Nacionales

18 abril, 2017

La Justicia suspendió el desalojo del Bauen, ¿y ahora?

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Ciudad de Buenos dictó una medida cautelar favorable a los trabajadores del Hotel Bauen. Suspendió así el desalojo que tenía fecha para este miércoles 19 de abril.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Ciudad de Buenos dictó una medida cautelar favorable a los trabajadores del Hotel Bauen. Suspendió así el desalojo que tenía fecha para este miércoles 19 de abril.

El Juzgado Comercial N° 9 había dictado la orden de desalojo. La decisión fue tomada por la jueza a cargo, María Paula Hualde, quien remitió un escrito al gobierno de la Ciudad ante “la eventual necesidad de contar con el apoyo de las fuerzas de seguridad”.  La Sala C de la Cámara entendió que Hualde había cometido un error al rechazar la apelación y por eso decidió frenar su orden de forma temporal. Frente a esta situación los trabajadores, que hace 14 años que conforman una cooperativa, se mantienen en estado de alerta.

Andrés Ruggeri, consultado por el programa «Llevalo Puesto» de FM La Tribu, dijo que el Bauen “es una de las empresas recuperadas más importantes del país. Un hotel que hoy tiene 130 trabajadores y que en el 2003, al inicio de la recuperación, contaba con 30. Es decir, creó 100 puestos de trabajo. Por eso dentro del Movimiento de Empresas Recuperadas a nivel nacional es una experiencia emblemática”.

Ruggeri es antropólogo social y director desde el año 2002 del programa Facultad Abierta, un programa de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA que apoya, asesora e investiga con las empresas recuperadas por los trabajadores.

El antropólogo explicó que “desde el año 2000, cuando ocurre la primera expropiación en el país, se han expropiado un montón de empresas a favor de los trabajadores. La cuestión con el Bauen es que la antigua patronal, el grupo Iurcovich, ha estado muy pendiente de la situación. Inicia con maniobras de vaciamiento y la misma construcción del hotel tiene un origen fraudulento». Los antiguos dueños del hotel cooperativo «han impedido la expropiación en el ámbito porteño durante los gobiernos del PRO». Finalmente se aprobó en Diputados, en las últimas sesiones del año 2015, un proyecto en el Congreso Nacional y, el año pasado también en las últimas sesiones, se aprobó el proyecto en el Senado. «Cuando se convirtió en ley, el presidente Mauricio Macri la vetó”, contó Ruggeri.

La historia del Bauen inicia mal. El hotel fue fundado durante la dictadura y en ese tramo cambió cinco veces de razón social. Despedían trabajadores y los volvían a tomar para que perdieran los derechos laborales.

Horacio Lalli empezó a trabajar en el Bauen en 1999 como recepcionista. Venía de trabajar 10 años en el Hotel Panamericano. El 28 de diciembre del 2001, cuando los dueños decidieron cerrar las puertas, salió a la calle junto a sus compañeros a reclamar sueldos y aguinaldos atrasados. Y el 21 de marzo del 2003 fue socio fundador de la cooperativa que recuperó la empresa.

Lalli, consultado por «Con el pie izquierdo» (Radio Sur 88.3), detalló que la decisión judicial de primera instancia encuentra a los trabajadores “firmes y fuertes». «Nos encuentra con una historia de 14 años de trabajo ininterrumpidos, abrazados a organizaciones sociales y culturales, al barrio, a las universidades, a las organizaciones gremiales». «Nosotros vamos a resistir la medida de desalojo como lo hemos hecho siempre, a través del trabajo”.

Empresas recuperadas en tiempos de Macri

La situación del Bauen no puede leerse de forma aislada. El gobierno del PRO se vale de distintas estrategias para acorralar a las recuperadas. Según Ruggeri el mecanismo del macrismo ante estas empresas es “presionar sobre los casos más complicados jurídicamente o más débiles”. Esa fue la actitud de  Macri siendo jefe de gobierno de la Ciudad y es lo que repiten ahora Horacio Rodríguez Larreta en ese mismo ámbito y María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. De esta forma logran obturar mediante el veto cualquier solución legislativa que pueda traducirse en expropiación.

Y ante posibles nuevas recuperaciones de empresas intentan evitar que se produzca la ocupación directamente con la policía. “Lo que genera una connivencia explícita -sostiene Ruggeri- entre las patronales que están vaciando las empresas y el poder político a través de las fuerzas represivas”.

Foto: Gustavo Pantano

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas