Nacionales

20 abril, 2017

Mesas seccionales y llamados a la unidad: el PJ se rearma en territorio bonaerense

Luego de un 2016 con rupturas y críticas por la derrota presidencial de Daniel Scioli ante Mauricio Macri, el Partido Justicialista busca volver a posicionarse como alternativa en la Provincia de Buenos Aires. Los armados seccionales y la discusión entre internas o lista de unidad.

Con el recuerdo aún presente del recientemente fallecido Alberto Balestrini, el peronismo de la provincia de Buenos Aires comienza a mostrar un importante grado de actividad. Comisiones, reuniones y fotos son la tónica cotidiana de un partido que aún se debate la derrota presidencial de 2015 y la generación de liderazgos.

Mientras los principales referentes del partido caminan la provincia, tejen algunas alianzas y destejen otras, más abajo los referentes locales buscan como rearmarse en aquellos distritos donde no se pudo retener la intendencia, pasando a retiro en algunos casos a históricos barones del conurbano.

El esquema propuesto para regresar en 2019 a la gestión local pasa por el armado de mesas seccionales conducidas principalmente por los intendentes que gobiernan los municipios de cada sección.

Una de estas situaciones se comenzó a desarrollar en La Plata, el partido que hoy está en manos de Julio Garro de Cambiemos. Con una reunión en la sede de la calle Matheu, en Capital Federal, la Comisión de Acción Política del Partido Justicialista (PJ) bonaerense reunió bajo la conducción de su titular, Fernando Espinoza, a los ex intendentes platenses, Julio Alak y Pablo Bruera, el sindicalista Omar Plaini, el diputado nacional Gustavo Arrireta, así como al ex jefe de Gabinete de Daniel Scioli, Alberto Pérez. La reunión también incluyó al representante de La Cámpora, Martín Alaniz.

En la reunión se acordó darle lugar a la Comisión de Acción política local para que se convierta en el espacio de donde salga la o las listas que compitan de cara a las elecciones de octubre.

A la par de estas reuniones, Bruera comenzó a mostrarse activo, recorriendo La Plata junto a Daniel Scioli (aunque dialoga también con Florencio Randazzo) y construyendo un espacio político que definió como “PJ 54”. La apuesta del ex intendente pasa por presentar a su hermano, Gabriel Bruera, y dirimir la conducción platense en una interna con la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout.

Un camino similar busca recorrer el PJ de Quilmes. Luego de dos mandatos consecutivos del referente local de la Unión Obrera Metalúrgica, Francisco “Barba” Gutiérrez, la intendencia del partido ubicado en el sur del conurbano cayó en manos del ex chef Martiniano Molina (Cambiemos).

Bajo el auspicio de los intendentes de Berazategui, Patricio Mussi, Florencio Varela, Julio Pereyra y Avellaneda, Jorge Ferraresi, hoy armadores en la tercera sección electoral, comenzaron los intentos para reunificar al partido.

Este mismo viernes se verán las caras en Berazategui el sector del propio “Barba” Gutiérrez, Mayra Mendoza de La Cámpora, Daniel Gurzi de “Juntos por Quilmes”, Alberto de Fazio, integrante de la mesa chica del sciolismo y Mario Lozano, ex rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

En otro distrito clave de la tercera sección electoral, Lanús, el ex intendente local, Darío Díaz Pérez, apuntó también a la unidad del PJ y realizó un llamamiento señalando: “Ahora más que nunca es importante la unidad para enfrentar este enemigo que el pueblo está teniendo y que está confrontando contra sus intereses y tranquilidad que es el programa de Mauricio Macri, por lo cual, nos obliga a que toda la dirigencia y los cuadros políticos no pierda más tiempo”.

La situación parece encaminarse luego de un 2016 con críticas y divisiones entre los sectores del propio Díaz Pérez y los que reportan al candidato a intendente en 2015 e integrante de La Cámpora, Julián Álvarez.

La mesa seccional también hizo su debut en la primera sección electoral, con la presencia de los intendentes de Walter Festa (Moreno), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan Zabaleta (Hurlingham), Juan Ustarroz (Mercedes), Gabriel Katopodis (San Martín) y Ariel Sujarchuk (Escobar).

Entre las prioridades de los referentes locales aparecen los municipios de Pilar, hoy en manos de Nicolás Ducoté (Cambiemos) y Tres de Febrero con Diego Valenzuela (Cambiemos), quien pasó al frente tras derrotar al histórico Hugo Curto.

Pendientes de lo que suceda aguas arriba con las definiciones que involucran a la ex presidenta Cristina Fernández y a un cada vez más presente Florencio Randazzo, los intendentes y dirigentes locales del peronismo se pusieron al frente de la tarea de reconstruir la territorialidad perdida luego de dos derrotas electorales consecutivas en 2013 y 2015.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas