal».

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó este jueves la sentencia a Milagro Sala por la causa del «escrache» a Gerardo Morales de 2009, a pesar de que la dirigente jujeña no estuvo en el lugar y no pudieron probar su vinculación con los hechos. La defensa asegura que se trata de una decisión «injusta e ilegal» y que recurrirán a la Corte Suprema.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani, ratificó la condena y rechazó el recurso interpuesto por la defensa de Milagro Sala para desestimar la causa.

De esta forma confirmó la sentencia a tres años de prisión en suspenso para Sala y María Graciela López, a quienes catalogó como instigadora y coautora respectivamente del delito de daño agravado. Además, el tribunal hizo lugar al pedido de Gerardo Morales de revocar los sobreseimientos por prescripción del delito de amenaza que había dictado el Tribunal de Jujuy.

En la presentación de las abogadas defensoras de Milagro Sala y Graciela López -Elizabeth Gómez Alcorta y Paula Álvarez Carreras- en la audiencia de Casación, durante más de tres horas plantearon en detalle cada una de las arbitrariedades de la sentencia que firmaron los jueces Mario Juárez Almaraz, María Alejandra Cataldi y Federico Santiago Díaz en Jujuy. Al mismo tiempo, el fiscal Javier De Luca había solicitado la absolución de los tres condenados y denunciado al principal testigo de cargo contra Milagro Sala, Rene “Cochinillo” Arellano. Los jueces de la Sala IV, “omitieron de forma absolutamente deliberada y arbitraria contestar los principales planteos de la defensa que, entendemos, fueron contundentes”, aseguraron las letradas.

En el recurso presentado por la defensa de la dirigente social, plantearon que el proceso judicial había tenido varias irregularidades, incluida la utilización de testigos falsos que vinculaban a la dirigente social como instigadora de los hechos, lo que, más allá de sus testimonios, nunca se pudo probar.

Las abogadas reclamaron en un comunicado, que «en nuestro sistema jurídico solo se responsabiliza penalmente por actos, por acciones, por hechos. Nos regimos por un derecho penal de acto. Y después de leer las 90 páginas de esta sentencia de casación seguimos sin saber aun exactamente de qué hecho participó cada una de las personas que fueron condenadas. Qué se le reprocha a cada uno, de qué se los acusa a cada uno”.

Además, plantearon que recurrirán este fallo -que calificaron como “vergonzoso y arbitrario”- ante la Corte Suprema de Justicia de La Nación.

Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de la dirigente de la Tupac Amaru, dijo al conocer el fallo: «Nuevamente no deja de sorprenderme un resolución judicial absolutamente arbitraria y digna de ser recordada como parte de la época nefasta que estamos viviendo». «El Poder Judicial se ha convertido en una herramienta de disciplinamiento de los trabajadores, trabajadoras y dirigentes sociales y políticos. La resolución implica un avasallamiento de los derechos de Milagro Sala y de las reglas jurídicas básicas y de la dogmática penal», agregó.

Además, aseguró que el Tribunal «renunció voluntariamente a intervenir técnicamente y responder una serie de planteos que como defensa sostuvimos, tanto en el juicio como en el momento de la audiencia de casación, seguramente haciéndole un flaco favor al Ejecutivo de Jujuy». Y concluyó: «La utilización de testigos preparados por parte de Gerardo Morales y la imposibilidad de probar la instigación de Milagro, parece que no son obstáculos para condenarla».

Desde el Colectivo Nacional «Mario Bosch» de abogados y abogadas querellantes en juicios de lesa humanidad, también repudiaron «enérgicamente» el fallo y denunciaron «la complicidad de esa Sala con el gobierno provincial de Gerardo Morales». Se trata de los mismos magistrados que «le garantizaron la impunidad a Carlos Pedro Blaquier, con el fallo que declarara su falta de mérito, por la desaparición de trabajadores del Ingenio Ledesma y de varios referentes sociales en la llamada Noche del Apagón».

La causa

Los hechos pueden resumirse brevemente: en 2009 se realizó un escrache al entonces senador nacional y hoy gobernador, Gerardo Morales en el Consejo de Ciencias Económicas de San Salvador de Jujuy. Milagro Sala no estaba en el lugar. Por eso la responsabilidad que se juzgó no fue como como autora del delito sino como instigadora.

La única «prueba» presentada en el juicio -que terminó en diciembre de 2016- fue la declaración de dos testigos que dijeron haber participado de una reunión donde la dirigente social había ordenado hacer el escrache. Se trata de Rene “Cochinillo” Arellano y su esposa Cristina Chauque. Ninguno de los dos participó del escrache. Y Arellano, además, mintió. Dijo que estaba desocupado cuando trabaja desde el 1 de julio como coordinador de cooperativas para el gobierno de Morales.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas