Géneros

11 mayo, 2017

En la UBA se organizan contra la violencia de género y las redes de trata

En los últimos meses estudiantes de UBA denunciaron cinco intentos de secuestro en las inmediaciones de distintas Facultades. Como respuesta, armaron redes virtuales para salir acompañadas de clase. Además, crearon una app con información sobre violencia de género que facilita la presentación de denuncias tanto dentro como fuera de la Universidad.

En los últimos meses estudiantes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) denunciaron cinco intentos de secuestro en las inmediaciones de las Facultades de Psicología, Medicina y Ciencias Económicas. Como respuesta, armaron redes virtuales para salir acompañadas de clase.  Además, crearon una aplicación para celulares con información sobre la violencia de género que facilita la presentación de denuncias tanto dentro como fuera de la Universidad.

En 2015 el Consejo Superior de la UBA votó por iniciativa estudiantil la creación de un “Protocolo de acción institucional para la prevención e intervención ante situaciones de violencia o discriminación de género u orientación sexual”. Al día de hoy solo tres unidades académicas lo implementaron: Exactas, Filosofía y Letras y Arquitectura.

Eva Dimópulos, dirigente de La Mella (Patria Grande), denunció que “la UBA no está aplicando el Protocolo aprobado, que está en condiciones de funcionar”. Por eso, además de impulsar el debate en la universidad, crearon la aplicación para celulares “Pará la mano”, con el objetivo de “hacer lo que la UBA no está haciendo, es decir, darle visibilidad a un protocolo que está aprobado y en condiciones de funcionar”, aseguró a Notas.

“No es en sí mismo un canal de denuncia sino que simplemente hace llegar cualquier denuncia o consulta a las referentes de la UBA o de la Facultad correspondiente (en el caso de que en la misma esté implementado el Protocolo) y son ellas las que tienen que darle curso”, aclaró Dimópulos.

Por otro lado también la dotaron de “información importante respecto de qué hacer, qué no hacer y dónde recurrir en el caso de una situación de violencia”, explicó. Esto último cobra relevancia ya que la UBA no «cubre» legalmente todas las situaciones, “entonces desde esa aplicación se puede encontrar información confiable y certera respecto de a dónde recurrir si sos una persona afectada o testigo de una situación de violencia de género”.

La app permite consultar un listado de organismos estatales que asesoran, acompañan y reciben denuncias por fuera de la Universidad, así como de las Consejerías “Vivas nos queremos”, impulsadas por la colectiva feminista Mala Junta.

Intentos de secuestro

Es un tema recurrente pero se agravó en el último tiempo: las inmediaciones de algunas facultades de la Universidad son “zonas liberadas” para el delito y las redes de trata. “En la facultad de Psicología hace varios años es una zona liberada. En 2011 ya había habido intentos de secuestro”, contó Mariana Gottardo, presidenta del centro de estudiantes de esa Facultad a “Llevalo Puesto” (FM La Tribu).

“Nos enteramos de cinco intentos de secuestro en el último tiempo cerca de distintas facultades”, señaló Gottardo. Esta semana realizaron un corte de calle frente a Plaza Houssay (donde están las Facultades de Ciencias Económicas, Medicina y Odontología) para denunciar la situación y pedir la intervención de las autoridades de la UBA y la Policía de la Ciudad. ”Hay responsabilidad de las comisarías de la zona”, denunció y planteó que para poder hacer un “reclamo más grande, con la denuncia no alcanza porque muchas veces es cajoneada. Queremos que la Universidad pueda intervenir en ese sentido”.

Entre otras cosas, piden que haya una reunión de la UBA con el Ministerio de Seguridad y que se permita la presencia de una representación de estudiantes. Esas reuniones “nunca se llevaron a cabo por falta de voluntad de la Policía”. Además, asegura que se podría empezar por actuar en temas muy sencillos y de fácil resolución como la iluminación en los alrededores de las casas de estudio.

“Mientras tanto, nos cuidamos entre nosotras”, contó la dirigente estudiantil, y explicó que desde el último intento de secuestro las estudiantes crearon grupos de Whatsapp “para organizarnos y salir juntas”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas