Derechos Humanos

16 marzo, 2017

Piden investigar a la policía por la represión del 8 de marzo

La Procuvin emitió un dictamen en el que solicitan que se investiguen los hechos ocurridos el 8 de marzo pasado luego de la movilización por los derechos de las mujeres. Aseguró que se trató de casos de violencia institucional y que se deben determinar las responsabilidades de las fuerzas de seguridad.

La Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) emitió un dictamen este jueves en el que solicitan que se investiguen los hechos «delictivos» ocurridos el 8 de marzo pasado luego de la movilización por los derechos de las mujeres. Aseguró que se trató de casos de violencia institucional y que se deben determinar las responsabilidades de las fuerzas de seguridad.

El documento fue presentado en el marco del expediente que lleva adelante Laura Belloqui, titular de la Fiscalía Criminal y Correccional N°59. En él se expresan las declaraciones de víctimas y testigos de la represión ocurrida el 8 de marzo por la noche en las inmediaciones de la Plaza de Mayo. Contiene además las conclusiones preliminares de la Procuvin sobre el carácter delictivo del accionar policial.

De acuerdo al escrito, hubo varios momentos donde la intervención policial se dio de forma irregular aquel día. El primero, «cuando efectivos de la Policía de la Ciudad arrojaron gases lacrimógenos, gas pimienta y proyectiles antitumulto –desde corta distancia- que lesionaron a varios de los presentes», según publicó la página web del Ministerio Público Fiscal.

Luego vinieron las «detenciones arbitrarias, violentas e irregulares», ya que según especificaron desde la fiscalía, los efectivos «no se identificaban o apresaban, entre varios, a gente que no estaba relacionada con el principio de incendio que se había iniciado en la puerta de la Catedral».

A continuación, la Procuvin subraya el accionar de un camión hidrante en la intersección de Bolívar y Diagonal Sur, donde también «detenciones violentas e ilegales y algunas de las víctimas fueron rociadas con gas pimienta o llevadas a la rastra entre varios efectivos policiales».

En tercer lugar, el dictamen de la Procuraduría especializada (a cargo de Félix Crous) analiza lo sucedido alrededor de las 22hs., cuando un grupo de mujeres que cenaba en una pizzería de la calle Perú fue «increpado por la Policía para abandonar el lugar».

En relación a estos hechos, el texto remarca la «ausencia de recaudos especiales por parte aquellos funcionarios encargados de diagramar y coordinar el operativo policial, a fin de resguardar la integridad física y garantizar el ejercicio del derecho de reunión por parte de aquellas personas que se encontraban manifestándose en forma pacífica».

Pero además, sumó a los hechos a investigar, el maltrato cometido hacia las detenidas, y afirmó que, estudiando el relato de las víctimas, se puede hablar de que las fuerzas policiales cometieron apremios Ilegales y requisas vejatorias en las Comisarías 1ª y 30ª y en la Comuna 4ª.

El texto publicado por Fiscales.gob.ar concluye que esta violencia una vez detenidas fue motivada «por razones de género y odio hacia la orientación sexual de las víctimas”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas