Nacionales

23 abril, 2017

Periodistas jujeños denuncian «presiones y amenazas» del gobernador Gerardo Morales

Desde la agrupación Periodistas Autoconvocados de Jujuy denunciaron en un comunicado intentos de censura y aleccionamiento a aquellos medios de comunicación o trabajadores de prensa que publiquen críticas al gobierno provincial.

Desde la agrupación Periodistas Autoconvocados de Jujuy denunciaron en un comunicado intentos de censura y aleccionamiento a aquellos medios de comunicación o trabajadores de prensa que publiquen críticas al gobierno provincial.

«El pueblo de Jujuy está viendo cercenado su derecho a informarse a través de todas las voces y todas las miradas», sostuvieron los periodistas jujeños. Afirmaron que «las presiones y amenazas a periodistas se multiplican día a día, de las formas más variadas pero todas preocupantes». Según explicaron esta situación afecta tanto a medios independientes de las grandes empresas como a trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia con esos grandes medios.

En algunos casos, plantearon, la advertencia refiere al quite de la pauta oficial, «lo que en Jujuy significa firmar el certificado de defunción de estos medios, por la poca incidencia que tiene el mercado publicitario privado». En otros, las presiones se dan a través de «comentarios al pasar de funcionarios» que mencionan el malestar que existe en el gobierno por «algunas de las informaciones u opiniones que se vierten».

También aseguraron que son cada vez más obstáculos que encuentran los periodistas para hacer su trabajo. «En este sentido, se verifica una práctica perversa: funcionarios o legisladores oficialistas que no responden a los llamados ni acceden a ser entrevistados, para después enviar el mensaje de ‘ustedes nunca nos hacen notas'», ejemplificaron.

A eso se suman presiones y amenazas explícitas de despido a periodistas en relación de dependencia si no acallan las críticas al gobierno provincial.

«En general, se advierte un intento por eliminar de los medios cualquier voz disonante, que plantee un análisis crítico sobre cualquier cuestión», indicaron en el comunicado los periodistas de Jujuy, y analizaron que el mensaje es claro: «Eliminar la polémica, anular el debate, quitarle entidad a cualquier pensamiento o análisis que proponga alguna idea de cambio de la realidad».

Uno de los últimos hechos que da cuenta el complejo panorama en la provincia gobernada por el radical Gerardo Morales, es el vinculado a un escándalo que se generó por la revelación del manejo discrecional que hace de la pauta oficial el secretario de Comunicación de Jujuy, Raúl García Goyena. El funcionario dijo a una productora de Radio Universidad que no le daría pauta oficial a su programa porque tenía problemas con ese medio (dependiente de la Universidad Nacional de Jujuy). Puntualmente se refirió a la difusión del caso de Milagro Sala. Cuando los dichos de García Goyena fueron difundidos, Héctor Espinosa, periodista del programa que solicitaba la pauta, fue forzado a tomarse una “licencia”.

«La libertad de prensa, ese valor democrático por excelencia, ha quedado reducido por estos días a un peligroso juego de apariencias que se mide con la mezquina vara de la conveniencia. Conveniencia empresaria que es también política; posiciones oficiales que mal maquillan lo que realmente se piensa o se hace», afirmaron los trabajadores de prensa en el comunicado. Y sostuvieron que no los únicos ni los principales afectados por la situación, sino que los ataques a la libertad de prensa cercenan «el derecho a informarse a través de la mayor pluralidad de voces» de la ciudadanía de Jujuy.

«Exigimos que cesen las presiones y amenazas, que se garantice el derecho a la publicación de informaciones y opiniones, y que se establezcan reglas claras, explícitas y por escrito para la distribución de la pauta oficial», sostuvieron los periodistas, que proponen trabajar en un proyecto para que la misma quede establecida por ley, «de modo que el Estado provincial y los municipios deban manejarse de acuerdo a esa normativa, con independencia del signo político que eventualmente tengan».

El comunicado concluye que por el «miedo» que tienen a raíz de la persecución laboral y por la vulnerabilidad del derecho a la libertad de prensa, es que se vieron forzados a difundir la situación, «en este hoy en donde algunos quieren un periodismo ‘de rodillas'».

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas