Cultura

3 mayo, 2017

Ni un pibe menos: «Nace desde el dolor de una familia que decide gritar por Kevin»

Esta semana se estrenará en el cine Gaumont y otras salas INCAA del país el documental Ni un pibe menos, que retrata el asesinato de Kevin, de 9 años, en Villa Zavaleta el 7 de septiembre de 2013. Radio Sur 88.3 dialogó con uno de los integrantes de La Garganta Poderosa que participó de la elaboración de la película.

Esta semana se estrena el documental Ni un pibe menos, que retrata el asesinato de Kevin, de nueve años de edad, en Villa Zavaleta. El niño murió en el medio de un tiroteo que se dio en una zona liberada por las fuerzas de seguridad el 7 de septiembre de 2013.

El film había sido proyectado por primera vez en noviembre de 2016, aunque en una única función de estreno. Ahora se pondrá en cartel por varias semanas a disposición del público en general que la podrá ver en distintas salas del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

La obra fue dirigida por el cineasta italiano Antonio Manco quien vino a la Argentina a realizar la investigación y rodaje. Además, gracias a sus gestiones ha sido exhibida en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Nápoles (Italia) y el Festival de la Habana (Cuba).

En diálogo con el programa «Con el pie izquierdo» de Radio Sur 88.3, uno de los integrantes de la organización La Poderosa -que realiza trabajo social y cultural en Villa Zavaleta y estuvo involucrada desde el comienzo en la lucha por justicia para Kevin- contó los pormenores del documental, su realización y objetivos.

– ¿De qué trata el documental que presentaron el viernes pasado a la prensa y a partir de esta semana va a estar disponible en distintos cines del espacio INCAA?

– Este documental retrata y refleja lo que pasó en Zavaleta, lo que le pasó a Kevin, algo que le pasó a su familia, a toda la asamblea de La Poderosa y cotidianamente en todos nuestros barrios. Por eso es importante que se siga difundiendo y se tome magnitud. Que cada vez más gente sepa lo que está pasando y a través del cine poder interpelar las subjetividades que quizás con prejuicio ponen a los barrios en un lugar en el que en realidad no deberían estar.

– ¿La película ya ha sido exhibida en otros lugares?

– Si, ha viajado a Cuba y a Italia, donde se expuso en el festival de Napoles. Es lamentablemente pero también positivamente un ejemplo que nos permite sacarle el velo a esta problemática.

– ¿Qué días y en qué lugares se va a exponer la película en Argentina?

– Desde el jueves 4 de mayo la película va a poder verse en distintas salas del INCAA del país. En el Cine Gaumont se va a poder ver desde ese día hasta el miércoles de la semana siguiente. Y después de ahí va a pasar por todas las provincias en un lapso de dos o tres meses. Además se va a estar proyectando en algunos centros culturales.

– El viernes pasado fue día de duelo nacional por un policía asesinado en un operativo contra el narcotráfico. Sin embargo esto no sucedió cuando mataron a Kevin, ni tampoco por el femicidio de Araceli Fulles ¿Qué sienten cuando pasan estas cosas y cómo se convive con el prejuicio?

– Es una situación contradictoria en la que nos envuelve todo el tiempo la falta de respuestas por parte del Estado que debería estar dándole soluciones a todos nuestros barrios. Hay un montón de problemáticas.

La del narcotráfico es una. Se trata de uno de los grandes negocios mundiales que mueve millones y a nuestros barrios llega lo peor de todo eso. Lo que destruye un montón de vidas. Y pareciera que la única forma de solucionar este flagelo es a través de la mano dura y una fuerza pública que no está capacitada para interceder en estos casos.

En el medio de eso se van muchas vidas: la de Kevin, la de nuestros vecinos o incluso de funcionarios como el caso de este policía.

Entendemos que es una forma errónea de combatir el narcotráfico. Hemos constatado que no se erradica así la droga. Además estamos cada vez más apretados por una lógica muy perversa que se va perpetrando desde las propias fuerzas de seguridad que terminan siendo aliadas de estas bandas de narcos.

Entonces es una contradicción en la que estamos sumergidos todos los días y para poder salir adelante nosotros trabajamos el tema de la prevención. A través de talleres educativos y culturales. De cooperativas de trabajo. Entendemos que la solución es generar fuentes de empleo digno, espacios de recreación donde la comunidad se junte y a partir de esos vínculos fortalecidos poder dar esta batalla y todas las que sean necesarias.

– ¿Por qué tenemos que ir a ver Ni un pibe menos?

– Es una gran producción, hecha a conciencia. Con una convicción enorme de un productor que vino a nuestro país a hacer una investigación y decidió quedarse mucho más de lo que preveía.

Se trata de un trabajo que refleja algo que a nosotros desde todas las asambleas de La Poderosa nos dolió y nos sigue doliendo como es la muerte de Kevin. Y además nace desde el dolor de toda una familia que decide gritar por Kevin, no quedarse callada, decir «basta».

Me parece muy importante por el valor que tiene, para que podamos entender un poquito más todos de que trata esta problemática que a veces parece tan lejana, sobre todo cuando es retratada de la vereda de enfrente. Esto es algo que sale desde adentro, desde quienes viven esa historia todos los días.

Con el objetivo de sacar los prejuicios y a medida que podamos avanzar en ese sentido, construir una sociedad cada vez más solidaria. Donde tengamos menos muertes por casos de gatillo fácil o negligencias por parte de las fuerzas públicas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas