Economía

11 mayo, 2017

Cuatro mitos del neoliberalismo

Desde la asunción de Mauricio Macri como presidente de Argentina en diciembre de 2015 ha resurgido en el vocabulario de los funcionarios una serie de ideas propias del modelo neoliberal. Repasamos cuatro que fueron aplicados por el actual gobierno con los resultados opuestos a los esperados.

En el programa «LlevaloPuesto» de FM La Tribu 88.7 el economista de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Pablo Wahren, repasó algunos de los mitos neoliberales.

Es que desde la llegada al gobierno de Mauricio Macri en diciembre de 2015, estas ideas han vuelto a estar en boca de funcionarios y medios de comunicación, como recetas para solucionar los problemas económicos del país. Sin embargo hasta ahora han tenido resultados opuestos a los esperados ¿por qué?

Breve historia del neoliberalismo en América Latina

“El neoliberalismo es esta idea de que si uno deja que los mercados actúen libremente y el Estado interviene poco, la economía va a funcionar de la mejor manera posible”, comenzó explicando Wahren, que integra el Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP). El economista recordó que en América Latina se vivieron «tres décadas de auge del neoliberalismo» que fueron de principios de los años ’70 hasta comienzos del 2000.

Sin embargo el resultado de eso fue que “a fines de los ’90 la región llegó a un deterioro histórico de los indicadores socioeconómicos». A saber: «La mitad de los latinoamericanos eran pobres, uno de cada cinco no tenía trabajo y la desigualdad estaba en niveles récord”.

Como respuesta a eso, de distintas formas y con distintos procesos, en varios países esas políticas económicas fueron descartadas y «vinieron 15 años donde hubo una mejora importante», apuntó Wahren. «La pobreza se redujo un 40%, el desempleo un 35%, la desigualdad un 10%», enumeró.

Ahora bien, en los países «donde más se vieron esas mejoras» fue en «los del Mercosur y Bolivia». Como contracara «donde menos se vieron esas mejoras fue en los de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México)”.

Es decir que “todos mejoraron, toda la región, pero los que más mejoraron fueron los que más se alejaron de los libretos, las recetas de los organismos financieros internacionales y las usinas de pensamiento estadounidense”. Sin embargo, “hoy nos encontramos con que esas ideas vuelven a estar dando vueltas».

La apertura de importaciones

Uno de los mitos que el especialista señaló tiene que ver con los beneficios que puede traer la apertura de la economía local a las importaciones de otros países.

Desde la perspectiva neoliberal, “si abrimos las importaciones la economía va a ser más competitiva porque vamos a dejar que entre de afuera lo que es más barato. Si acá era más caro es porque no estaba en condiciones de competir”, explicó el integrante del OCEPP.

“La idea del gobierno era que sectores como textiles, juguetes -que ellos evalúan como poco competitivos- iban a tender a cerrar y en su lugar se iban a desarrollar sectores competitivos como la biotecnología, el software”, comentó. No obstante, «no hay ningún plan de como pasar de un sector a otro». Por lo que «es muy difícil que alguien que trabaja en un taller textil pase a realizar tareas en un laboratorio de biotecnología”.

En concreto lo que pasó es que «había productos argentinos que efectivamente no pudieron competir con los extranjeros por lo cual se dio el cierre de industrias y crecimiento del desempleo». «Ese fue el resultado”, de esta política.

Flexibilización laboral

Otro mito neoliberal está relacionado a los «costos» que supone para un empresario contratar mano de obra. En ese sentido bajo el eufemismo de la «flexibilización», se tiende a buscar precarizar las condiciones de trabajo.

Se trata de “aflojar algunas cláusulas de los convenios laborales, reducir las cargas patronales. En concreto se busca bajar el salario”, subrayó Wahren. Esta propuesta se fundamenta en la idea de que «si uno hace esto va a haber un incentivo para que los empresarios contraten más trabajadores porque es más barato”.

Durante 2016 en Argentina “se bajaron salarios porque la inflación superó las paritarias y se flexibilizaron ciertos convenios de trabajo”.

Pero nuevamente el resultado fue el inverso. «Hubo menor capacidad de compra, menor consumo y por lo tanto se produjo menos. Cuando se produce menos, se contrata menos trabajadores. Por eso cuando se baja el salario no se contrata más, sino que hay menos demanda entonces hay menos incentivo para producir”, sostuvo el economista.

Bajar los impuestos a quienes más dinero ganan

“La idea es que si le bajas los impuestos a los sectores de mayores ingresos van a tener más plata, entonces van a invertir. Y si invierten la economía crece y se genera empleo”, resumió Wahren este mito neoliberal.

Desde diciembre de 2015 en Argentina «efectivamente hubo un cambio en la composición de los impuestos» ya que se bajaron las retenciones a la exportación agropecuaria, a las mineras y «se está tendiendo a reducir el impuesto a los bienes personales”. Resultado: “La inversión cayó”.

Es en un contexto donde “cayó la demanda, cayó la producción y además creció la capacidad ociosa (es decir cuando la empresas no están produciendo todo lo que pueden producir, no están usando toda su capacidad) ¿Qué incentivo hay para invertir en ese contexto?».

Reducir el gasto público para bajar la inflación

Finalmente, el cuarto mito neoliberal está relacionado a la concepción de que el Estado debe entrometerse lo menos posible en la economía y por lo tanto reducir sus funciones al mínimo indispensable. “Se dice que la inflación tiene que ver con que hay un exceso de gasto público, entonces si eso se reduce también disminuye la inflación”, declaró Wahren.

“Efectivamente hubo un ajuste del gasto público en 2016 y la inflación pasó del 25% al 41%”, añadió. Si bien el economista reconoció que “detrás de por qué subió la inflación hay un montón de motivos, es clarísimo que el gasto público, que se sostenía que era la variable central, se redujo y no tuvo ese efecto”.

Foto: Santiago Mayor

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas