Mundo Gremial

14 marzo, 2017

Petroleros lograron frenar suspensiones en Cerro Dragón

Pan American Energy amenazó con bajar seis equipos de perforación del yacimiento, pero el lunes se logró frenar la medida. De todos modos, los petroleros del Golfo San Jorge siguen en alerta hasta fin de mes exigiendo un plan de inversiones e incentivos similar a los propuestos para la cuenca neuquina.

A última hora de la tarde de ayer los petroleros del yacimiento Cerro Dragón lograron torcerle la mano a Pan American Energy (PAE), que había amenazado con “bajar” seis equipos de trabajadores de perforación de la empresa contratista DLS. Carlos Gómez, secretario adjunto del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, afirma que se trata de un chantaje empresario para obtener un precio de gas diferenciado similar al de Vaca Muerta.

Cerro Dragón es un yacimiento petrolífero de más de 3 mil kilómetros cuadrados que se ubica entre las provincias de Chubut y Santa Cruz, en el Golfo San Jorge, sobre la ruta nacional 26, a 70 km. de Comodoro Rivadavia. Es el mayor yacimiento petrolero del país y el tercero en producción de gas. Posee más de 2.900 pozos de perforación y en 2014 empleaba más de 8 mil trabajadores. Es operado desde 1997 por PAE, que renovó concesión en 2007. PAE es el resultado de la fusión de Bridas (familia Bulgheroni) que posee un 40% del paquete accionario y Amoco Corp. (actual British Petroleum) que es dueña del resto.

El sindicato ya se encontraba en alerta ante el riesgo de hasta tres mil despidos en operadoras y contratistas de la Cuenca del Golfo San Jorge, por lo que en el plenario del pasado viernes había resuelto darle al Gobierno nacional y a las empresas plazo hasta el próximo 30 de marzo para que se confirme un plan de inversiones e incentivos petroleros en la región, llamado Plan Gas. De no avanzarse en este plan, a partir del 3 de abril se avanzaría en acciones directas en la perspectiva de un paro general.

Pero, gracias a la iniciativa de PAE, el conflicto estuvo a punto de adelantarse una quincena. Durante el fin de semana, la petrolera había anunciado su decisión de paralizar seis equipos de perforación. Gómez cuestionó que la operadora esté “ensuciando la cancha” en un momento crítico de las negociaciones con el Estado nacional: “Se da el lujo de dar la orden de bajar equipos sabiendo que justamente se está esperando que se prenda una mecha para que se arme el estallido social en Comodoro”.

Finalmente, ante la amenaza de paralización total de Cerro Dragón, a última hora de la tarde de este lunes directivos de la empresa confirmaron que dejaban sin efecto el recorte de personal. Jorge Ávila, secretario General de los petroleros, confirmó el acuerdo: “Los equipos van a volver a estar casi todos en situación normal. Todo el mundo va a subir a trabajar y se van a reconocer los días que estuvieron parados los equipos y hay buena posibilidad de poder arreglar su situación”. Y agregó: “La mirada está puesta en el Plan Gas, que siempre anunciamos que no era un beneficio para Chubut sino solo para mantener la cantidad de equipos que teníamos. Si no se consigue de acá al 30 de marzo, si se paralizan los equipos el yacimiento quedará en jaque”.

Según Gómez, las amenazas de PAE respecto de la reducción de personal obedecen a una maniobra de la empresa que utiliza los puestos de trabajo y su impacto sobre la población de Comodoro como moneda de cambio para obtener del Estado un precio diferenciado del gas en boca de pozo. Según el sindicalista, la empresa está “permanentemente aprovechando la crisis y extorsionando a los trabajadores con la flexibilización laboral y reducir cuadrillas” para que se le reconozca el mismo precio diferenciado que tiene el yacimiento de Vaca Muerta.

El dirigente también le exige al Gobierno nacional y al Ministerio de Energía de la Nación conducido por Juan José Aranguren que haga algo más que exigirle a las operadoras más “flexibilización y despidos masivos”. Especialmente que “sea claro con su política energética” y plantee igualdad de condiciones para las explotaciones petroleras del Golfo San Jorge y las de Cuenca Neuquina en materia de incentivos a la producción, sobre todo en materia gasífera, pero también en cuanto a la cotización del crudo.

«YPF y todas las que van a invertir en Vaca Muerta van con precio de 7,5 dólares el millón de BTU, más el precio diferenciado de 10 dólares por encima del crudo Escalante, y a nosotros en Chubut nos dejan únicamente con la posibilidad de aprobar una flexibilización laboral con 34 a 36 artículos convencionales que apuntan a reducir el trabajo, el salario y las cuadrillas, y habilitar la libreta de desempleos», explica.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas