Nacionales

24 abril, 2017

¿Por qué suspendieron y pidieron la detención del jefe de la Policía de la Ciudad?

José Pedro Potocar, al frente de la policía porteña desde diciembre de 2016, fue suspendido de su cargo tras la revelación de Tiempo Argentino de su implicación en una causa por asociación ilícita. El fiscal José María Campagnoli pidió al juez Ricardo Farías su detención y que decrete el secreto de sumario.

José Pedro Potocar, al frente de la policía porteña desde diciembre de 2016, fue suspendido de su cargo tras la revelación de Tiempo Argentino de su implicación en una causa por asociación ilícita. El fiscal José María Campagnoli pidió al juez Ricardo Farías su detención y que decrete el secreto de sumario.

Este sábado, como publicó el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Potocar quedó suspendido de su cargo «para preservar una investigación judicial en la que está mencionado y la normal prestación del servicio de seguridad». La medida fue dispuesta por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta por recomendación del ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo.

Por el momento, lo reemplazará temporalmente en el cargo Marcelo D’Alessandro, secretario de Seguridad.

Además, este lunes trascendió que el fiscal que lleva adelante la causa, José María Campagnoli, solicitó al juez Farías la detención del ahora suspendido jefe de la Policía de la Ciudad.

“Potocar fue suspendido y no pasado a disponibilidad porque rige el principio de inocencia. Potocar no está procesado. Sin embargo, en la misma causa judicial se encuentran involucrados otros miembros provenientes de la Policía Federal que hoy están bajo el mando de la Jefatura, situación que podría dar lugar a eventuales conflictos de intereses o afectar el normal desarrollo de la causa”, afirmó Ocampo sobre la decisión.

La causa

Potocar está siendo investigado por liderar una red de recaudación ilegal en el barrio porteño de Núñez. La misma, articulada desde la Comisaría 35, exigía pagos a comercios y «trapitos» por «brindar seguridad y no actuar contravenciones».

La información fue revelada por el diario Tiempo Argentino que tuvo acceso al expediente de la investigación. Entre los comercios mencionados se encuentran la cadena de gimnasios Megatlón, albergues transitorios como J&J, El cisne o Black jack, restaurantes como Tucson, Boutique de pizzas, Checho, bares como Tienda de Café o Café Barocca, la heladería Chungo, la zapatería Ricky Sarkany, la Concesionaria AP Automóviles, un supermercado Carrefour Express Market y el club náutico Bouchard, entre otros.

De acuerdo al expediente, a los comercios se les exigía el pago de $1500 a $3500, y llegaba a los $25 mil en algunos casos. Los trapitos debían abonar entre $400 y $500 semanales para «trabajar tranquilos», sin actas contravencionales.

El nombre de Potocar, que en el momento era jefe de la Dirección General de Comisarías (DGC), aparece mencionado como implicado en dos oportunidades en la investigación. La primera, en la declaración de Marcelo Stefanetti, uno de los oficiales detenidos. Este afirmó que Potocar y el comisario Norberto Federico Villareal (prófugo) se llevaban “entre 25 mil y 40 mil pesos mensuales cada uno”.

El funcionario nombrado por Horacio Rodríguez Larreta también figura entre los papeles secuestrados en despachos de policías detenidos en la investigación que lleva a cabo el Juzgado Criminal y Correccional número 14, a cargo del juez Ricardo Farías e impulsada por el fiscal Campagnoli. En esos documentos hallaron alusiones a los jefes de la Comisaría 35, a la Superintendencia Metropolitana y a Potocar.

Entre la documentación secuestrada en comercios de la zona que forman parte de las pruebas, se encontraron comprobantes de aportes a la «Asociación Amigos de la Comisaría 35», que habría sido una de las formas de canalizar las coimas.

El pasado 12 de abril el juez Farías procesó y embargó por 350 mil pesos a la comisaria inspectora Susana Aveni como “jefa u organizadora” de esta asociación ilícita y al subcomisario Marcelo Stefanetti como integrante de la misma. Aveni el año pasado era jefa de una de las circunscripciones de la Ciudad de Buenos Aires y el último cargo que ocupó en la fuerza fue en el área de Narcocriminalidad de la Policía porteña. Fue apresada el 5 de abril.

La jefa policial era a su vez la superior directa del comisario Norberto Villarreal que aún se encuentra prófugo y que, según la investigación, era quien ordenaba a los policías de su seccional pedir las coimas a los comerciantes.

En el marco de la misma causa fueron detenidos el 28 de marzo los subcomisarios Stefanetti, que se desempeñaba en la División Comando y Control del 911, y Hernán Kovasevich, de la División Antidrogas Especiales. Ese día también quedó prófugo el subcomisario identificado como Alberto Codaro.

En noviembre pasado el juez Farías había procesado y dictado la prisión preventiva al sargento primero Adrián Otero, al cabo Alejandro Malfetano, al sargento Sergio Ríos y al suboficial escribiente Marciano Quiroga también por «asociación ilícita».

Quién es Potocar

De acuerdo a un artículo de Infobae publicado al momento de su designación como titular de la Policía de la Ciudad, el nombre de José Pedro Potocar había surgido por «total consenso» dentro del PRO para reemplazar a Guillermo Calviño, superintendente de Seguridad Metropolitana y jefe de la Policía Federal durante los meses de transición.

El funcionario ahora suspendido es abogado, está matriculado en el Colegio porteño desde 1991 y se desempeñó en la Universidad de Morón como profesor de Derecho Penal. Graduado de la escuela de policía Ramón Falcón, estudió también cursos de posgrado en la National Academy del FBI estadounidense.

La Policía de la Ciudad cuenta con 54 comisarías y tiene a su cargo 25 mil agentes. El presupuesto votado por la Legislatura para este año para la fuerza es de 29.457 millones de pesos, que creció en el marco del traspaso de la Federal a la órbita porteña del 5% del presupuesto en 2016, al 16,5% del total para este año.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas