Medio Oriente

7 abril, 2017

Estados Unidos lanzó 59 misiles contra Siria

Desde embarcaciones situadas en el Mar Mediterráneo las fuerzas armadas estadounidenses lanzaron este jueves 59 misiles Tomahawk hacia Siria. El ataque, dicen desde Washington, es en respuesta al supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno de Bashar Al Assad el pasado martes en Jan Sheijun.

Desde embarcaciones situadas en el Mar Mediterráneo las fuerzas armadas estadounidenses lanzaron este jueves 59 misiles Tomahawk hacia Siria. El ataque, dicen desde Washington, es en respuesta al supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno de Bashar Al Assad el pasado martes en Jan Sheijun.

Desde el Estado de Florida, donde se reunió con el primer mandatario chino, Xi Jinping este jueves, Donald Trump afirmó que el ataque es lo más «conveniente para la seguridad nacional» de EE.UU y llamó a «las naciones civilizadas» a unirse a su ofensiva para conseguir el «fin del derramamiento de sangre en Siria y también para poner fin al terrorismo de todo tipo».

Los misiles impactaron a las 3.40 de la madrugada siria en una base aérea de las fuerzas armadas ubicada en Shayrat, provincia de Homs, según anunció el Pentágono. Desde allí, de acuerdo al gobierno estadounidense, habrían despegado los aviones con armas químicas dirigidas contra Jan Sheijun (provincia de Idlib) el pasado martes. Las autoridades sirias ya habían negado categóricamente su responsabilidad sobre esos hechos en los que, por lo menos, 58 personas murieron y 400 resultaron heridas.

Este jueves, Walid Muallem, ministro de Exteriores sirio, declaró que desde el gobierno habían informado a la ONU «sobre las sustancias químicas que se importaron desde Turquía a los terroristas en Siria y, específicamente, se trata del este de Alepo». Además, remarcó que el ejército de Siria «no ha utilizado ni utilizará jamás» armas químicas contra su propio pueblo, «ni siquiera» contra rebeldes y yihadistas.

De hecho, desde el Ministerio de Defensa de Rusia sostuvieron que en realidad la Fuerza Aérea Árabe Siria destruyó un depósito con armas químicas perteneciente a los terroristas y que la sustancia tóxica sería la misma que la utilizada en Alepo. Ni Naciones Unidas, ni la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), por otro lado, han emitido aún un informe al respecto.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, afimó que EE.UU. tiene un «alto grado de seguridad» sobre la responsabilidad de Al Assad en el uso de armas químicas y que «el ataque fue proporcional». Vale mencionar que desde lo ocurrido el martes, el Pentágono se encuentra analizando opciones militares y este mismo jueves anticipó que intervendría con fuerza, aún con la advertencia rusa de que un ataque tendría «consecuencias negativas». Tillerson también planteó que “el papel de Al Assad en el futuro es claramente incierto, con los actos que ha tomado parecería que no hay un papel para que él gobierne al pueblo sirio”, a contramano de los dichos de Trump de la semana pasada que planteaban que Siria «no era una prioridad».

«Si hay una acción militar, toda la responsabilidad recaerá sobre los que hayan iniciado una empresa tan trágica y dudosa», había sostenido el embajador ruso ante la ONU, Vladimir Safronkov, antes que estados unidos lanzara los misiles.

En sentido contrario, el Alto Comité negociador de la Oposición Siria apoyó el avance estadounidense y afirmó que «es sumamente importante que la comunidad internacional y EE.UU. avancen contra el régimen de Al Assad en todos los frentes, incluido el político y el militar». Otro de los actores de peso en el conflicto, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se comprometió este jueves a ayudar a Washington en acciones contra el gobierno sirio.

Dentro de EE.UU. el bombardeo también recibió apoyos, como por ejemplo el de la ex contendiente de Trump en la elección presidencial, Hillary Clinton. Desde el episodio aún por esclarecer del martes pasado, dijo que debería limitarse el uso del espacio aéreo en Siria, en sintonía con lo planteado en la campaña electoral y que Estados Unidos debería tener «más voluntad» de enfrentamiento hacia Al Assad.

Estados Unidos cuenta con alrededor de 35 mil tropas en la región, según el centro de estudios Heritage, la VI Flota en el puerto de Nápoles, los buques «USS Porter» y «USS Ross» y el buque de asalto anfibio «USS Mesa Verde», en la parte oriental del Mediterráneo y la V Flota en Bahréin. Además, el portaaviones «USS George H. W. Bush» se encuentra en el Golfo. A eso se suman por lo menos cinco bases militares en distintos puntos de Medio Oriente, siendo la más cercana al conflicto actual la de Incirlik, al sur de Turquía.

El conflicto en Siria no parece enfriarse -como algunos analistas suponían después de la asunción de Trump- sino todo lo contrario.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas