Derechos Humanos

9 mayo, 2017

Detuvieron a un jefe de Inteligencia del Ejército durante la dictadura que estaba prófugo

Prófugo hace tres años, el oficial de Inteligencia del Ejército durante la última dictadura militar Marcelo Cinto Courtaux fue detenido el sábado. En la billetera tenía un recorte de diario con información de Pablo Llonto, abogado de la querella en una causa en su contra.

Prófugo hace tres años, el oficial de Inteligencia del Ejército durante la última dictadura militar Marcelo Cinto Courtaux fue detenido el sábado. En la billetera tenía un recorte de diario con información de Pablo Llonto, abogado, periodista y reconocido militante por los derechos humanos que forma parte de la querella en una causa en su contra.

Courtaux, de casi 70 años, es investigado en la causa Contraofensiva de Montoneros en el marco de la megacausa Campo de Mayo. Varios testigos lo vinculan a distintos operativos en la zona norte del conurbano. Era el jefe del Destacamento 201 de Inteligencia del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares que funcionó en Campo de Mayo.

El militar retirado fue capturado el sábado por la tarde en un locutorio en el cruce de las avenidas Santa Fe y Pueyrredón, pleno barrio porteño de Recoleta. En su billetera había un recorte periodístico del abogado querellante, Pablo Llonto, con una fotografía y una indicación del lugar de trabajo: Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata. Este lunes, cuando quedó detenido luego de negarse a declarar, afirmó que portaba esa foto porque quería “saber lo que opinan todos».

Había sido citado a declaración indagatoria en 2014 y, al no presentarse, fue declarado en rebeldía por la jueza federal de San Martín Alicia Vence. Se ofrecía una recompensa de 500 mil pesos por información sobre su paradero. Está acusado por 85 desapariciones y 20 secuestros cometidos entre 1979 y 1981, en la causa caratulada como «Riveros, Santiago Omar y otros por privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidio».

Al momento de su fuga se conoció que Courtaux estaba vinculado a otro represor prófugo desde 2010 investigado en la misma causa, el ex teniente Ricardo Luis Von Kyaw, quien fue capturado en Panamá en 2014. Ambos trabajaron más de 10 años en la empresa Videco, una consultora de seguridad que en 2007 fue vendida a la multinacional Securitas por más de 16 millones de euros.

Otro oficial de Inteligencia de Campo de Mayo, Alberto Daniel Sotomayor, todavía permanece prófugo.

Foto: Gustavo Molfino

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas