Economía

16 mayo, 2017

La actividad económica cayó en todas las provincias durante 2016

Un informe del Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP) comparó la actividad económica de todas las provincias del país entre fines de 2015 y fines de 2016. Los resultados muestran un retroceso en todos los distritos donde la caída del consumo aparece como una constante.

Un informe del Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP) comparó la actividad económica de todas las provincias del país entre fines de 2015 y fines de 2016. Los resultados muestran un retroceso en todos los distritos donde la caída del consumo aparece como una constante.

Los datos son contundentes ya que «en 2016 la totalidad de las provincias muestran una caída en el nivel de actividad respecto a al año anterior», sostiene el documento del OCEPP.

Para recolectar esa información, desde el Observatorio se construyó un Indicador de Actividad Económica Provincial (ICAEP) a partir de «10 variables de rápida disponibilidad» que permiten «analizar las variaciones de la actividad económica con un criterio federal al ofrecer los datos correspondientes para 23 provincias».

A partir de eso se puede observar como «en casi todas las provincias» las variables que más han retrocedido son «las ventas de supermercado y la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ambas vinculadas al consumo».

También señalan que «la caída de la actividad provincial se evidencia desde el último cuatrimestre de 2015 y se profundiza a partir de la devaluación que se realizó luego de las elecciones». Allí se marca una diferencia con la devaluación anterior de enero de 2014, ya que «la caída en el nivel de actividad es más prolongada, alcanzando cinco trimestres de variaciones negativas y sin mostrar aún signos claros de recuperación».

Para agrupar las estadísticas el informe subdividió al país en distintas regiones: Patagonia, Cuyo, Centro, Noreste y Noroeste.

Patagonia

En la Patagonia aparece la provincia con mayor caída: Tierra del Fuego tuvo un retroceso del 6,6% de su actividad económica donde el sector más afectado fue la industria manufacturera (-22%). Esto repercutió directamente en empleo ya que se perdieron al menos 3500 puestos de trabajo en el sector privado.

Por su parte Santa Cruz -donde fueron despedidas 6300 personas- también tuvo un descenso importante del 5,8%. Allí «las variables que más decrecen son la recaudación de IVA (-19%), combustible (-18%) y cemento (-32%)».

ICAEP NacionalAsimismo todas las provincias de la región sufrieron el hecho de que los «precios promedio totales ponderados por volumen de ventas de crudo cayeron -14%». Además hubo pérdidas en concepto de regalías en los cinco distritos de la región: Tierra del Fuego (-30,3%), Río Negro (-29%), Neuquén (-27%), Santa Cruz (-20%) y Chubut (-14%).

En el norte de la Patagonia, donde se concentra el 90% de la producción de peras y manzanas a nivel nacional hubo una caída del 19% en las exportaciones y «la oleada devaluatoria de principios de 2016 (periodo de cosecha) no logró revertir la tendencia».

Cuyo

La región cuyana tiene a Mendoza con los peores indicadores. Allí la actividad retrocedió un 5% en promedio y las peores variables fueron la recaudación de IVA (-18%), las ventas en supermercados (-12%) y los créditos (-12%).

Por otra parte las exportaciones de vino -que es la principal actividad de la provincia- cayeron un 3,1% y las regalías del sector petrolero un 33%. Finalmente Mendoza cuenta con un porcentaje de informalidad laboral de 36%, superior a la media nacional (33%).

«En el resto de las provincias de la región además de las ventas en supermercados, la recaudación de IVA y los créditos, también el despacho de cemento presento fuertes caídas (-16% San Luis, y -13% San Juan)», añadieron desde el OCEPP.

Centro

La provincia más importante del país en términos económicos, Buenos Aires, es la que peores números muestra en la comparativa 2015/2016. «La grave situación de las PyMES (generan el grueso del empleo en Argentina) y todo el cordón industrial del AMBA traccionan la actividad económica», apunta el estudio.

Además resalta que de acuerdo a datos del Ministerio de Trabajo (solo sobre el empleo registrado) se perdieron 20.900 puestos de trabajo «de los cuales cerca de 14 mil corresponden a la industria manufacturera».

No obstante, los despidos son una constante en la región. En ese sentido «en Entre Ríos de los 6322 puestos formales perdidos 1415 corresponden al sector agropecuario y 1600 aproximadamente a la construcción. Para el caso de Santa Fe el total perdido fue de 4639 de los cuales 3457 pertenecen a la industria manufacturera y un poco más de 1200 a la construcción».

En esas dos provincias cayeron también «fuertemente» las ventas en supermercados (-11% en Entre Ríos y -15% en Santa Fe) como así también los créditos. En Entre Ríos además «caen los despachos de cemento (-16%)». Como contraparte «los patentamientos muestran signo positivo, sobre todo en Santa Fe (+16%)».

Noreste

En esta región la caída la encabeza Misiones (-3,4%) seguida de Formosa (-3%). Un poco más atrás quedaron Chaco (-2,6%) y Corrientes (-2,4%). En promedio en la región la venta en supermercados cayó 14% y la recaudación del IVA 18%. Siguiendo así con la constante de variables ligadas al consumo.

Respecto al empleo Misiones tuvo 6266 puestos formales perdidos de los cuales «98% pertenece a construcción y servicios inmobiliarios».

Formosa tuvo una reducción de 2104 puestos de trabajo registrados y las exportaciones totales de la provincia cayeron un 9%.

Noroeste

Finalmente de las seis provincias incluidas en esta región la que más perdió fue Jujuy (-4,8%). Desde el OCEPP destacaron que «las variables que más inciden» son la venta de supermercados (-14%), la recaudación de IVA (-12%) y los créditos (-28%). Sin embargo, el informe recuerda que esta «fue una de las provincias que mayor asistencia financiera recibió desde Nación durante el año 2016».

Siguiendo con el distrito gobernado por Gerardo Morales, allí se perdieron 1250 puestos de trabajo formal y el despacho de cemento cayó 26%, convirtiéndose así en «la segunda provincia con mayor caída» en esa variable después de Santa Cruz.

En términos de regalías la que más perdió fue Salta (-50,5%) que tuvo un descenso de la actividad económica general del 3,2%.

Por su parte en el resto de la región Catamarca retrocedió 3,9%; Tucumán 3,3%; La Rioja 2,6%; y Santiago del Estero un 2,5%.

***

El 1° Informe de Actividad Provincial del OCEPP analiza que «los problemas económicos y de competitividad de las cadenas productivas provinciales no se explican exclusivamente por la política cambiaria o arancelaria». A eso se suma «un contexto internacional recesivo con menor demanda externa de productos primarios locales, las políticas económicas recesivas como el incremento de tarifas y altas tasas de interés que desmotivan la inversión productiva».

Como consecuencia hubo una «caída del consumo interno» que se combinó con «una falta de políticas que apunten a solucionar los problemas estructurales» y la apertura de importaciones, disminuyó aún más «las posibilidades de una recuperación económica regional».

Por último cabe remarcar que «la quita de retenciones (que en el caso de las economías regionales se devolvían aunque con retraso) y la devaluación beneficiaron principalmente a los comercializadores y/o exportadores que mantienen una posición dominante frente a los productores».

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas